El Gobierno analizará cómo recurrir la nueva consulta que plantea Mas

Rajoy calificó primera hora de "excelente noticia" la retirada de la consulta anunciada anoche

Fernández Díaz acusa a Mas de "traspasar el límite del ridículo"

nacional

| 14.10.2014 - 09:44 h
REDACCIÓN

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha avanzado que el Gobierno va a analizar cómo actuar ante la nueva consulta que plantea el presidente de la Generalitat, Artur Mas, y ha recordado que el propio Consejo de Estado ya dejó claro en su dictamen que el Gobierno catalán no puede utilizar los artículos de la Ley de Consultas relativos a encuestas y procesos de participación ciudadana para "otro tipo de cosas".A

sí lo ha manifestado la 'número dos' del Ejecutivo antes de participar en un acto con entidades del Tercer Sector organizado por la agencia Servimedia al ser preguntada si el Ejecutivo del PP puede recurrir la nueva consulta que plantea Mas, quien ya ha recalcado que el 9 de noviembre habrá "locales abiertos, urnas y papeletas".

Santamaría ha emplazado al presidente catalán a a "reflexionar" porque "no puede someter a los catalanes a las tensiones y vaivenes" a las que les tiene acostumbrados. "Eso no es propio de un dirigente político", ha enfatizado, para añadir que "incumplir la ley y saltarse el marco de convivencia lleva tanto a Cataluña como a él a una situación que "no es sostenible".

"El presidente de la Generalitat tiene que reflexionar. Precisamente él, su Gobierno y sus socios están en esta situación por abrir caminos contrarios a la ley. Antes de hacer nuevas propuestas tendría que atender a esto", ha declarado la vicepresidenta a los periodistas.

EL CONSEJO DE ESTADO YA SE PRONUNCIO

Al ser preguntada si el Gobierno puede recurrir el nuevo paso de Mas, Sáenz de Santamaría ha dicho que el Gobierno lo estudiará "con tranquilidad". Eso sí, ha recordado que cuando el Ejecutivo elevó la consulta al Consejo de Estado "expresamente" preguntó sobre el Título III de la Ley de Consultas, que se refiere a encuestas y procesos de participación ciudadana y cuyos artículos no están impugnados por el Gobierno ante el Tribunal Constitucional.

"Nos dijo el Consejo de Estado que había que tener presente para que se utilizaba ese Título III, que solo puede utilizarse para lo que de acuerdo con nuestra Constitución se permiten ese tipo de encuestas o de actuaciones, pero no para ninguna otra cosa", ha enfatizado, para añadir que el Gobierno ya preveía entonces que la Generalitat pudiera tener esta "nueva ocurrencia".

FERNÁNDEZ DÍAZ: MAS HA TRASPASADO EL LÍMITE DEL RIDICULO

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha hecho unas declaraciones este martes en la sede de su Departamento donde ha acusado de ser un "problema" al presidente de la Generalitat, Artur Mas, y ha dicho que "ha traspasado el límite del ridículo" con el anuncio esta mañana de una consulta alternativa para el próximo 9 de noviembre.

"El presidente de la Generalitat, Artur Mas, en reiteradas ocasiones había dicho que para hacer posible esta consulta del 9N pondría a contribución de ese objetivo todo lo necesario, pero que la Generalitat podría hacer de todo menos una cosa que es el ridículo, sinceramente creo que hoy ese límite se ha traspasado: el del ridículo", ha dicho.

Al ser preguntado acerca de si el Gobierno tiene mecanismos suficientes para evitar esa consulta anunciada ha recordado que el Tribunal Constitucional "se manifestó con toda claridad" y por tanto la Generalitat ya no tiene una ley a la que se pueda acoger para convocar la consulta. "Por lo que estamos en una ficción legal que no se merecen ni los españoles ni los catalanes que ya tienen suficientes problemas para que los dirigentes políticos en lugar de formar parte de la solución formen parte del problema". "Y hay algún dirigente que con sus iniciativas está formando más parte del problema que de la solución", ha zanjado.

En relación al papel de los Mossos d'Esquadra, el ministro ha dicho que "el conseller de Interior de la Generalitat, Ramón Espadaler, declaró que los Mossos no se verían obligados a obedecer al Gobierno de la Generalitat o incumplir la ley porque la Generalitat en todo momento cumpliría la ley". "Y yo creo al conseller y no tengo duda que los Mossos van a cumplir y a hacer cumplir la ley. Entiendo por ley la que hay en España", ha añadido.

REACCIÓN DE RAJOY ANTE LA RETIRADA DE LA CONSULTA REALIZADA LA NOCHE ANTERIOR POR MAS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, había considerado a primera hora de hoy, cuando no había comparecido Mas, "una excelente noticia" que no se celebrara la consulta que Artur Mas quería llevar a cabo el próximo 9 de noviembre en Cataluña y reiteró su oferta de diálogo al presidente de la Generalitat pero siempre dentro de la ley.

Rajoy aludió así al proceso soberanista catalán en una jornada organizada por el Financial Times después de que, anoche, Mas descartara celebrar la consulta que tenía prevista para el próximo 9 de noviembre y a la espera de conocer hoy su propuesta alternativa.

El jefe del Ejecutivo se ha referido a esa comparecencia y ha considerado necesario esperar a ella para conocer lo que pretende hacer Mas porque cree que no es bueno "adelantar acontecimientos", pero ha reiterado que, si se confirma, sería "una excelente noticia". En este momento, ha señalado que, como en la vida en general, hay que "mirar hacia el futuro".

"Hay que superar algunas cosas que hemos vivido en los últimos tiempos; creo que debemos dialogar, creo que debemos hablar. Somos muchos los que queremos sinceramente y de corazón vivir juntos porque hemos hecho muchas cosas juntos y muchas más creemos que podemos hacer en un futuro en el que cuanto más grande seas, mejor", ha señalado.

Rajoy se ha mostró dispuesto a "hablar de todo" haciendo hincapié en que jamás se ha negado al diálogo, pero ha precisado que lo más importante ahora es poder construir un proyecto juntos que permita seguir siendo "un gran país".

El presidente del Gobierno ha añadido que España es una democracia, un país avanzado en el que cumplir la ley es una obligación de todos, y más de los que tienen una responsabilidad de gobierno.

Preguntado por la oferta que puede realizar el Gobierno ante la nueva situación, ha insistido en que las únicas que puede hacer son las de futuro, porque, hasta ahora, ha lamentado que a su Ejecutivo sólo se le haya dado por hecho la convocatoria de ese referéndum que no es legal ya no se va a celebrar.

"El Gobierno no puede estar por encima de la ley", ha recalcado Rajoy, quien ha insistido en que es el pueblo español el que tiene la soberanía para adoptar decisiones sobre su futuro como cambiar algunas cuestiones incluidas en la Constitución.

En consecuencia, ha considerado que si los gobernantes pretenden situarse por encima de la ley, se estará dando "un hachazo a la quintaesencia del sistema democrático". El jefe del Ejecutivo se considerado que lo mejor es mirar al futuro y "superar cosas, dialogar y hablar".

"Esa Constitución es la garantía de nuestros derechos y nuestras libertades. Esa Constitución es democracia. Esa Constitución nos permitió entrar en Europa y vivir los años de progreso más importantes de nuestra historia", ha explicado.