El extesorero del PP Rosendo Naseiro asegura que nunca pidió dinero a nadie

Naseiro afirma que "nunca" ha tenido constancia de una caja B en su partido: "Dicen que existía la caja B, yo no la vi nunca"

Podemos, PSOE y Ciudadanos abandonan la comisión de financiación de partidos del Senado y acusan al PP de "fraude"

El extesorero de Alianza Popular Ángel Sanchís, dice que se empezaron a financiar con "amigos" y que sólo hubo una contabilidad

Carmen Navarro: Las elecciones generales de 2011 se hicieron con "pulcritud" y "no tienen ningún problema"

nacional

| 13.07.2017 - 10:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El extesorero del PP Rosendo Naseiro ha asegurado hoy ante la comisión de investigación del Congreso sobre la supuesta financiación irregular del PP que durante la etapa en la que ejerció ese puesto "nunca" pidió "dinero a nadie" ni solicitó donativos a empresas o empresarios para el PP.

"Nunca le pedí dinero a nadie", ha dicho Naseiro, que fue tesorero del PP entre enero de 1989 y abril de 1990, a preguntas del diputado socialista Felipe Sicilia. Según Naseiro, que tiene hoy 82 años, durante el tiempo que fue tesorero del PP nunca solicitó donativos a empresas ni a empresarios ni autorizó a nadie a pedirlos. "Si alguien lo pidió en mi nombre es sin saberlo yo", ha subrayado.

Durante su comparecencia, el extesorero ha mostrado alguna dificultad para escuchar con claridad las preguntas del diputado socialista, lo que ha obligado al presidente de la Comisión, Pedro Quevedo, a intervenir para pedir a los parlamentarios que permitan contestar con mayor tranquilidad al compareciente ante las quejas del portavoz del PP, Fernando Martínez-Maíllo.

Felipe Sicilia le ha recordado a Naseiro que durante su etapa como tesorero del PP fue detenido por su supuesta implicación en la concesión de licencias a cambio de comisiones que servían para financiar el PP. Fue en el llamado "caso Naseiro", que finalmente se archivó al declararse ilegales las escuchas que sirvieron para recabar pruebas.

NASEIRO ASEGURA QUE NUNCA VIÓ LA CAJA B

El extesorero del PP Rosendo Naseiro ha subrayado hoy, durante su comparecencia en el Congreso, que "nunca" ha tenido constancia de una caja B en el partido. "Dicen que existía la caja B, no la vi nunca", ha dicho. Con esa frase ha concluido Naseiro, que fue tesorero del partido entre enero de 1989 y abril de 1990, la primera parte de su comparecencia ante la comisión de investigación de la supuesta financiación ilegal del PP.

Según ha explicado, a preguntas del portavoz de ERC, Joan Tardá, fue él quien encargó a un "despacho profesional" que se ocupara de aprobar y organizar la contabilidad del partido, para integrar la de "toda España y todas las sedes" porque hasta entonces "no funcionaba", "era un desastre", ha asegurado. "Soy militante del partido y quiero al partido y desde mi óptica el partido era legalísimo", ha asegurado.

Naseiro ha explicado también que todo el dinero que ganó cuando tuvo "montón de empresas" lo declaró y pagó los impuestos correspondientes y que nunca se "ocultó de nada". También a los diputados del PP -ha añadido- se les "cobraba un impuesto del sueldo", que después "lo quitó Cascos", algo que "era legal".

Naseiro ha asegurado que tampoco se acuerda de haber tenido ninguna cuenta en Suiza -"no me acuerdo, pero creo que no". "Que yo me acuerde, nunca, dicen que hay una cuenta, pero yo diría que esa no es mi firma", ha dicho-, ni de que José María Aznar le presentara al exconcejal del PP Salvador Palop.

