El Gobierno entrará como accionista de las cajas si no logran elevar su capital

Cifra en menos de 20.000 millones la necesidad de capitalización

nacional

| 24.01.2011 - 20:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Gobierno entrará como accionista en el capital de las cajas de ahorros y de los bancos que incumplan los nuevos requisitos mínimos de capital que se impondrán las entidades financieras españolas, que tendrán de plazo hasta septiembre de 2011 para lograr en el mercado los fondos necesarios.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, anunció hoy que las nuevas exigencias buscan "restaurar la confianza eliminando cualquier duda que pudiera haber en el mercado sobre la solidez" del sistema financiero y "garantizar la canalización del crédito hacia nuestra economía, familias, y empresas".

El Ejecutivo obligará a las entidades financieras a tener un mínimo de capital básico del 8 % de los activos ponderados por riesgo, que será superior para las entidades que no cotizan y que no tienen una presencia significativa de inversores privados, como ocurre en las cajas de ahorro.

De este modo, el Gobierno adelantará para las entidades financieras españolas los requisitos de capital que establece la nueva normativa bancaria Basilea III, de obligado cumplimiento en 2013

Por su parte, la vicepresidenta dijo que la necesidad de capitalización de las cajas de ahorros no superará los 20.000 millones de euros.

Explicó que el rango de capitalización de las cajas de ahorros españolas no está determinado, ya que todavía no se conocen los resultados de cierre de año del sector financiero.

No obstante, "puedo anticipar que no será superior a los 20.000 millones de euros", dijo la vicepresidenta, quien añadió que esta capitalización no tendrá que ser aportada totalmente por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), ya que "nuestro interés es que parte de ella se obtenga en los mercados privados".