María Seguí sustituirá a Pere Navarro en la dirección general de Tráfico

Una experta en lesiones por accidentes de tráfico, nueva directora de la DGT

nacional

| 02.02.2012 - 12:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Consejo de Ministros aprobará mañana el nombramiento de María Seguí como nueva directora general de Tráfico para sustituir a Pere Navarro, ha anunciado hoy el ministro del Interior, Jorge Fernández. Fernández, en declaraciones a TVE, ha insistido en la "magnífica gestión" de Navarro como encargado de la seguridad vial en los últimos ocho años, pero se ha mostrado convencido de que Seguí, actual directora general de Salud Pública, Drogodependencias y Consumo de la Junta de Castilla-La Mancha, seguirá esa senda.

El ministro, que habló anoche con Pere Navarro, ha calificado el cambio como "un relevo natural" y ha explicado, además, que Navarro y él son amigos desde hace 33 años ya que hicieron juntos la carrera de ingeniería industrial y prepararon juntos las oposiciones a inspección de trabajo. En cuanto a la nueva directora general, es doctora en medicina y ha dedicado toda su línea de investigación a la seguridad vial y la prevención de las lesiones de tráfico, ha recordado Jorge Fernández, quien ha puesto como ejemplo que su tesis doctoral en Estados Unidos versó sobre la implantación del airbag.

María Seguí, ha sido presidenta del European Center for Injury Prevention, y el 29 de diciembre de 2011 tomó posesión como directora general de Salud Pública, Drogodependencias y Consumo en el Gobierno de María Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha. El titular de Interior se ha mostrado convencido de que Seguí mantendrá la senda de Pere Navarro en esta nueva etapa, que parte, ha insistido, de un "buen nivel" de seguridad vial.

Al ser preguntado por las razones para relevar a una persona cuya gestión es unánimemente alabada, Fernández ha señalado que "nadie es imprescindible". "Ni Pere Navarro, ni yo", ha subrayado. El relevo "no tiene nada de reproche", ha insistido el ministro, quien ha considerado que este cambio debe entenderse dentro de la normalidad después de ocho años en los que ha habido "una magnífica gestión" y ante el inicio de una nueva etapa. El propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una entrevista con Efe el 10 de enero, reconoció que los accidentes de tráfico habían disminuido mucho en los últimos años y los méritos de Pere Navarro. "No ha hecho una mala labor, como todo el mundo reconoce y yo también", dijo, aunque avanzó que su relevo o mantenimiento dependía del ministro del Interior.

UNA EXPERTA EN LESIONES POR ACCIDENTES DE TRÁFICO, NUEVA DIRECTORA DE LA DGT

María Seguí Gómez (Barcelona, 1967) es una licenciada en Medicina especializada en las lesiones causadas por los accidentes de tráfico, campo en el que se doctoró en la universidad norteamericana de Harvard. Directora general de Salud Pública, Drogodependencias y Consumo de Castilla-La Mancha desde julio de 2011, Seguí fue subdirectora del centro de prevención de lesiones de Harvard, titular adjunta de Política y Gestión Sanitaria de la Universidad John Hopkins, también en Estados Unidos, y profesora visitante del departamento de urgencias de la Facultad de Medicina de la Universidad de Virginia.

En España, y después de licenciarse en Medicina General y Cirugía por la Universidad de Barcelona en 1991, ha sido también profesora de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Navarra. Como profesora, en 2003 participó en el programa del Gobierno foral "Por la sociedad del conocimiento".

En 2004 publicó junto a un grupo de investigadores el libro "Epidemiología Aplicada", en el que se recogen varios estudios sobre la exposición pasiva al tabaco. Entre sus publicaciones destaca también la titulada "Fundamentos de Biomecánica en las Lesiones por Accidente de Tráfico", publicada en 2007. En marzo de 2008 presentó un estudio en el que se cuestionaba la fiabilidad del programa europeo EuroNCAP, que puntúa la seguridad de los vehículos según las lesiones por accidentes de tráfico.