El Gobierno catalán sólo ve posible una consulta pactada con el Estado

ERC sostiene que hay que pensar en avanzar la consulta y no en retrasarla

García Margallo se reune con Artur Más

nacional

| 15.04.2013 - 19:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Govern de la Generalitat sólo ve posible una consulta de autodeterminación en Cataluña si es pactada previamente con el Estado, la única vía que defiende también el PSC, mientras que ERC cree que se debe celebrar "sí o sí" y ve "legítima" incluso una declaración unilateral de independencia.

El día después de que el presidente catalán, Artur Mas, descartara la vía unilateral que se usó en Kosovo, el conseller de Justicia, Germà Gordó, ha afirmado hoy en una conferencia que no ve posible una consulta de independencia sin un acuerdo previo con el Gobierno central y ha apelado a no ir "acelerados" en el proceso.

Gordó, miembro del núcleo duro de Convergència, ha recordado que el pacto de legislatura entre CiU y ERC permite modificar el calendario para la consulta, fijado inicialmente para el año próximo, si así lo recomienda el contexto económico, político y social, y siempre que estén de acuerdo ambas formaciones.

ERC ESPERA QUE A LOS DIRIGENTES DE CiU "NO LES TIEMBLEN LAS PIERNAS"

Lejos de compartir la opinión expresada por Gordó, la portavoz de ERC, Anna Simó, ha avisado de que, con el "escenario" actual, hay que pensar en avanzar la consulta y no en retrasarla, al tiempo que ve "legítima" una declaración unilateral de independencia por parte del Parlament.

Simó ha afirmado que espera que a algunos dirigentes de CiU no les "tiemblen las piernas" y pidan retrasar el proceso soberanista, y ha instado a los dirigentes nacionalistas a que sigan las instrucciones del presidente catalán, el interlocutor válido para ERC.

Por su parte, el PSC, formación a la que el presidente de la Generalitat tendió la mano para que entre en el Govern, ha calificado de "muy razonable" y de "sentido común" que Gordó no vea posible una consulta si no está acordada antes con el Gobierno.

Para el portavoz del PSC, Jaume Collboni, las declaraciones del titular de Justicia ponen en evidencia las discrepancias y contradicciones en el seno de la federación nacionalista: "CiU navega sin hoja de ruta y con la brújula rota", ha concluido.

El líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, ha coincidido con Mas en descartar la opción de que Cataluña apruebe una declaración unilateral de independencia.

Duran ha acusado a ERC de poner "palos en las ruedas" al pacto de legislatura al urgir a celebrar la consulta soberanista y amenazar con no apoyar los presupuestos de la Generalitat y, aunque confía aún en que los republicanos apoyen las cuentas de 2013, ha apuntado que "esto no priva de dialogar con otras fuerzas como el PSC".

GARCÍA MARGALLO: PIDE NEGOCIACION Y CONSENSO PARA REMONTAR LA CRISIS

En pleno debate soberanista, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha visitado hoy Barcelona, en donde ha llamado a la unidad, al diálogo y al consenso entre todas las autonomías y el Gobierno para que España "remonte" como lo hizo en un momento "mucho más difícil" que el actual como fue el de la Transición. Ante el empresariado catalán, García-Margallo ha instado a la "negociación y al consenso" entre todas las autonomías para resolver asuntos pendientes como la financiación.

El ministro ha rechazado un modelo de financiación "singular" para una autonomía, ya que esto no sería beneficioso ni para la propia comunidad, una afirmación que desde algunos sectores se ha visto como contradictorio con los objetivos del PP Catalán.

Por su lado, el portavoz del PPC en el Parlament, Enric Millo, ha acusado a CiU de tener una "ambigüedad calculada" en el debate soberanista que genera confusión e inestabilidad y perjudica por tanto a Cataluña.

"Sería posible que estuviéramos asistiendo a la coexistencia de un doble mensaje desde la misma fuerza política (CiU), y eso sería un engaño flagrante a los catalanes, sería poco ético", ha considerado Millo en rueda de prensa.

Por su parte, el portavoz de Ciutadans, Matías Alonso, ha criticado que el presidente de la Generalitat en lugar de "gobernar" haya iniciado una campaña para explicar el proceso soberanista y ha alertado de una posible declaración unilateral de independencia en el Parlamento catalán al estilo "kosovar".