El funeral por las víctimas será el 17 de abril en Colonia

El Gobierno prevé celebrar otro funeral de Estado en Barcelona

nacional

| 28.03.2015 - 20:44 h
REDACCIÓN

Alemania recordará con una misa y un acto de Estado el próximo 17 de abril en la catedral de Colonia a las víctimas de la catástrofe aérea del vuelo de Germanwings que se estrelló el pasado martes en los Alpes franceses, informa hoy la prensa local.

Se espera que a la ceremonia acudan la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente germano, Joachim Gauck, así como representantes de Francia, España y de otros países de los que procedían las víctimas.

También los ciudadanos tendrán la posibilidad de participar en este acto en la catedral, que según los primeros datos se programará para las 12.00 hora local (10.00 GMT).

Ya ayer tuvieron lugar las primeras misas tanto en Düsseldorf, la ciudad de destino del vuelo de Germanwings, como en Haltern, la localidad de la que procedían los 16 alumnos y las dos profesoras que regresaban a casa tras participar en un intercambio con un instituto de secundaria de Llinars del Vallès, cerca de Barcelona.

La Fiscalía francesa anunciaba el jueves que el copiloto del avión supuestamente estrelló de manera deliberada el avión con 150 pasajeros a bordo.

OTRO FUNERAL DE ESTADO EN BARCELONA

El Gobierno baraja celebrar un funeral de Estado en Barcelona por las víctimas de la catástrofe aérea en los Alpes franceses después del que se oficiará el 17 de abril en Colonia (Alemania).

Fuentes del Gobierno han informado de que su intención es que el funeral en España sea unos días después del que tenga lugar en la catedral de Colonia, en el que se recordará a las víctimas con una misa y un acto de Estado.

La idea es oficiar funerales en España y Alemania en fechas distintas para facilitar así la presencia en ambos de representantes de los dos países.

En este sentido, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha rendido hoy homenaje desde Málaga a las víctimas del siniestro aéreo en los Alpes franceses y ha elogiado la "extraordinaria" colaboración de Francia con España tras esta catástrofe, que ha asegurado que nunca olvidará.

El presidente catalán, Artur Mas, ha apuntado que "el accidente del Airbus 340, si se confirma la hipótesis, ha sido un crimen, en toda regla".

"Ahora hace falta que estemos al lado de las familias y amigos", ha aseverado Mas en un acto en Taradell (Barcelona), en donde se ha sumado al "llamamiento de las entidades de salud mental, porque no se puede asociar el accidente a la depresión".

El conseller de Interior de la Generalitat, Ramon Espadaler, ha precisado hoy 53 de las víctimas del vuelo de Germanwings, en el que viajaban un total de 150 personas, residían en Cataluña, mientras que la presidenta del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha destacado la colaboración "leal" entre la Generalitat y el Gobierno a raíz de esta tragedia.

En lo que respecta a los familiares de las víctimas, mañana por la mañana estaba previsto que un grupo de familiares, en principio compuesto por cuatro personas, viajase en un vuelo regular desde Barcelona hasta Marsella para visitar el lugar del siniestro, según fuentes de Protección Civil de la Generalitat.

Esas cuatro personas forman parte de dos familias que no viajaron en el primer grupo porque su situación personal no se lo permitía.

Pero fuentes de Germanwings y de Lufthansa han evitado confirmar si está previsto un nuevo traslado de familiares a la zona de la catástrofe, alegando motivos de confidencialidad.

Ambas compañías han emitido esta tarde un comunicado en el que aseguran hablar en nombre de "los familiares y amigos de los pasajeros y la tripulación del vuelo 4U 9525", que dicen que "han solicitado a Lufthansa y a Germanwings que les liberen de la presión mediática", y añade: "Los familiares solicitan a los medios de comunicación que les permitan vivir su dolor en paz".

Entre tanto, continúan las preguntas acerca de las razones que llevaron al copiloto del vuelo de Germanwings, Andreas Lubitz, a estrellar voluntariamente la aeronave contra los Alpes, tal como cree la fiscalía de Marsella, y sobre los trastornos que supuestamente padecía.

Agentes de la policía hallaron en el registro del apartamento en la ciudad alemana de Düsseldorf del copiloto del vuelo siniestrado de Germanwings numerosos medicamentos para tratar un grave trastorno "psicosomático", publica hoy el diario "Die Welt" en su edición digital.

A ello se ha añadido la teoría, apuntada hoy por el diario estadounidense "The New York Times", de que Lubitz sufría además problemas de visión que podrían haber puesto en peligro su trabajo.

Al mismo tiempo, continúa el debate acerca de las medidas de seguridad que podrían haberse tomado para intentar evitar un accidente de este tipo y, a este respecto, el director general de Aviación Civil del Ministerio de Fomento, Luis Ángel Arias, ha asegurado hoy que "España asume que vayan siempre dos personas en la cabina del avión".

"En España, la Agencia Española de Seguridad Aérea (AESA) ha asumido como propia la reciente recomendación de la Agencia Europea de Seguridad (EASA) para que vayan siempre dos personas en la cabina del avión y se les ha trasladado ya a las aerolíneas de nuestro país", según ha asegurado a Expansión.