El diputado Baldoví "se desnuda" en el Congreso en contra de los desahucios

nacional

| 24.04.2013 - Actualizado: 15:12 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, evitó este miércoles que el parlamentario del Grupo Mixto Joan Baldoví se desnudara en el Hemiciclo como modo de protesta contra los desahucios mientras formulaba una pregunta en la sesión de control a Mariano Rajoy.

Baldoví, que comenzó su interrogatorio al presidente del Gobierno con chaqueta y corbata, comenzó a quitarse la ropa mientras hablaba para tratar de dejar al descubierto una camiseta roja con el mensaje "Stop desahucios" que llevaba debajo.

Posada impidió la protesta al llamar en dos ocasiones al diputado, quien se frenó parcialmente en su propósito, aunque la camiseta utilizada por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca podía distinguirse lo suficiente pese a no verse del todo.

RETIRA LA PALABRA

El presidente de la Cámara Baja llegó a amenazar a Baldoví con "retirarle" la palabra, aunque finalmente no hizo falta porque el diputado del Grupo Mixto sólo llegó a quitarse la chaqueta, la corbata y desabrocharse los botones más altos de la camisa.

Baldoví acusó a Rajoy de "desvestir impúdicamente" la iniciativa legislativa popular que las plataformas antidesahucios registraron hace algo más de un mes en el Congreso con el respaldo de casi un millón y medio de firmas de ciudadanos.

Criticó que el Ejecutivo prefiere proteger a la banca para "no desabrigarla", mientras él seguía tratando de quitarse la camisa. Adujo que los afectados por los desahucios que protestan en escraches "no son nazis", como ha llegado a afirmar públicamente la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Baldoví pidió "escuchar y no humillar" a todas esas personas y reprochó al presidente Rajoy que haya hecho "un mostruo de frankstein con su ley" hipotecaria.

Por su parte, Rajoy reconoció que la iniciativa legislativa popular no le gusta ni a él ni a la mayoría de la bancada del Congreso, que aprobó otras medidas con los votos del Partido Popular.

El jefe del Ejecutivo restó toda legitimidad al diputado Baldoví amparado en su mayoría absoluta parlamentaria. "Usted no tiene el monopolio de la representación de los ciudadanos, que hablaron el 20 de noviembre de 2011 y ahí expresaron con meridiana claridad su opinión", sentenció.

Rajoy subrayó que "desahucios de estas características ha habido siempre a lo largo de la historia" y criticó a Baldoví que sólo proteste "curiosamente" cuando el Partido Popular llega a La Moncloa.

A su juicio, las medidas incluidas en la nueva reforma hipotecaria tienen un "doble objetivo: dar solución a los problemas de muchas personas que están pasando momentos difíciles y preservar un sistema que ha permitido a miles de personas acceder al crédito".