La desviación del déficit de varias CCAA incrementa el general hasta el 8,9%

Los planes de ajuste de las autonomías ascienden a 18.349 millones de euros

Madrid, Valencia y Castilla y León admiten un déficit superior en 2011

Mantiene el déficit previsto para este año en el 5,3% para el conjunto de las Administraciones y del 1,5% para las Comunidades Autónomas

nacional

| 18.05.2012 - 13:45 h
REDACCIÓN

El Gobierno ha elevado el déficit del Estado en 2011 al 8,9% del PIB, frente al 8,51% anunciado en febrero a la Unión Europea, ha informado el Ministerio de Hacienda en un comunicado.

Este aumento en cuatro décimas para el pasado año, que no afectará a la previsión del 5,3% del PIB para 2012, es consecuencia de la desviación adicional del déficit de las comunidades autónomas en unos 3.000 millones de euros destapada en los Planes de Equilibrio Financiero (PEF) aprobados ayer jueves, así como por la transparencia derivada de la operación de pago a proveedores.

En concreto, Comunidad de Madrid, Comunidad Valenciana y Castilla y León han incluido en los planes resultados de déficit al cierre de 2011 superiores a los comunicados en el avance de liquidación al Ministerio de Hacienda.

Así, la Comunidad de Madrid declaró en un principio un déficit del 1,13% y lo ha elevado al 2,21%, la Comunidad Valenciana presentó inicialmente a Hacienda una desviación del déficit del 3,68% de su PIB, que ha elevado en el plan de ajuste al 4,5%, y Castilla y León ha admitido una desviación del 2,59%, por encima del 2,35% anterior.

El Gobierno ya ha comunicado el nuevo dato a Eurostat y en la información trasladada a la Oficina Estadística de la UE y explica que la desviación se debe al aumento del déficit de la Comunidad de Madrid y de Valencia, y en menor medida a Andalucía y Castilla-León.

Según indica a Eurostat, el Ejecutivo "ha identificado de una manera más correcta el déficit de las CCAA gracias a la operación de pago a proveedores, que ha supuesto una auténtica circularización de deudas pendientes", es decir, un gasto pendiente de pago que no estaba incluido en la comunicación provisional de cierre de 2011 que se hizo el pasado mes de marzo, fecha de vencimiento del plazo de comunicación del avance provisional de las cuentas del sector público.

HACIENDA MANTIENE LAS PREVISIONES PARA ESTE AÑO

Según Hacienda, el déficit previsto para este año se mantendrá en el 5,3% del PIB para el conjunto de las Administraciones y del 1,5% para las Comunidades Autónomas, tal y como estaba previsto, ya que los planes económicos aprobados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera ya tenían en cuenta estas desviaciones.

En este sentido, el departamento que dirige Cristobal Montoro destaca que con la nueva Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y con los Planes Económicos Financieros aprobados en el último CPFF "se puede garantizar que no volverá a haber facturas ocultas en los cajones".

En la misma línea, señala que esto se garantizará gracias al seguimiento mensual en términos de contabilidad nacional y a través de la central de información, lo que permitirá un conocimiento completo de las cuentas del conjunto de las Administraciones Territoriales.

Tras subrayar el esfuerzo de transparencia y justicia que implica el mecanismo de pago a proveedores y que va a suponer el pago en breve de casi 27.000 millones de euros por facturas, desde Hacienda se hace hincapié en que la Ley de Presupuestos para 2012 permitirá ahondar en los objetivos de transparencia e imagen fiel de las cuentas públicas introduciendo pruebas de cumplimiento de auditoría orientadas al control de los saldos de proveedores.

Por ello, reitera que la desviación en el déficit no tendrá impacto en las cuentas de este año y subraya que todas las Comunidades Autónomas están comprometidas con el objetivo de alcanzar el 1,5% de déficit en el 2012.

INFORMACION DEFINITIVA EN SEPTIEMBRE

Con esta comunicación a Eurostat, el Gobierno se adelanta a la información definitiva que será remitida a finales de septiembre, como indica y exige el propio calendario que Eurostat aplica a todos los Estados miembros, una vez completado el proceso de negociación bilateral con cada subsector y que se extiende desde la primera comunicación provisional, en marzo, hasta la definitiva, cuyo plazo vence el próximo mes de septiembre.

Este es el procedimiento habitual que España viene realizando anualmente; en base al mismo se emite el informe de cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria correspondiente al ejercicio inmediato anterior del que se da cuenta al CPFF del mes de octubre.