Tras señalar que a Palop -imputado en el caso Naseiro- le trató "muy poco" y habló "poco él" hasta el punto de que no cree que nunca se tomara un café con él, ha explicado que como tesorero del PP tenía "autonomía" y "no le consultaba todo" al presidente Aznar.

EVITAR UN CIRCO

"Los presidentes de los partidos pueden hacer lo que les dé la gana y supervisar lo que quieran, mandan en todos, pero no llevaba José María Aznar las cuentas del partido, se llevaban en tesorería", ha dicho.

El interrogatorio del portavoz de ERC, Joan Tardá, a Naseiro ha transcurrido de forma atropellada debido a la dificultad del compareciente para escuchar las preguntas y para recordar lo ocurrido hace 30 años.

En eso se ha escudado Naseiro en repetidas ocasiones para no responder a los diputados, a quienes además ha reprochado que vengan a la comisión a echarle "discursos grandísimos".

Reproches ante los que el presidente de la Comisión, Pedro Quevedo, le ha pedido también que respete el derecho de los parlamentarios a expresarse como consideren oportuno y evitar convertir la comparecencia en "un circo más de la cuenta". Tardá ha insistido en preguntarle sobre los talones que, según ha dicho, en ocasiones entregaba algún empresario a Manuel Fraga. Naseiro sólo ha señalado que "Fraga no gastaba un duro del partido" porque "no lo necesitaba", igual que él.

"Yo estaba comprando pintura, obras arte, otras cosas, ganaba dinero y tenía dinero y Fraga no cogía dinero de nadie ni nada, eso seguro", ha recalcado. "A lo mejor alguien alguna vez recuerdo que hubo un talón que tenía un poquito de dinero y se lo dio a los escoltas" y los escoltas "lo habrán dado en la oficina del partido".

Lo que sí ha aclarado también es que nadie le obligaba a hacer nada en el partido. "A mí no me obligaba nadie, nadie me ha obligado nunca porque no soy dócil para obligarme a mí, soy educado y nada más".

Antes de concluir esta primera parte de la comparecencia, Tardá ha aprovechado para "felicitar" al PP por haber diseñado esta estrategia para desviar la comparecencia de su extesorero, de tal forma que ante un problema que afecta al "núcleo de la democracia", como es la financiación de los partidos, se acabe hablando de la capacidad auditiva de una persona mayor.

"Vaya perversidad", ha exclamado el diputado republicano, para quien hoy se ha ratificado en la comisión que "esto está podrido". "Esta la hemos jodido", "el sistema está corrompido", ha dicho tras acusar al PP de haber pervertido esta comisión y que al final la ciudadanía se lleve la impresión de que los diputados están asediando a "una persona mayor".

ÁNGEL SANCHIS DICE QUE SE FINANCIABAN CON AMIGOS

El que fuera tesorero de Alianza Popular entre 1982 y 1987 Angel Sanchís ha explicado este jueves en el Congreso que la formación que fundó Manuel Fraga se empezó financiando con aportaciones de "amigos", pero que sólo hubo una contabilidad durante el tiempo que él estuvo en el cargo. Así lo ha detallado durante su comparecencia ante la comisión que investiga la presunta financiación ilegal del PP y ante las preguntas que le han formulado los comisionados. Sanchís ha contestado a todas las cuestiones, algunas incluso en contra del criterio de sus abogados, puesto que está acusado en la primera parte de la trama 'G~rtel' y podría haberse acogido a su derecho a no contestar.

El extesorero ha explicado que cuando Fraga creó Alianza Popular no tenían "un duro" y comenzaron a financiarse a través de sus propias aportaciones y las donaciones de "amigos" y "amigos de amigos". "Yo conocí a Fraga cuando ni siquiera existía Alianza Popular y empecé a ayudar a financiarlo. No había dinero y lo financié desde el primer momento", ha asegurado, en respuesta a las preguntas del diputado socialista, Felipe Sicilia. "Estábamos en la indigencia. Yo pagaba la luz muchos meses", ha asegurado para añadir que, por ello, realizaban reuniones de "amigos", algunos empresarios y otros no, a los que pedían ayuda, pero "como particulares".

