El fiscal de las 'black' rebaja las penas a los que devolvieron lo gastado

El Fiscal mantiene la `petición de penas a Blesa y Rato pese a devolver el gasto

Los acusados de las "black" defienden que el sistema era legal y heredado

nacional

| 05.12.2016 - 14:00 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El fiscal Anticorrupción Alejandro Luzón ha modificado en parte su escrito inicial de acusación en el juicio contra 65 usuarios de tarjetas black de Caja Madrid, al tener en cuenta el ingreso en las cuentas de Bankia de algunas de las cantidades desembolsadas, lo que modifica a la baja la petición de penas.

Durante la presentación de su informe final de conclusiones, Luzón se ha referido a determinadas operaciones que no fueron autorizadas por los titulares de las tarjetas y a algunas transacciones con tarjetas clonadas. Asimismo, en cuanto a las personas que han efectuado ingresos, se aprecia una atenuante para aquellos que reembolsaron los importes gastados con las tarjetas.

Se trata de Cándido Cerón, José María Arteta Vico, Ildefonso Sánchez Barcoj, Arturo Fernández, Juan Iranzo, Javier López Madrid, Jorge Rábago, Virgilio Zapatero, Ramón Espinar, Jesús Pedroche, Ignacio Navasqués, Buenaventura Zabala, y José Manuel Fernández Norniella, entre otros, pero no incluye a los expresidentes Miguel Blesa y Rodrgo Rato.

Con estas salvedades, el fiscal ha reiterado todo lo que expresó en su escrito inicial de acusación.

En la misma línea que el Ministerio Público se ha manifestado el letrado que ejerce la acusación en nombre del FROB, que atenua la petición de penas a aquellos que han restituido lo gastado y también a tres usuarios algunos de cuyos gastos fueron efectuados con tarjetas clonadas.

El fiscal, al igual que el letrado del FROB, ha considerado como atenuante la clonación de las tarjetas de De la Riva y Arteta Vico, que se enfrentaban a penas de cuatro años, Cerón (dos años y medio) y Gabarda (un año). En tanto que para el resto, a excepción de los dos presidentes de la entidad, Blesa y Rato, Anticorrupción ha rebajado su petición inicial al considerar las cantidades ya depositadas por los usuarios.

LAS DEFENSAS DE LOS ACUSADOS REITERAN QUE EL SISTEMA ERA LEGAL Y HEREDADO

Las defensas de los 65 usuarios de tarjetas opacas de Caja Madrid han dedicado la sesión a la lectura de documentos incorporados a la causa, que demostrarían que las visas existían con anterioridad, eran de libre disposición y su uso no supone delito alguno.

Antes de que las acusaciones y las propias defensas presenten sus conclusiones definitivas, varios de los abogados han pedido que se lean correos electrónicos y otros documentos que probarían que las tarjetas existían durante la presidencia de Jaime Terceiro, predecesor de Miguel Blesa al frente de la caja.

Entre ellos, varios abogados se han referido a un correo electrónico fechado el 8 de septiembre de 2011 que revela que una tarjeta que llegó a ser investigada por el juez Fernando Andreu en la fase de instrucción fue emitida en 1994, dos años antes de que Miguel Blesa llegara a la presidencia de la entidad, y comparte el mismo código que la mayoría de las "black".

Con ello, los letrados pretenden demostrar que desde aquel entonces existían en Caja Madrid tarjetas de libre disposición y no exclusivamente para gastos de representación, tal y como aseguró Terceiro en su declaración como testigo.

El mensaje distingue claramente dos tipos de tarjetas, unas "business" de directivos y colectivas gestionadas por el departamento de Recursos Humanos y, por tanto, para gastos de representación; y otras gestionadas por la Dirección de Medios.

Todo ello confirmaría que durante el mandato de Terceiro se emitieron tarjetas de libre disposición tanto para consejeros, regidos por el acta de 1988, como para directivos, estos últimos por medio del convenio marco de 1994.

También han reiterado que Bankia no está legitimada para reclamar a los acusados, que no reconocen a la entidad como heredera legal de Caja Madrid; según han explicado varios letrados, este papel corresponde a la Fundación Caja Madrid.

El abogado del exdirector general de Caja Madrid Ildefonso Sánzhez Barcoj ha aportado un disco que no se ha podido leer, pero cuyo contenido incluye el contrato marco por el que se establecieron las tarjetas, durante el mandado de Jaime Terceiro.

Asimismo, se ha procedido a la lectura del acta de una reunión del consejo de administración de Bankia ya con José Ignacio Goirigolzari en la presidencia de la entidad, en mayo de 2012, con la aprobación de las cuentas del ejercicio anterior y su reformulación.