El exdiputado Merino niega haber cobrado comisiones de Gürtel por adjudicaciones

El ex tesorero Sanchís: En Suiza me dijeron que el dinero de Bárcenas era "bueno"

Jesús Merino

nacional

| 19.01.2017 - 16:35 h
REDACCIÓN
Más sobre: GürtelSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El exdiputado por Segovia del PP Jesús Merino ha contradicho este jueves la declaración del presunto 'cabecila' de la trama Gürtel, Francisco Correa, quien aseguró que las iniciales 'LM' que aparecen en su contabilidad correspondían a los pagos que realizó al exparlamentario. Ha negado de forma tajante haber recibido comisiones por su supuesta intermediación en adjudicaciones públicas en Castilla y León.

Merino ha negado ante el tribunal de la Audiencia Nacional que le juzga junto a otras 36 personas por su participación en los primeros años de actividades de la G~rtel (1999-2005) haber utilizado sus contactos políticos para favorecer con adjudicaciones públicas a empresas vinculadas a Francisco Correa, como el grupo Ros Roca. "En absoluto", ha dicho el acusado cuando la fiscal Concepción Sabadell le ha preguntado por si alguna vez había intermediado.

"El (Correa) no dijo que me hubiese pagado a mí, él dijo que llevaba determinadas cantidades al partido a Luis Bárcenas, pero no que me hubiese pagado nada", ha enfatizado, tras recordar que ya en otras declaraciones que prestó el 'cabecilla' de la trama Gürtel durante la instrucción del caso dijo que no le había pagado nada.

La fiscal ha insistido en que Correa en el juicio oral aseguró que 'LM' correspondía a Merino y no a otra persona como expuso su abogado defensor en cuestiones previas. "Pues no lo sé, no he recibido nada (...) él no dijo que todas fueran mías", ha insistido el exdiputado.

NIEGA SU RESPONSABILIDAD EN LAS CAMPAÑAS ELECTORALES

Por otro lado, Merino se ha mostrado extrañado de cómo es posible que le "hayan podido gratificar en una campaña" en la que no ha estado, en relación a la organización de la campaña de las elecciones del PP de 2003, que según el escrito de acusación de Anticorrupción se preparó a través de la sociedad de Correa Spinaker 2000.

El abogado del extesorero del PP Luis Bárcenas, Francisco Maroto, le ha preguntado sobre su intervención y la de su cliente con el exalcalde de Pozuelo de Alarcón Jesús Sepúlveda y el ex eurodiputado del PP Gerardo Galeote en Spinaker. "Nunca he participado con ellos en ninguna sociedad del señor Correa", ha contestado. Según apunta la Fiscalía Anticorrupción en su escrito de acusación el cabecilla de la trama repartió el 50 por ciento de los ingresos obtenidos con Bárcenas, Galeote, Sepúlveda y Merino por la organización de la campaña electoral de 2003.

Además, ha destacado que en "ningún momento" ha recibido dinero del extesorero del PP y que no tiene conocimiento de que éste haya intermediado en Castilla y León a favor de empresarios.

BORRADOR DE UN CONCURSO PUBLICO

Por otro lado, Merino, que se enfrenta a tres años y nueve meses de prisión por los delitos de cohecho, blanqueo y falsedad continuada, ha reconocido que facilitó un borrador al considerado 'número dos' de la trama, Pablo Crespo, sobre un concurso para una campaña contra la violencia contra la mujer en 2003, aunque finalmente no consiguió esta adjudicación.

Ha apostillado que Crespo era una "persona que de vez en cuando" le preguntaba sobre este tipo de concursos. "Se debió de enterar que iba a salir este concurso y me pidió la documentación", ha añadido.

Aún así, ha defendido la normalidad de esta gestión pues, según ha explicado, pidió dicha información a la Consejería encargada de esta adjudicación y que le mandó la fotocopia de la publicación del Boletín Oficial de Castilla y León en la que se publicó dicho concurso. "Otra cosa es que le dijese 'oye preséntate al concurso que te lo van a dar'", ha ironizado.

