El Consejo General del Poder Judicial vuelve a suspender a Garzón

Por ordenar las escuchas telefónicas ilegales a los imputados y abogados del caso Gürtel

nacional

| 19.04.2011 - Actualizado: 13:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) decidió este martes por unanimidad volver a suspender cautelarmente en sus funciones al juez Baltasar Garzón, después de que el Tribunal Supremo dictará la semana pasada un auto de apertura de juicio oral contra el magistrado por haber ordenado grabar las conversaciones que mantuvieron en la cárcel los principales imputados en la trama de corrupción del "caso Gürtel" y sus abogados.

La Comisión Permanente estuvo presidida por Félix Azón e integrada por Almudena Lastra, Manuel Almenar y Almudena Lastras, según informaron fuentes del Consejo. Los vocales Fernando de Rosa y Margarita Robles, que ya fueron recusados por Garzón en la anterior suspensión, decidieron apartarse voluntariamente de la reunión.

El Pleno del Consejo, compuesto por los 21 miembros del Consejo, deberá ratificar la suspensión de Garzón en la reunión que tendrá lugar el 28 de abril.

APOYO DE LA FISCALÍA

La Fiscalía ha apoyado la medida. El Ministerio Público presentó un escrito ante el Consejo General del Poder Judicial en el que señala que "procede acordar la suspensión provisional de funciones del juez Baltasar Garzón como consecuencia del auto de apertura de juicio oral" dictado en su contra el lunes de la semana pasada.

El Consejo General del Poder Judicial ya suspendió cautelarmente a Garzón el 14 de mayo de 2010, después que el Tribunal Supremo dictara un auto de apertura de juicio oral contra él por su investigación de los crímenes del franquismo. Los 21 vocales del Pleno del Consejo tomaron la decisión por unanimidad.

Pocos días después el Consejo decidió permitir que Garzón, a pesar de estar suspendido, se trasladase al Tribunal Penal Internacional (TPI) para trabajar como asesor externo de la Fiscalía, órgano en el que todavía desarrolla su labor.