El futuro presidente de Murcia pedirá a su gobierno "menos moqueta y más calle"

Alberto Garre

nacional

| 07.04.2014 - 13:23 h
REDACCIÓN
Más sobre: MurciaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El candidato a presidente de Murcia después de que Ramón Luis Valcárcel presentara su dimisión para ir en las listas europeas del PP, Alberto Garre, ha dicho en su debate de investidura que exigirá a su gobierno "menos moqueta y más calle, más cercanía y menos despacho".

A este primer día del debate de investidura, que finalizará mañana con las réplicas de la oposición y la elección del nuevo jefe del Ejecutivo, han asistido, entre otros, los miembros del Ejecutivo saliente, con su presidente al frente, Ramón Luis Valcárcel, así como un nutrido grupo de representantes de la vida económica y social de la comunidad.

Garre durante su intervención ha asegurado que si es elegido mañana presidente contará con siete consejerías como en 1995, cuando Murcia no tenía las competencias de Sanidad y Educación, y que, según ha dicho, serán Presidencia y Empleo; Economía y Hacienda; Agricultura, Agua y Medio Ambiente; Industria, Turismo, Empresa e Innovación, y Educación, Universidades y Cultura.

Además de Obras Públicas y Ordenación del Territorio, y Sanidad y Política Social.

QUIERE VISITAR ANTES DE JULIO LOS 45 MUNICIPIOS DE LA REGIÓN

El hasta ahora vicepresidente primero de la Asamblea Regional ha anunciado que antes de julio visitará los 45 municipios de la Región para ponerse en contacto con autoridades y agentes sociales, y que empezará por Lorca, al tiempo que ha citado a patronal y sindicatos a un encuentro, que será su primera acción de gobierno, para llegar a acuerdos que estimulen la creación de empleo.

En cuanto a la corrupción política, ha subrayado que es importante "diferenciar entre la limpieza de las ideas y la maldad de algunos hombres".

Con respecto a las infraestructuras ha dicho que la llegada del AVE no se puede condicionar con el soterramiento, "sin perjuicio de hacerlo mas tarde", y sobre el aeropuerto de Corvera ha recordado que el Gobierno ha solicitado a la UE la concesión de un préstamo participativo por 179 millones de euros para cubrir los gastos de explotación.

PRESIDIRÁ UNA COMISIÓN PARA EL EMPLEO

Por otra parte, ha destacado la creación de una Comisión para el Empleo, que él presidirá, con el objetivo de dotar al Ejecutivo de un instrumento de coordinación, así como su apuesta por la formación profesional dual.

"El proyecto reformista de mi gobierno es gobernar para crear empleo", ha afirmado Garre, quien ha añadido que si por él fuera éste sería su "único punto de programa de gobierno en estos momentos", y que la estabilidad presupuestaria será uno de sus compromisos, ya que el objetivo del déficit es "una obligación ineludible".

En este sentido, Garre, para quien es preciso una reforma del sistema de financiación autonómica, ha señalado que, además de los ajustes que ha hecho la Comunidad, se llevará a cabo un programa de racionalización de la Administración, que ajuste el tamaño sin que se resienta el modelo de bienestar social.

"El Gobierno que voy a formar va a caracterizarse por la eficacia, la transparencia, la austeridad, el rigor y la racionalización de los recursos", ha afirmado el que será quinto presidente de Murcia.

Garre también se ha referido al agua con referencias a la desaladora de Escombreras, de la que ha dicho que "no es un capricho" como "sí lo fueron las que construyó el PSOE", y ha agregado que las aportaciones del Tajo no son suficientes para cubrir el déficit estructural.

Por otra parte, ha hecho hincapié en la necesidad de transformar Cartagena en "un importante núcleo" de transportes de mercancías y pasajeros en el Mediterráneo, y ha mostrado su apoyo al Estado de las Autonomías contra "la aspiración secesionista" del nacionalismo catalán, que ha definido como una "lacra" para el país.