El despacho de Goioaga queda precintado por si se ordenan nuevos registros

Interior alega 'un error humano' como la causa de la comunicación que adelantó la operación

El PNV reclama a Fernández Díaz que explique en el Congreso la operación contra ETA

Bildu y el PSE, postura común contra las detenciones

nacional

| 09.01.2014 - Actualizado: 21:21 h
REDACCIÓN

El despacho en Bilbao del senador de EH Bildu y abogado de presos de ETA, Iñaki Goioaga, ha quedado precintado por si se ordenan nuevos registros al no haber acudido hoy él a su bufete, según han indicado fuentes de la lucha antiterrorista.

En este mismo edificio de la calle Elkano se encuentra el despacho de la abogada Arantza Zulueta, que fue detenida ayer en esta operación de la Guardia Civil desarrollada en el País Vasco y Navarra contra el grupo de contacto con los presos de ETA.

Junto a Zulueta fueron arrestados en el mismo lugar el también abogado Jon Enparantza y otras cinco personas. Además, en Pamplona, fue detenido Asier Aranguren.

Tras los registros practicados anoche y esta madrugada, a mediodía de hoy agentes de la Guardia Civil han regresado a los despachos de la calle Elkano con Zulueta para seguir inspeccionando el local en busca de nueva documentación.

Después de dos horas de rastreo, varios agentes han salido a las 14.20 horas del edificio con algunas bolsas.

Fuentes de la lucha antiterrorista han indicado que el registro de la oficina de Goioaga ha quedado en suspenso al no haber sido posible su localización para estar presente en la inspección.

Se sospecha que los detenidos pudieron haber escondido documentación en la oficina de Goioaga cuando supieron con antelación que se iba a llevar a cabo una operación policial, después de que el Ministerio de Interior informara a los medios antes de tiempo.

INTERIOR ATRIBUYE A UN ERROR HUMANO LA NOTA DE PRENSA

El Ministerio del Interior atribuye a un "un error humano" de su departamento de comunicación la nota de prensa y el tuit que informaron de la operación contra el 'frente de cárceles de ETA' antes de que se produjese, según han informado fuentes conocedoras de la investigación sobre lo sucedido abierta por la Fiscalía de la Audiencia Nacional a primera hora de este jueves.

El órgano dirigido por el fiscal jefe, Javier Zaragoza, ha solicitado un informe al Ministerio sobre la remisión del comunicado. En declaraciones, fuentes fiscales han calificado lo ocurrido como grave puesto que, al adelantarse la información sobre la entrada de la Guardia Civil en el local de Bilbao donde seis de los ocho detenidos celebraban una reunión, se ha podido dañar la investigación judicial que lleva a cabo el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

La investigación fiscal tratará de aclarar lo ocurrido y estudiar si de ello pueden derivarse responsabilidades penales aunque las mismas fuentes fiscales aseguran que todo apunta a que pudo tratarse de un simple error.

BILDU Y LOS SOCIALISTAS CONTRA LAS DETENCIONES

Las reacciones a lo ocurrido se han sucedido a lo largo del día. Así, el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha denunciado la "burda orientación mediática" de la operación policial que, según él, es un "paso atrás" y manifiesta la "ligereza y el cortoplacismo" del Ejecutivo central.

Mientras, los partidos de EH Bildu han ratificado su compromiso con la defensa de los derechos de los presos de ETA y han considerado "evidente" que el Gobierno del PP "está empeñado" en "impedir" que el proceso de paz avance.

Desde el Congreso, el grupo parlamentario del PNV ha solicitado la convocatoria urgente de la Comisión de Interior de la Cámara para que Fernández Díaz dé explicaciones sobre el incidente, al igual que ha demandado UPyD, que quiere que el ministro explique el "error" cometido ayer y que se depuren responsabilidades.

El PSE ha tildado de "penosa e injustificable" la actuación de Interior, ha confiado en que esta actuación esté "plenamente justificada" y ha reconocido que la forma "en que se ha instrumentado ha causado zozobra y controversia".

Más contundente se ha mostrado el diputado de IU Alberto Garzón, que ha acusado al Gobierno de actuar "con odio" y "al dictado" de los "ultras" de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) con la operación de ayer que, a su juicio, está "torpedeando el proceso de paz".

Los "populares", según su portavoz en el Congreso, Alfonso Alonso, confían en que el Ministerio del Interior aclare a la Fiscalía las razones por las que adelantó la operación, pero han subrayado que lo "esencial" es que se asestó un "golpe muy duro a ETA", lo que demuestra la "posición firme" del Gobierno contra la banda.