BARCENAS LE PRESENTO A UN CLIENTE

Sobre el grupo Ros Roca, ha explicado que comenzó a trabajar con esta empresa porque el extesorero del PP Luis Bárcenas recomendó el despacho de abogados de Merino por su experiencia en los trámites sobre la solicitud de subvenciones. En ese momento, la sociedad quería obtener los Fondos de Ayuda al Desarrollo (FAD).

Asimismo, ha afirmado que la planta de tratamiento de purines sí contrató en una ocasión a Bárcenas para la elaboración de un estudio económico sobre la utilización de gas y luz en los distintos procesos de la planta. Merino ha constatado ante el tribunal que conoció a Francisco Correa debido a la cercanía de las sedes de las empresas de ambos en la calle Serrano en Madrid y que se encontraban en una cafetería. "Teníamos una relación amistosa porque nos veíamos de vez en cuando", ha agregado.

Ha dicho que el nexo común era Crespo, al que conocía por el PP, ya que el 'número dos' de la G~rtel fue secretario de Organización de los 'populares' en Galicia. Según señala el escrito de acusación de Anticorrupción, el que fue consejero de Fomento en la Junta de Castilla y León percibió más de 300.000 euros en comisiones.

EL EX TESORERO SANCHÍS: EN SUIZA ME DIJERON QUE EL DINERO DE BÁRCENAS ERA "BUENO"

El extesorero de Alianza Popular (AP) Ángel Sanchís ha afirmado en el juicio de Gürtel que cuando viajó a Suiza para comprobar el dinero que tenía allí Luis Bárcenas le dijeron en sus bancos que los fondos eran "buenos", por lo que aceptó recibir de él un préstamo de tres millones que la Fiscalía considera falso.

Sanchís, tesorero de AP de 1982 a 1987, se enfrenta a ocho años de prisión acusado de ayudar a Bárcenas a ocultar su fortuna en Suiza en 2009, cuando estalló el caso Gürtel. Según la Fiscalía, una de esas operaciones de ocultamiento fue la simulación por parte de Bárcenas de la concesión de un préstamo de tres millones de euros a Sanchís.

El acusado ha explicado que conoce a Bárcenas desde que éste era niño porque es "un amigo muy querido de la familia" y que le ve varias veces al año. Se lo llevó, ha relatado, a trabajar con él a AP en 1982 con Manuel Fraga, que era muy amigo suyo. Hoy, la fiscal le ha preguntado por ese préstamo y por la visita que hizo Sanchís a Suiza en 2009 para reunirse con los gestores de la fortuna de Bárcenas en dos bancos del país helvético.

El acusado ha dicho que fue allí para comprobar que el dinero de Bárcenas existía y era lícito porque el banco HSBC le había puesto antes una multa de 1.000 millones por un asunto de transferencias sospechosas y "sabía que me iba a preguntar hasta en el carné de identidad". "Yo ya estoy jubilado, el ir a Suiza era una excusa como otra cualquiera para ir a comerme un 'bratwurst' y volver para casa", ha añadido luego. Así, viajó al país helvético para "tener la absoluta seguridad de que el dinero era bueno" y cuando se reunió con los bancos le dijeron que "no tenía ni una tacha de falsedad" y que efectivamente era "bueno".

La fiscal Concepción Sabadell le ha enseñado entonces un informe de Agatha Stimoli, gestora de cuentas de Bárcenas en uno de sus bancos suizos, en la que afirmaba que el extesorero le comunicó la visita de Sanchís porque quería "liquidar" su dinero (que estaba a nombre de una sociedad panameña) y "diversificar su patrimonio" con inversiones "en producción de limones" en una finca que tiene Sanchís en Argentina llamada La Moraleja. El acusado ha negado categóricamente que Bárcenas fuera a invertir en esa empresa ni en ninguna otra de su propiedad y ha sostenido que el dinero que luego le traspasó era un préstamo para su empresa Brixco, la misma versión que sostiene Bárcenas.