El Gobierno acuerda enviar a Bruselas el plan presupuestario de 2017 y el control del déficit | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

El Gobierno acuerda enviar a Bruselas el plan presupuestario de 2017 y el control del déficit

Contemplan un ajuste de 5.000 millones de euros para dejar el déficit en el 3,1%

El Gobierno advierte de que la previsión de ingresos recogida es "muy prudente y muy conservadora"

El Gobierno analiza un posible veto a la iniciativa de subir las pensiones en 2017 con el IPC

nacional

| 14.10.2016 - Actualizado: 17:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Gobierno ha dado el visto bueno este viernes el plan presupuestario para 2017 y al conocido como 'informe de acción efectiva', que recoge las medidas adoptadas para asegurar el cumplimiento del déficit este año y el siguiente, y que remitirá a Bruselas mañana, cuando finaliza el plazo para enviarlo a la Comisión Europea.

Así lo trasladó la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, al término de la reunión del Consejo de Ministros, donde aseguró que "la parte mollar" de lo que se remitirá a Bruselas es el 'informe de acción efectiva', que resume las medidas aprobadas para reducir el déficit y cumplir el objetivo del 4,6% para este año comprometido con Bruselas, como el acuerdo de no disponibilidad de gasto de 2.000 millones de euros, el adelanto a julio del cierre presupuestario de 2016 y el aumento del Impuesto de Sociedades para recaudar 8.300 millones de euros más.

En este punto, la vicepresidenta confió en que el decreto ley de reforma del Impuesto sobre Sociedades, que entró en vigor el pasado 30 de septiembre, pueda ser convalidado en el Congreso el próximo 20 de octubre, según ha acordado la Junta de Portavoces de la Cámara Baja.

El documento sobre acción efectiva que se remite a Bruselas también se hace eco de la preparación de la transposición de las directivas de la Unión Europea sobre contratación pública, a la espera de la aprobación como proyecto de ley. Se trata de un texto ya muy ultimado que debe ser aprobado por el Consejo de Ministros para dar publicidad a determinados contratos negociados, que hasta la fecha no era exigida pero que ahora tiene que ser incluida.

Junto con el 'informe de acción efectiva', el Gobierno también remitirá a Bruselas el plan presupuestario de 2017, que supone básicamente la prórroga de los Presupuestos de 2016, pero con previsiones de ingresos y gastos para el próximo año que, según adelantó, se han realizado con "mucha prudencia".

La vicepresidenta apuntó que posteriormente debe ser el nuevo Gobierno quien adopte las medidas que considere oportunas para cuadrar el déficit público de 2017, ya que un Ejecutivo en plenitud de funciones podrá aprobar después unos nuevos Presupuestos para el próximo año.

AJUSTE DE 5.000 MILLONES PENDIENTE

De momento, el texto que se enviará a Bruselas contemplará un déficit público del 3,6%, medio punto por encima del objetivo comprometido con Bruselas, ya que el Gobierno no puede elaborar un plan presupuestario con cambios de política fiscal o económica, y se mantiene en el 2,3% el crecimiento previsto para el próximo año. Será el nuevo Gobierno quien tendrá que adoptar medidas adicionales por importe de unos 5.000 millones de euros (medio punto del PIB) para dejar el déficit de 2017 en el 3,1% acordado con la Comisión.

En concreto, el calendario que maneja el Gobierno es que Mariano Rajoy pueda ser investido presidente del Gobierno a finales de este mes, siempre que se confirme la abstención del PSOE, lo que le permitiría contar con un nuevo Presupuesto a finales de este año (en noviembre ya se podría aprobar el techo de gasto), donde sí se incluirían ya las medidas para cumplir con el déficit.

EL GOBIERNO ESPERA APROBAR EL TECHO DE GASTO EN NOVIEMBRE SI RAJOY ES INVESTIDO

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho hoy que si Mariano Rajoy es investido presidente del Gobierno a final de este mes, el nuevo Ejecutivo estaría en disposición de aprobar el techo de gasto para 2017 en noviembre. La vicepresidenta ha explicado que junto con el límite de gasto, también se aprobarán los objetivos de déficit de todas las administraciones públicas para 2017.

Asimismo, ha afirmado que un Gobierno "a pleno rendimiento" podrá aprobar mediante decreto ley las medidas de naturaleza presupuestaria que considere oportunas -como podría ser la revalorización de las pensiones- para que estén en vigor el 1 de enero.

Según ha confirmado, la prórroga automática de los presupuestos de 2016 será inevitable, porque aunque se pueda presentar el proyecto de ley con las nuevas cuentas para 2017 no dará tiempo a que esté aprobado antes del 1 de enero.

POSIBLE VETO A LA INICIATIVA DE SUBIR LAS PENSIONES EN 2017 CON EL IPC

Paralelamente, el Gobierno estudia un posible veto a la proposición de Ley presentada por 178 diputados para que las pensiones suban en 2017 de acuerdo con el IPC, ya que podría suponer un incremento de gasto presupuestario o una disminución de ingresos. La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado que los diferentes departamentos ministeriales afectados por una actualización de las pensiones vinculada a la inflación el próximo año están analizando el impacto que tendría en sus cuentas.

Ha dicho que el Gobierno "analiza el esquema" planteado en la proposición de Ley que fue registrada ayer por todos los grupos parlamentarios, salvo por el PP y Ciudadanos, y ha recordado que con el índice de revalorización de las pensiones aplicado en 2013 estas prestaciones se han actualizado en 2.077 millones de euros.

Sáenz de Santamaría ha asegurado que si no se hubieran revalorizado las pensiones el 0,25 % en los años en los que ha habido un IPC en el 0 % o en negativo, se hubiera registrado una pérdida de cerca de 1.240 millones de euros.