El etarra Aguinagalde niega que matara al edil del PSOE Carrasco en Arrasate

nacional

| 18.06.2014 - 10:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El etarra Beñat Aguinagalde ha negado en un juicio celebrado en la Audiencia Nacional haber cometido el asesinato con cinco disparos del concejal del PSOE en Arrasate (Guipúzcoa) Isaías Carrasco el 7 de marzo de 2008 y ha asegurado que entonces ni siquiera estaba en ETA.

Beñat Aguinagalde ha afirmado que ese día estuvo por la mañana en la Facultad de Medicina de la Universidad del País Vasco en San Sebastián realizando un examen y que después una amiga le recogió y se fueron a comer a un bar de Hernani, donde, según han declarado ambos, se enteraron del asesinato del edil socialista.

Ha aclarado que no manifestó esto ante el juez tras ser extraditado por Francia el pasado mes de abril ya que fue a su llegada a la Audiencia Nacional cuando se le comunicó que está acusado de este asesinato y que desde entonces le ha llevado tiempo recordar qué había hecho ese día.

Aguinagalde está acusado de matar a Isaías Carrasco cuando éste había salido de su domicilio y entrado en su coche sobre las 13.35 horas de dicho día, último de la campaña de las elecciones generales de 2008, unos hechos por los que el fiscal ha pedido para él 32 años de prisión, al igual que la acusación ejercida por la familia de la víctima, mientras que la defensa ha solicitado la absolución.

UN DÍA MUY DURO POR RECORDAR

La familia ha estado arropada en la vista por la presidenta de la Asociación 11-M Afectados por el Terrorismo, Pilar Manjón, y por una delegación del PSE-EE de Guipúzcoa, encabezada por su secretario general, Iñaki Arriola, que ha dicho a los periodistas que es un día muy duro por recordar este asesinato y que espera que se haga justicia seis años después.

En el juicio han declarado la mujer de la víctima, con quien convivía a pesar de que ya estaban divorciados, y una de sus hijas, que han explicado que desde el día de los hechos han recibido tratamiento psicológico. Un ertzaina ha manifestado que dos mujeres presenciaron la acción terrorista.

Una de las testigos ha declarado que identificó fotográficamente al acusado sin dudas de que era el joven a quien vio aquel día huyendo tras la acción. Esta mujer ha relatado que vio a Isaías Carrasco desangrándose en el suelo y a una de sus hijas gritando desde la ventana de su casa.

Otra testigo, que no identificó al acusado, sí ha recordado cómo vio a un hombre disparando al coche en el que se había montado Isaías Carrasco y cómo éste salió del automóvil "agarrándose el pecho y cayendo en la carretera". Ha añadido que vio también salir de su casa a la mujer y a una hija de la víctima "corriendo y llorando", mientras que otros vecinos socorrían al concejal.

32 AÑOS E INDEMNIZACIONES

Además de la pena de prisión el fiscal ha pedido que el acusado sufrague las indemnizaciones que el Ministerio del Interior ha abonado a la familia, de más de 200.000 euros a la mujer del fallecido y de 44.000 a los tres hijos, mientras que la acusación ha reclamado 600.000 euros para la primera y la misma cantidad conjuntamente para estos últimos.

El fiscal Luis Barroso ha acusado a Aguinagalde, perteneciente al comando "legal" (no fichado por la Policía) "Asti", de los delitos de asesinato terrorista y tenencia de armas de fuego.

El concejal socialista falleció a las 14.40 horas de ese día, una hora después de salir de su casa, en el Hospital del Alto Deba de Arrasate-Mondragón, donde había sido trasladado aún con vida.

Beñat Aguinagalde fue arrestado en febrero de 2010 en la localidad francesa de Cahan y trasladado desde París hasta Madrid el 8 de abril de este año para responder ante la justicia del atentado contra Isaías Carrasco y también del asesinato a tiros del empresario vasco Iñaki Uría en 2008 en la localidad guipuzcoana de Azpeitia.