"Ahí pedíamos financiación a título personal. Teníamos muy poco poder por aquel entonces. Quienes tenían dinero era quienes estaban en el poder, como el PSOE y otros", ha señalado, para añadir que dejó de pedir fondos "a particulares" cuando dejó de ser tesorero. Sanchís también ha explicado que en otra ocasión decidieron enviar "unos cientos de miles de cartas a cientos de españoles para pedirles dinero". "Pedíamos donaciones de 10.000 pesetas máximo", ha precisado.

En cuanto a la campaña de 1986 y el exceso de fondos que utilizaron y no declararon según el Tribunal de Cuentas, Sanchís ha asegurado en un primer momento que no se acordaba de si habían rebasado o no el límite que marcaba la ley, aunque después ha acabado reconociéndolo. "Lo rebasaríamos. Tendrá usted razón", ha asegurado, ante la insistencia del diputado socialista. Eso sí, ha señalado que en aquel momento no le dieron "ninguna importancia a ese tema porque era lo común. "No tuvo ninguna trascendencia. Fue así y así fue", ha zanjado.

CARMEN NAVARRO ASEGURA QUE EL PARTIDO "NO ENTREGA SOBRESUELDOS"

La actual tesorera del PP, Carmen Navarro, aseguróque la formación liderada por Mariano Rajoy "no entrega sobresueldos", paga a sus trabajadores y colaboradores "de manera legal y con la correspondiente retención" y que lo que sí cubre son los "gastos de representación" a "cargos del partido". Navarro compareció en el Congreso en la comisión parlamentaria que investiga la presunta financiación ilegal del PP, en la que avanzó que no respondería a ninguna cuestión referida a un periodo en el que no fuera tesorera ni tampoco a cuestión alguna incursa en un procedimiento judicial abierto.

"Aquí no se entregan sobresueldos, el PP paga a sus trabajadores y colaboradores de manera legal y con la correspondiente retención", aseveró Navarro, que en respuesta al portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó, sobre esta cuestión, dijo que "a lo mejor" él entiende la palabra sobresueldo "de una manera" distinta a la suya. Defendió que al menos bajo su "mandato" se están haciendo "las cosas bien", tal y como está confirmando el Tribunal de Cuentas y se está avanzando al introducir "procedimientos de control" nuevos y acordes a la ley de financiación de partidos.

Navarro subrayó que las elecciones generales de 2011 se hicieron con "pulcritud", están fiscalizadas por el Tribunal de Cuentas y "no tienen ningún problema".

Navarro se negó a contestar a la portavoz de Unidos Podemos, Carolina Bescansa, cuando le preguntó si es el PP o ella misma quien paga el abogado en la causa en la que está siendo investigada. "No voy a salir de la respuesta que le he dado, no voy a contestarle nada que tenga que ver con un procedimiento judicial abierto y que no tiene relación con el objeto de la comisión", respondió Naseiro a Bescansa. "Si usted no puede decir que es usted quien paga su abogado, seguimos en el mismo punto en el que dejó las cosas Bárcenas, Sanchís, Naseiro, Lapuerta...", sostuvo Bescansa.

LA OPOSICIÓN ABANDONA LA COMISIÓN EN EL SENADO

Los senadores de la oposición han cumplido su amenaza y han abandonado la Comisión de Investigación de la Financiación de los Partidos del Senado, que tachan de "farsa" del PP, y en un tenso arranque de sesión han dejado solo al grupo popular para celebrar las comparecencias de su plan de trabajo. Los portavoces de PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos han justificado su actitud en protesta por el programa "sectario, manipulador y viciado", que ha sacado adelante el PP para la comisión gracias a su mayoría absoluta en la Cámara, con numerosas comparecencias de responsables de las demás formaciones políticas.

