La Junta de Castilla-La Mancha da marcha atrás sobre la suspensión de las reuniones con el PP

La Junta niega que se estén destruyendo documentos oficiales

Bono ve la situación complicada, pero dice que "para pagar las nóminas hay"

El PP denuncia: se estan "ocultando datos" y la situación económica es de "bancarrota"

El consejero de Presidencia dice que el pago de las nóminas no está en peligro

Marcelino Iglesias acusa al PP de "gamberrismo político" para justificar sus recortes

nacional

| 06.06.2011 - 09:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El consejero de Presidencia en funciones, Santiago Moreno, se reunirá mañana martes con el secretario general del PP de Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, para hablar sobre asuntos relacionados con el proceso de traspaso de poderes en la comunidad autónoma, en un encuentro que estaba fijado con anterioridad. Moreno ha explicado que la reunión se había concertado dentro del proceso de traspaso de poderes y que se celebrará a las 12:00 horas en las Cortes de Castilla-La Mancha.

Se ha mostrado sorprendido por que se haya dicho que se han roto las negociaciones para el traspaso de poderes y ha aclarado que lo que ya no se va a hacer es seguir manteniendo las reuniones puntuales entre responsables de las distintas consejerías y representantes del Partido Popular. Se trataba de unas reuniones que el Gobierno en funciones había aceptado celebrar "de buena fe", para dar información a los responsables del PP a petición de este partido.

Moreno ha recordado que los traspasos "se hacen de gobierno saliente a gobierno entrante, en ningún caso de un gobierno a un partido político". No obstante ha asegurado que, como responsable de coordinar el traspaso de poderes desde el Gobierno regional, mantendrá con Tirado "todas las reuniones que hagan falta" para tratar asuntos de trámite, hacer aclaraciones o cualquier asunto puntual que pueda surgir.

La Junta de Castilla-La Mancha había anunciado previamente que suspendía definitivamente las reuniones previstas con el Partido Popular para preparar y facilitar el traspaso de poderes, por lo que solamente volvería a reunirse con los 'populares' cuando la presidenta electa, María Dolores de Cospedal, hubiera nombrado a los consejeros de su Gobierno.

Así lo ha asegurado en rueda de prensa el consejero de Presidencia y Administraciones Públicas en funciones, Santiago Moreno, que ha anunciado esta decisión tras de reunirse con los consejeros de la Junta en funciones después de que el PP generase "alarma social" asegurando que Castilla-La Mancha estaba en "quiebra total".

"Las reuniones del Consejo de Gobierno saliente se celebrarán con los consejeros del Gobierno entrante", ha sentenciado Moreno, quien ha añadido que el proceso preparatorio para el traspaso de poderes se ha mantenido "hasta prácticamente culminarse".

RECTIFICACION PUBLICA

Este anuncio de la Junta se produce después de que el PP asegurara que la Junta está en situación de "quiebra total" y que había problemas para pagar a los funcionarios, unas declaraciones que para Moreno son "gravísimas" y por las que ha exigido a los 'populares' una rectificación pública, ya que han generado una alarma "absolutamente injustificada" y pudieran ser "delictivas".

Por ello, ha asegurado que el Gobierno regional daría traslado este mismo lunes al Gabinete Jurídico de la Junta de estas acusaciones que han formulado los 'populares' por si pudieran ser constitutivas de delito y para exigir "las correspondientes" responsabilidades penales.

Moreno desmintió dichas acusaciones, asegurando que el Gobierno a cumplido siempre "escrupulosamente" con el deber de retribuir a los empleados públicos y que tienen sus nóminas aseguradas para este mes "y para los que restan".

El consejero ha argumentado sus palabras señalando que los 275 millones de euros que suponen al mes el pago de estas nóminas quedan cubiertos con la transferencia que hace el Gobierno central por la participación de Castilla-La Mancha en los ingresos del Estado, que asciende a 350 millones.

Moreno también ha desmentido las palabras de los 'populares' sobre la destrucción de documentación por parte de la Junta, afirmando que ningún documento público que forma parte de un expediente administrativo de alguna consejería "ni ha sido destruido ni lo será porque sería un delito".

En este sentido, ha tachado estas afirmaciones del PP de "grave irresponsabilidad impropia de quien quiere asumir tareas de Gobierno", y ha asegurado que "el mínimo respeto a las instituciones democráticas debería llevarles a no formular acusaciones tan graves en las que no ha caído este Gobierno".

