El Gobierno aprueba el Plan PIVE 5 dotado con 175 millones de euros

nacional

| 10.01.2014 - 14:15 h
REDACCIÓN

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el Plan PIVE 5 de incentivos a la adquisición de automóviles, dotado con un presupuesto de 175 millones de euros que el Gobierno considera suficientes para cubrir todo el año 2014 y que permitirán renovar 175.000 vehículos. Así lo ha anunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, quien ha explicado que las cinco ediciones de los PIVE permitirán renovar 365.000 vehículos y generarán una recaudación fiscal de mil millones de euros.

Sáenz de Santamaría concretó que las cuatro primeras ediciones de estos planes de incentivos han permitido mantener o crear un total de 10.000 puestos de trabajo, a los que se sumarán otros 4.500 empleos con el PIVE 5, incluyendo fabricantes, componentes y distribución. Además, los programas han evitado la emisión de 161.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

La vicepresidenta destacó la contribución del automóvil a la recuperación de la economía y la importancia de los planes PIVE en el impulso a la fabricación en las factorías españolas, pues el 60% de los coches acogidos al plan son de producción nacional.

1.500 MILLONES DE INVERSION EN 2014

En este sentido, hizo hincapié en que el automóvil es un sector "pujante y atractivo" para la inversión extranjera. De hecho, las inversiones comprometidas en las fábricas españolas se elevan a 3.500 millones en los últimos años, a los que se sumarán otros 1.500 millones en 2014.

"Estos planes han contribuido a la renovación del parque, están aumentando sus condiciones de seguridad y eficiencia energética y tienen un impacto positivo en la economía", argumentó Sáenz de Santamaría, quien subrayó asimismo que desde septiembre de 2013 el mercado automovilístico acumula un crecimiento "excepcional" del 30% cada mes.

AUMENTO DE LA INVERSION EXTRANJERA

Según la vicepresidenta, "sectores como el del automóvil están contribuyendo a que España supere la recesión" y son fundamentales para el crecimiento de la inversión extranjera, que se ha multiplicado por tres en dos años. "Consideramos importante apoyar a sectores que crean empleo, dinamizan la economía y atraen inversión extranjera, generando al mismo tiempo ganancia de competitividad", concluyó Sáenz de Santamaría.