El nuevo resultado obtenido deriva de operaciones denominadas "one off" (de efecto en un solo ejercicio) porque corresponde a gastos de años anteriores concentrados principalmente en dos comunidades autónomas y en gasto por pago a proveedores.

REACCIONES

Madrid era la única autonomía que supuestamente había logrado el objetivo de finalizar el ejercicio con un déficit inferior al 1,3% del PIB fijado para 2011, al situarlo en un 1,13%.

El consejero de Economía y Hacienda, Percival Manglano, ha avanzado que finalmente la comunidad cerró con un 2,2% de déficit por el desplome de ingresos por la recaída de la economía (unos 2.000 millones menos), el mantenimiento de su gasto en servicios públicos prioritarios y la puesta en marcha del plan de pago a proveedores.

En el caso de la Comunidad Valenciana, el plan recoge un déficit en 2011 ocho décimas superior al comunicado inicialmente a Hacienda y que se sitúa en el 4,5% del PIB, debido a la inclusión del plan autonómico de pago a proveedores.

En el plan de Castilla y León también se ha cifrado finalmente el déficit autonómico en 2011 en un 2,59%, frente al provisional del 2,35% comunicado por el Gobierno regional.

Tras hacerse público, el documento de reequilibrio de la Xunta ha provocado alguna confusión al incluir el efecto de las liquidaciones negativas de años anteriores, que no computan como déficit, por lo que el Gobierno gallego ha reiterado que cerró con un déficit del 1,61% del PIB.

Las comunidades se comprometieron ayer en el Consejo de Política Fiscal con el objetivo del 1,5% de déficit para 2012 mediante la aprobación de sus planes de reequilibrio -a excepción del de Asturias- que incluyen un ahorro total de 18.349 millones de euros.

Horas antes de que se publicaran íntegramente los planes de reequilibrio de las comunidades, la vicepresidenta del Gobierno había hecho una "valoración sumamente positiva" de la reunión del máximo órgano de coordinación de la actividad financiera entre el Gobierno y las autonomías.

En su opinión, fue un "hito muy importante" para el Estado autonómico y supone un "auténtico pacto de Estado" al coincidir todos sus miembros en "un objetivo de nación: controlar el déficit para salir de la crisis".

El Gobierno entiende que este acuerdo de las comunidades evidencia la viabilidad del Estado de las autonomías, "que es capaz de marcarse objetivos comunes" y de fortalecer la unidad de sus miembros para conseguir el control de las cuentas públicas.

Con la aprobación de estos planes de ajuste por parte del CPFF, se ha puesto en marcha el control mensual y trimestral de las cuentas públicas previsto en la ley de estabilidad presupuestaria.

En la reunión del Consejo, los planes de Asturias y de Andalucía fueron los puntos que suscitaron más debate. El plan de la Junta salió adelante finalmente a cambio de reservar una partida de 300 millones de euros por si no recibe esa cantidad de los fondos europeos como tiene previsto.

El presidente andaluz, José Antonio Griñán, ha tildado de "injusto" el trato recibido por su comunidad y ha avisado al Gobierno de que "poniendo en duda" a las comunidades "no se fortalece el valor de España".

En el caso de Asturias, esta comunidad dispone de un plazo de 15 días para presentar un nuevo plan económico-financiero que contemple un ajuste de 616 millones de euros, tras no aprobarse el enviado por el Gobierno en funciones.

En el acuerdo de legislatura suscrito por el PSOE y UPyD hoy se garantiza el cumplimiento de estas exigencias de reducción del déficit público.

Desde la Generalitat de Cataluña se ha celebrado la aprobación de su plan porque reconoce la "existencia" de la deuda de 211 millones de euros por la liquidación de 2009 de las inversiones estatales previstas en el Estatut, aunque no se saldará hasta que haya disponibilidad financiera.

También ha celebrado la aprobación de su plan el jefe del Ejecutivo murciano, Ramón Luis Valcárcel, que ha subrayado que han hecho las "cosas bien, con responsabilidad", pero también "con dolor" para poder pasar del déficit del 4,33% del pasado año al 1,5% en 2012.

En La Rioja solo tendrán que ajustar 75,4 millones de euros, el 0,4% del total de las autonomías, y en Extremadura se tramitará como proyecto de ley su plan porque el Gobierno regional quiere sumar a IU y al PSOE al acuerdo.