La senadora de Unidos Podemos Pilar Garrido y el socialista Antonio Rodríguez Esquerdo han protagonizado un duro enfrentamiento con la presidenta de la Comisión, Rosa Vindel, del PP, quien les ha llamado reiteradamente a la cuestión porque entendía que en sus exposiciones iniciales formulaban argumentos ya tratados previamente y que nada tenían que ver con el orden del día de la jornada. Los tres portavoces de la oposición han renunciado a hacer preguntas al primer compareciente de hoy, el gerente de Podemos, Daniel de Frutos, y junto a los senadores de sus respectivos grupos se han marchado de la comisión. Como el PNV había decidido no asistir a la sesión, finalmente el PP se ha quedado solo para interrogar al gerente sobre las finanzas de Podemos, función de la que se ha ocupado Luis Aznar.

Los primeros momentos de la sesión han sido extremadamente tensos; el portavoz de Ciudadanos, Francisco Javier Alegre, se ha limitado a leer un texto consensuado con socialistas y Unidos Podemos para anunciar que su grupo renunciaba a preguntar a los comparecientes de hoy y a los que sean citados en el futuro. Según este texto, estas comparecencias se iban a celebrar "bajo el plan de trabajo manipulador y sectario" del PP.

Sin embargo, la portavoz de Unidos Podemos, Pilar Garrido, ha empleado su turno para arremeter contra el PP, al que ha acusado de "parasitar" las instituciones y al que ha recriminado estar "hasta el cuello" de corrupción, lo que ha generado protestas de los senadores del grupo popular y ha llevado a la presidenta a intervenir.

Rosa Vindel se ha enzarzado con Garrido en una discusión sobre si la senadora tenía derecho o no a "contextualizar" sus argumentos, en la que la representante de Unidos Podemos ha insistido en hacer uso de la palabra y la presidenta ha tenido que recordarle que ella dirigía el debate y pedirle reiteradamente que fuera a la cuestión y se limitara a hacer sus preguntas al compareciente. "El único objetivo de la comisión es tapar las vergüenzas del PP y todos los grupos hemos venido a denunciar que existe un uso abusivo y partidista de las instituciones", ha afirmado Garrido, que también ha aludido al "plan de trabajo viciado y manipulador del PP", y a quien Vindel ha planteado directamente si iba o no a preguntar al compareciente.

Como ha contestado negativamente, le ha retirado la palabra y ha pasado al senador del PSOE, el cual también ha iniciado su discurso con críticas al plan de trabajo del PP, a la "farsa" de la comisión creada para contrarrestar la que en el Congreso indaga la financiación irregular de este partido, y a la implicación en escándalos de los sucesivos tesoreros del PP. También la presidenta de la Comisión le ha pedido que se atuviera a la cuestión en cumplimiento del artículo 103 del Reglamento, y ambos se han enzarzado en una discusión en la que el socialista intentaba seguir con su exposición y Vindel le conminaba a aclarar si pretendía hacer preguntas al compareciente.

Rodríguez Esquerdo ha llegado a advertir a la presidenta de que no tenía "ni idea" de lo que iba a decir y que su capacidad como senadora "no llega a la capacidad de Rappel", y ha reiterado que el PP había montado la comisión para "disipar y borrar" la del Congreso y no ha podido concluir porque Rosa Vindel le ha comunicado que su tiempo había concluido. Inmediatamente, se han levantado los senadores del PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos, que en una rueda de prensa posterior han anunciado que van a pedir un informe jurídico sobre la legalidad del plan de trabajo aprobado unilaterlamente por el PP.

El gerente de Podemos sólo ha respondido a las preguntas del portavoz del PP, Luis Aznar, quien hoy ha dicho que van a "seguir adelante" con o sin la oposición y con "ánimo constructivo" para mejorar la financiación de partidos y combatir la corrupción.