El déficit público cierra 2010 en el 9,2% del PIB

La Seguridad Social entra en déficit y las comunidades superan en cuatro décimas el límite marcado por el Consejo de Política Fiscal

nacional

| 01.03.2011 - 13:14 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El conjunto de las administraciones públicas cerró 2010 con un déficit del 9,24 %, frente al 9,3 % previsto, cómputo en el que destacó el saldo negativo de la Seguridad Social, del 0,24 %, único organismo de las administraciones públicas en el que se preveía superávit.

Así lo afirmó en conferencia de prensa, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, quien ha informado de los déficit que registraron el pasado año el Estado (4,97 %), las comunidades autónomas (3,39 %) y las entidades locales (0,64 %).

Salgado destacó que estos datos confirman que las previsiones macroeconómicas del Gobierno y los objetivos de reducción del desequilibrio se han visto cumplidos, "incluso superados".

El desequilibrio de las cuentas públicas en 2010 fue de 98.227 millones frente a los 117.306 millones equivalentes al 11,13 % del PIB con que terminó 2009.

Salgado incidió en que en un año la administración pública ha reducido su déficit en una cantidad cercana a los 20.000 millones.

La vicepresidenta señaló que, según el objetivo de consolidación fiscal, el déficit de las administraciones públicas deberá reducirse en 2011 hasta el 6 % del PIB y en 2012 hasta el 4,4 %, con el fin de que en 2013 el saldo negativo sea del 3 % del PIB.

En 2010, el Estado tuvo un déficit de 50.686 millones, como consecuencia de unos ingresos no financieros de 141.995 millones y unos gastos de 192.681 millones.

Salgado informó de que para obtener el saldo de la administración central hay que añadir el saldo resultante de las cuentas de los organismos autónomos dependientes de ella, que en 2010 fue negativo en 2.112 millones.

De esta manera, el déficit de la administración central al cierre de 2010 fue de 52.798 millones, el 4,97 % del PIB, un punto inferior al objetivo del 5,9 %.

La vicepresidenta aseguró que esta mejoría se debió al incremento del 34,2 % de los ingresos no financieros del Estado -gracias al incremento del IVA y a las medidas normativas puestas en marcha por el Gobierno- y al descenso del 6 % en el gasto público.

Asimismo, el saldo negativo del 0,24 % del PIB de las administraciones de la Seguridad Social, se debió, según Salgado, a la aportación negativa del Servicio Público de Empleo Estatal (0,29 %) y del Fondo de Garantía Salarial (0,06 %).

Además, las comunidades autónomas registraron un déficit de 30.097 millones, el 2,83 % del PIB, por encima del 2,4 % establecido en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Si se tiene en cuenta el efecto de la liquidación negativa del sistema de financiación autonómica en el ejercicio de 2008, el saldo negativo sería del 3,39 % del PIB, frente al 3,1 % previsto.

Según Salgado, la consolidación fiscal de las comunidades se hace manteniendo los servicios fundamentales del estado del bienestar.

Además, ha subrayado que las comunidades que han cumplido con el objetivo fueron Madrid, Extremadura, País Vasco, Castilla y León, Canarias, Cantabria, Galicia y Asturias, mientras que Andalucía tuvo una desviación "muy leve".

Con desviación "significativa" estuvieron Aragón, Navarra, La Rioja y Comunidad Valenciana, y con una "considerable" desviación y con la necesidad de adoptar medidas con la "mayor firmeza posible" se situaron Cataluña, Baleares, Murcia y Castilla-La Mancha.

Por último, las corporaciones locales tuvieron un déficit del 0,64 % del PIB, ligeramente peor que la previsión del 0,6 %.