PP: SE ESTAN OCULTANDO MUCHOS DATOS

El responsable de economía del PP en Castilla-La Mancha, Marcial Marín, ha afirmado que esta comunidad, con 6.758 millones de deuda, es la región con más deuda y déficit por tercer año consecutivo, lo que deja a las claras una mala gestión que "será la peor herencia que reciba un Gobierno del PP".

Marcial Marín ha insistido este lunes en que el PSOE está "ocultando muchos datos" de su gestión en la comunidad autónoma y ha defendido que los datos de la situación económica de la región demuestran que se encuentra en "bancarrota". En declaraciones a los medios al término de la Junta Directiva Nacional del PP, Marín ha explicado que esta cifra de "deuda real" supone el 19 por ciento del PIB, pero además este saldo negativo se repite por tercer año y arrastra, además, el mayor déficit de España.

Ha precisado que el déficit de la Junta de Comunidades asciende a 800 millones, el del SERCAM a 250, el de los organismos autónomos a 100, cifras que suponen un déficit reconocido de más de 1.200 millones.

Marcial ha añadido que a esto se pueden sumar facturas aún sin contabilizar que pueden disparar la cifra hasta los 2.100 millones.

Sobre el hecho de que se estén destruyendo papeles que avalasen presupuestas irregularidades, Marín ha dicho que "algo les está llegando por parte de funcionarios y gente", y ha reconocido que han recibido información en este sentido e, incluso, "fotos de furgonetas con papel destruido".

A su juicio, "esto deja a las claras que no hay mucha transparencia y que se están ocultando muchos datos".

Precisamente, este lunes el diario ABC señala que sólo en facturas de hospitales la deuda asciende a casi 500 millones de euros, según proveedores afectados.

BONO SALE EN DEFENSA DE BARREDA AUNQUE RECONOCE DIFICULTADES

El presidente del Congreso, José Bono, ha asegurado que no puede aceptar que se esté haciendo algo "ilícito o vergonzoso" en el traspaso al PP del Gobierno de Castilla-La Mancha "conocido" por su presidente, José María Barreda.

Bono se ha expresado así, en declaraciones a Onda Cero, al ser preguntado por las informaciones que indican que el Gobierno castellanomanchego está destruyendo documentos ante el traspaso de poder al PP, vencedor en las elecciones autonómicas del pasado 22 de mayo. "Puede haber un particular", ha continuado el expresidente de Castilla-La Mancha antes de recalcar que "un grano no hace granero".

El presidente del Congreso ha defendido la honradez de Barreda -"no he conocido a nadie más honrado que Barreda", ha señalado- y ha apuntado que ayer habló con él sobre este asunto. "Me decía: ¿Pero Pepe, tú crees que yo voy a autorizar que se lleven papeles? Si no podemos ocultar que la situación es difícil a nivel económico, ni en España ni en Castilla-La Mancha. Si eso es algo... ¿Ocultarlo para hoy y que se vea mañana? No tiene sentido", ha manifestado.

Bono ha admitido que haya "dificultades en los pagos" pero ha añadido que con los 1.122 millones de euros que debe la televisión valenciana, Canal Nou, "se pagan todas las deudas que dice el PP que tenemos en Castilla-La Mancha".

Ha recordado que la deuda de su comunidad "es el 0,8 por ciento de la deuda del Estado" y que mensualmente recibe "de participar en los tributos del Estado" 350 millones de euros, cuando la nómina de los funcionarios "cuesta 275".

"No se puede decir que la deuda no permite pagar la nómina", ha dicho Bono, quien ha reprochado al PP "que base sus acusaciones en suposiciones" porque así pierden valor sus afirmaciones y se genera "alarma".

"Hay una situación financieramente complicada en Castilla-La Mancha y en España, sí. Es cierto, muy complicada, pero no se puede decir que no se puede pagar la nómina porque eso no tiene sentido", ha concluido.

GAMBERRISMO POLÍTICO

Asismismo el "número tres" del PSOE, Marcelino Iglesias, ha acusado al PP de una "deslealtad sin límites" que roza el "gamberrismo político" por criticar la situación económica de algunas comunidades, y ha dicho que se trata de una estrategia de ese partido para justificar los recortes que se propone realizar.

El secretario de Organización del PSOE considera que el comportamiento del PP es "una gravísima irresponsabilidad". Es "una imprudencia importante", ha dicho, confundir papeles particulares con documentación política.

También es una imprudencia y una irresponsabilidad poner en duda los datos económicos de las comunidades cuando España está siendo observada por sus deudores y por el mercado, ha incidido. "Es bueno para todos que nuestras cuentas públicas no estén en duda de nadie", ha avisado, antes de hacer hincapié en que el PP "hace un flaco favor" al cuestionar unas cifras de las que no duda ni la Unión Europea.