El contable de la Gürtel también se niega a declarar ante el juez Ruz

José Luis Izquierdo

nacional

| 21.03.2014 - Actualizado: 16:33 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presunto contable de la red Gürtel José Luis Izquierdo se ha acogido a su derecho a no declarar ante el juez Pablo Ruz, al igual que hicieron ayer los considerados cabecillas de la trama Francisco Correa y Álvaro Pérez, El Bigotes, en lo que parece una estrategia conjunta de defensa.

Izquierdo, conocido por el pendrive que le fue incautado y gracias al que se ha sabido que la red llegó a manejar 25 millones de euros en B entre 1996 y 2009, ha abandonado la sede de la Audiencia Nacional a pie sin hacer declaraciones, pese a que varias cámaras le han seguido varios metros.

El presunto contable, que vestía cazadora negra, camiseta blanca, y cubría su cabeza con una gorra azul de béisbol y gafas de sol, había sido citado a las 10.00 horas y a los pocos minutos abandonó la Audiencia junto a su abogado, tras negarse a declarar e incluso a ratificar las anteriores declaraciones que prestó en 2009 ante el exjuez Baltasar Garzón, han informado fuentes jurídicas.

Con la comparecencia de Izquierdo, Ruz cierra la ronda de interrogatorios a la considerada cúpula de Gürtel a la que había citado esta semana para salvaguardar su derecho de defensa ante la inminencia del cierre de la instrucción.

Ayer fue el turno de los presuntos cabecillas Francisco Correa y Álvaro Pérez, El Bigotes, que se acogieron también a su derecho a no declarar en su primera comparecencia ante Ruz.

El primero en comparecer ante el juez fue el considerado número dos de la red Pablo Crespo, ex secretario de organización del PP en Galicia, el único que hasta ahora ha querido responder a las preguntas de Ruz y lo ha hecho para arremeter contra la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) por sus últimos informes, que calificó de "novelas con déficit de verdad".

Izquierdo es el presunto responsable del control de la caja B de la red Gürtel y es conocido por un pendrive que ha sido objeto de análisis por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) y que fue incautado en el registro de las oficinas principales del conglomerado empresarial de la trama en la calle Serrano 40, el 6 de febrero de 2009.

A partir de los apuntes que constan en los archivos informáticos extraídos de ese pendrive, la UDEF ha calculado el dinero que ha circulado por la caja B de las empresas de la trama y ha estimado que los movimientos de efectivo registrados en el periodo de tiempo comprendido entre 1996 y 2009 asciende a 25.570.757,84 euros, siendo los años de mayor abundancia: 2007 (6.037.740,21), 2006 (4.076.513,04) y 2002 (3.894.167,37).

Según la UDEF, de 2002 a 2004, la principal fuente de ingresos eran las aportaciones de las sociedades de servicios de la trama debido al elevado número de contratos adjudicados por las Administraciones Públicas y a los eventos realizados para el Partido Popular.

También, la recepción de comisiones por la intermediación en operaciones de naturaleza urbanística, así como de contratación de servicios públicos e infraestructuras.

Las principales fuentes de recursos derivan por tanto de la transformación de fondos obtenidos de actos realizados por las sociedades de eventos que forman parte de la trama (Special Events u Orange Market) y derivados en su mayor parte de adjudicaciones públicas en las que no se han garantizado y cumplido "los principios que rigen la contratación administrativa".

También, "de la recepción de cantidades con origen en el reparto de comisiones pagadas por entidades adjudicatarias de contratos públicos donde ha intervenido la organización en calidad de intermediario para dirigir los concursos".