El Congreso vuelve a abrir sus puertas al público este viernes para dar a conocer su patrimonio

Entre las novedades, el busto de Azaña, colocado hace solo unos días en la Cámara

(Archivo)

nacional

| 01.12.2011 - 18:43 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un año más el Congreso de los Diputados abre sus puertas a los ciudadanos, a partir de mañana, para que puedan ver dónde trabajan sus representantes, conocer el patrimonio histórico y artístico de la institución y admirar novedades como el busto de Manuel Azaña, colocado hace solo unos días en la Cámara.

A las 10:00 horas de mañana viernes comienzan las XVI Jornadas de Puertas Abiertas que desde 1997 se celebran con motivo del Día de la Constitución, el 6 de diciembre, y que permiten conocer de cerca el escenario de la labor legislativa que llevan a cabo los diputados.

La visita se inicia en la Puerta de los Leones, que acaba de ser restaurada, donde el presidente de la Cámara, José Bono, acompañado por miembros de la Mesa y portavoces parlamentarios, recibirá a los primeros ciudadanos que se acerquen al Palacio de las Cortes.

Antes, deberán pasar por una carpa instalada en el patio, donde además de acreditarse en el control de seguridad podrán degustar una taza de chocolate, café o caldo para soportar mejor la espera.

Este año, el interior de la carpa ha sido forrado con telas rojas y amarillas, los colores de la bandera nacional. Además hay varias enseñas nacionales junto a las de las diecisiete Comunidades Autónomas.

Una vez que hayan entrado por la Puerta de los Leones, que únicamente se abre en estas jornadas y en la solemne sesión de apertura de cada legislatura, el recorrido arranca en el Vestíbulo principal o Vestíbulo de la Reina, presidido por una estatua de la reina Isabel II hecha en mármol de Carrara, obra de José Piquer y Duart.

Frente a ella está ubicado el busto en piedra del último presidente de la II República, Manuel Azaña, colocado el pasado lunes en ese lugar por decisión del presidente José Bono.

Otra novedad en esta sala son los dos tondos -retratos circulares- que se han situado en la parte superior con sendos retratos del expresidente del Gobierno Adolfo Suárez y del propio Azaña.

Después, los ciudadanos podrán contemplar el Salón de Conferencias, conocido como Salón de Pasos Perdidos, los Escritorios del Reloj y la Constitución y también el hemiciclo, la dependencia que mayor interés suscita en la visita.

Allí podrán buscar los lugares donde se sientan los miembros del Gobierno, que en apenas un mes tendrán nuevos inquilinos tras la victoria del PP en las elecciones generales, así como los escaños de los nuevos diputados que el próximo 13 de diciembre asistirán a la sesión constitutiva de la X Legislatura.

Y un año más es seguro que todos buscarán los impactos de las balas que dispararon por los guardias civiles que asaltaron el Congreso el 23 de febrero de 1981 en un intento de golpe de Estado.

El recorrido continuará en la primera planta del palacio, donde podrán contemplar la galería de retratos de los presidentes que ha tenido la Cámara, obra de los principales retratistas de los siglos XIX y XX, y la Sala Mariana Pineda, donde se reúne cada semana la Junta de Portavoces.

También pasarán por la Sala Constitucional, denominada así en homenaje a los ponentes de la Constitución Española de 1978.

Junto a esta dependencia está instalado el "set" fotográfico donde los diputados electos que acuden a presentar sus credenciales para la X Legislatura se hacen las fotografías oficiales, así que habrá visitantes que tengan la suerte de ver muy de cerca a alguno de los políticos que ocuparán alguno de los 350 escaños.

Y para terminar, antes de salir del Congreso, recibirán un ejemplar de la Constitución de 1978.

Para acudir a las Puertas Abiertas de la Cámara, que se prolongarán hasta el sábado, no se requiere reserva previa.

El año pasado acudieron a la sede parlamentaria 16.708 personas a lo largo de dos días.

La Cámara Baja da el relevo al Senado, que ayer y hoy ha celebrado también sus propias jornadas de puertas abiertas.