El Congreso tumba los vetos a las pensiones y la oposición pide negociación

La ministra Bañez pide a la oposición "lealtad y responsabilidad" para actuar con "visión de Estado"

nacional

| 31.10.2013 - 09:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Congreso ha tumbado hoy las ocho enmiendas a la totalidad al proyecto de ley de reforma de pensiones defendidas por la oposición, que ha exigido diálogo en el marco del Pacto de Toledo, mientras el Gobierno ha insistido en que el proyecto garantiza la sostenibilidad del sistema en el largo plazo.

Así lo ha expresado, en su intervención, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, quien ha asegurado en la Cámara baja que "el barco no se hundirá, permanecerá siempre a flote" y ha pedido a la oposición "lealtad y responsabilidad" para actuar con "visión de Estado" y por "el interés general de España".

El proyecto de ley ha contado con las enmiendas a la totalidad del PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD, CiU, PNV, BNG, Amaiur y ERC, que han sido rechazadas en su totalidad por los votos del PP.

También ha sido denegada una solicitud de avocación para que la reforma sea llevada a pleno después de que vaya a la Comisión de Empleo para debatir las enmiendas parciales, que se pueden presentar hasta el 4 de noviembre, por lo que pasará directamente al Senado para su aprobación definitiva, a menos que haya enmiendas y entonces vuelva al Congreso.

LA OPOSICION RECLAMA CONSENSO Y DIALOGO EN EL MARCO DEL PACTO DE TOLEDO

La oposición ha coincidido en sus intervenciones en reclamar consenso y diálogo en el marco del Pacto de Toledo, pero también en la inconstitucionalidad de la reforma que -a su juicio- vulnera el artículo 50, que dice que las pensiones tienen que ser periódicamente actualizadas.

"Vuelvan al Pacto de Toledo", han reiterado de forma unánime los grupos de la oposición que han compartido que se trata de una reforma arbitraria, hecha en solitario y en contra de los partidos, los agentes sociales y sindicales e incluso con un informe del Consejo Económico y Social (CES).

Por su parte, la ministra ha insistido en que el sistema de pensiones se sostendrá "por sí mismo" y ahora toca ver a qué "velocidad se quiere ir".

Báñez ha asegurado que el sistema dedica hoy "más recursos que nunca" al pago de las pensiones y prestaciones de la Seguridad Social, que en 2014 superarán los 131.800 millones de euros.

También ha avanzado que el próximo año 37 de cada 100 euros del presupuesto público se destinará a gasto de Seguridad Social y que el 10,7 % del PIB se dedicará al sistema, seis décimas más que en 2013.

En relación con los retos demográficos y económicos que afronta el sistema, Báñez ha recalcado que España ha perdido, desde 2008, tres millones de cotizantes, al tiempo que se han incorporado medio millón de pensionistas hasta superar los 8,2 millones de beneficiarios, mientras que el número de pensionistas que recibe dos pensiones del sistema asciende a 900.000.

La ministra también ha avanzado que antes de que acabe el año se sacarán del Fondo de Reserva, la conocida como hucha de las pensiones, 5.000 millones de euros para hacer frente a su pago.

La diputada socialista Magdalena Valerio ha acusado al Gobierno de "dinamitar el Pacto de Toledo que lleva dos décadas funcionando" y ha asegurado que la reforma laboral "ha sido una viga en la vía que ha hecho descarrilar el sistema de pensiones".

Valerio ha asegurado, igual que hizo esta mañana el portavoz económico del PSOE Valeriano Gómez, que cuando los socialistas gobiernen derogarán la reforma.

El diputado de Izquierda Plural Joan Coscubiela ha incidido en que el proyecto es "una monumental falacia" y ha acusado al Ejecutivo de ser "parte de la carcoma de los ingresos de la Seguridad Social".

El portavoz de Trabajo de CiU, Carles Campuzano, ha criticado que la ministra no haya aludido "en ningún momento" en su intervención al Pacto de Toledo y ha lamentado que saque adelante una reforma con todos en contra.

El diputado Sabino Cuadra, de Amaiur, ha hecho hincapié en la "buitrería" financiera internacional que planea sobre la sociedad española, mientras que el diputado de ERC Joan Tardá ha vaticinado para los pensionistas "la pobreza absoluta".

Mientras, UPN, que no ha presentado enmiendas igual que Foro Asturias, ha coincidido en expresar ante la Cámara su frustración por el debate y ha lamentado que el proyecto no pone todas las cartas sobre la mesa.

Por su parte, la portavoz del PP en la Comisión de Seguimiento del Pacto de Toledo, Carolina España, ha ofrecido la "mano tendida" porque el diálogo está abierto.

Hoy, coincidiendo con el debate, CCOO y UGT se han reunido, en el Congreso, con responsables del PSOE y CiU para intentar que el Ejecutivo dé marcha atrás en esta reforma.