El Gobierno afirma que seguirá "trabajando con quien gane las elecciones" en Cataluña

"Una declaración de independencia no es posible, no se va a producir", dice la vicepresidenta

"Dentro de la Constitución y de la ley nos entendemos bien, fuera de la Constitución no hay capacidad de entenderse"

Advierte que el presunto reclutamiento de jueces para formar un Poder Judicial en Cataluña sería recurrido

nacional

| 25.09.2015 - Actualizado: 21:05 h
REDACCIÓN

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, afirmó que seguirán "trabajando con quien quiera que gane las elecciones" el próximo domingo en Cataluña, como han hecho hasta ahora y como lo harán "siempre".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la intervención de la vicepresidenta se centró fundamentalmente en los comicios autonómicos del 27-S en Cataluña, unas elecciones en las que aseguró que tienen "experiencia" dadas las continuas convocatorias que se han producido durante los últimos años.

La número dos del Gobierno recordó que desde el inicio de la legislatura que preside Mariano Rajoy, y mientras que el Ejecutivo central se dedica a trabajar, en Cataluña se han producido dos convocatorias electorales.

"Hemos trabajado por Cataluña con independencia de quien estuviera en el Gobierno de la Generalitat y así lo vamos a seguir haciendo estos días, a partir del lunes y siempre", sentenció cuando se le preguntó por la hoja de ruta que seguirá el Gobierno a partir del próximo lunes.

Afirmó que el domingo "a quienes les corresponde hablar es a los ciudadanos" y que "como Gobierno" seguirán "trabajando con quien quiera que gane esas elecciones y forme gobierno, en la misma línea, defendiendo la Constitución, la legalidad, la necesidad de trabajar para fortalecer la recuperación economía y social y del empleo en Cataluña y en el resto de España".

Preguntada sobre si el presidente Rajoy ha hablado con el líder de la oposición, el socialista Pedro Sánchez, Sáenz de Santamaría no comentó conversación alguna pero sí indicó que "en las opiniones públicas" de ambos una "cosa está clara" y es que "una declaración de independencia no es posible, no se va a producir".

Por otra parte, la vicepresidenta afirmó que "el principal problema que ha tenido el presidente de la Generalitat en todo este tiempo es que no puede exigir a los demás negociar lo que no está en su mano".

A este respecto, explicó que por Moncloa han pasado diferentes presidentes autonómicos con "encuentros fructíferos", cada uno respetando las competencias y trabajando juntos, pero que cuando lo ha hecho Mas "lo que nos ha pedido es que nos saltáramos la ley, la Constitución y la igualdad de todos los españoles".

"Dentro de la Constitución y de la ley nos entendemos y nos entendemos bien, fuera de la Constitución no hay capacidad de entenderse porque eso es una decisión que corresponde del conjunto del pueblo español". "Ni a Mas ni al presidente del Gobierno, que ha jurado cumplir y hacer cumplir la Constitución", agregó.

NACIONALIDAD ESPAÑOLA

Respecto a la polémica que han generado opiniones que aseguran que los ciudadanos de Cataluña podrían mantener la nacionalidad española tras una hipotética declaración de independencia, la vicepresidenta habló también como abogada del Estado e indicó que para tener la nacionalidad previamente se debe reconocer a ese Estado.

A este respecto, señaló que si la comunidad internacional no reconoce, "tú no existes como Estado y, por tanto, la nacionalidad asociada a ese Estado no tiene ningún efecto. Esos ciudadanos podrán seguir teniendo sus derechos reconocidos en otro Estado por la nacionalidad española, no por una nacionalidad que no existe si ese Estado no es reconocido".

"Un gobierno que se declara independiente si no es reconocido, se encuentra en la situación en la que se encuentra", remachó.

RECURSOS AL CONSTITUCIONAL SI SE PRETENDIERA FORMAR UN PODER JUDICIAL INDEPENDIENTE

Sáenz de Santamaría criticó que Mas pretenda crear "estructuras de Estado" cuando a lo largo de esta legislatura "ha demostrado que muchas veces no ha sido capaz de gestionar las estructuras de su comunidad autónoma" y ha tenido que recurrir a instrumentos estatales como el pago a proveedores o el fondo de financiación autonómica.

Por ello, insistió en que, como vienen haciendo con lo que consideran "que está al margen de la Constitución", recurrirán cualquier acción que emprenda la Generalitat y que no se ajuste a la legalidad, como el presunto reclutamiento de jueces para formar un Poder Judicial en Cataluña.

Sáenz de Santamaría recordó que hay tres poderes: el legislativo, el ejecutivo y el judicial y que éste último es "único e independiente" y que "no es posible" que "cada comunidad autónoma o municipio" considere que puede construir uno para aplicar sus leyes.

FINANCIACIÓN

Por otra parte, la vicepresidenta reiteró que el modelo de financiación autonómica será abordado en la próxima legislación porque toca "renovarlo y abordar esos cambios". Y probablemente, dijo, se podrá hacer en un "momento de recuperación económica que nos permita mejorar ese sistema".

No obstante, apuntó que con este sistema lo que se hace es "financiar el Estado del bienestar, y desde luego este Gobierno lo primero que tendrá presente, no son las reclamaciones particulares de los partidos, sino una exigencia de carácter general del conjunto de los españoles. Tener los mejores servicios públicos, sostener nuestro Estado del bienestar, educación , sanidad, servicios sociales, considerando que los ciudadanos tienen que acceder a los mejores servicios, a ser posibles en condiciones de igualdad".