El Congreso Nacional del PP se celebrará en Madrid los días 10, 11 y 12 de febrero

Cristina Cifuentes presidirá el congreso nacional del PP, como anfitriona de la cita

Rajoy pide que se le deje gobernar y avisa de que todos los partidos son responsables

nacional

| 14.11.2016 - Actualizado: 15:50 h
REDACCIÓN
Más sobre: ppSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta del PP de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, encabezará el comité organizador del próximo congreso nacional del PP, un cónclave que se celebrará del 10 al 12 de febrero y que presidirá la jefa del Ejecutivo madrileño, Cristina Cifuentes, como anfitriona de la cita.

Rudi presidirá la comisión organizadora del congreso, que tendrá como vicepresidentes al secretario general del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, al secretario general del PP de Castilla La Mancha, Vicente Tirado, y al coordinador de Organización del PP, Juan Carlos Vera.

Cifuentes, por su parte, será elegida por el plenario del congreso -a propuesta de la dirección nacional- para presidir este cónclave, según ha explicado el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maillo, en un encuentro informal con periodistas tras la celebración de la Junta Directiva Nacional del PP.

Maillo ha explicado que Cifuentes presidirá el congreso por ser la anfitriona, como es tradición, y por eso no estará presente en ninguna de las ponencias que se van a debatir, en las que sí están el resto de los dirigentes regionales del partido. Cinco ponencias se debatirán en este cónclave, y cada vicesecretario del partido coordinará una de ellas.

Fernando Martínez-Maillo coordinará la ponencia que más expectación despierta en esta cita, la de estatutos, que en esta ocasión irá también unida a la ponencia política. El congreso nacional del PP contará con 3.128 compromisarios, que serán elegidos directamente por los militantes de cada provincia.

La cifra de compromisarios se ha decidido multiplicando por cinco los miembros natos de la Junta -513- y añadiendo a representantes del partido en el exterior y de nuevas generaciones.

RESPONSABILIDAD DE TODOS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha apelado a la responsabilidad de todos los partidos para pedirles que dejen a su Ejecutivo trabajar, y ha subrayado que "nadie" debería impedir "el ejercicio razonable de la acción de gobierno".

"Tan malo es no tener un gobierno como tener un Gobierno al que no se deje gobernar", ha dicho Rajoy en la reunión de la Junta Directiva Nacional del PP, en la que ha admitido que para que se aprueben la mayoría de las leyes y medidas no son suficientes los votos de su partido junto con Ciudadanos y se necesita, al menos, la abstención de otros partidos.

Esta legislatura, ha insistido, "tiene que ser de mucho diálogo, pacto y acuerdo". "Nos obliga a todos", ha añadido Rajoy. Y ha señalado que los dos retos de la legislatura son consolidar la recuperación económica y abordar asuntos de Estado. Así, ha señalado que ésta es una "oportunidad magnífica" para abordar esos asuntos de Estado y "dejarlos al margen de los vaivenes políticos durante un tiempo".

Rajoy ha destacado que "hay que gobernar pensando siempre en el medio y largo plazo" y ha subrayado que para ello "hay que tomar decisiones difíciles si hay que hacerlo" porque con ello se beneficia a los ciudadanos. Ha celebrado que, gracias a la toma de estas decisiones, la economía española se ha mantenido "muy razonablemente" a pesar de que el Gobierno no ha tenido la plenitud de sus funciones.

"No liquidemos por prejuicios ideológicos reformas que se aprobaron porque se han demostrado que son buenas y eficaces", ha señalado Ha recordado que todavía hay muchos ciudadanos que no tienen empleo y ha asegurado que trabajará para que esto cambie y se traduzca en que las administraciones cuenten con más recursos para atender las necesidades de los españoles.

Ha insistido en que es "urgente" cumplir con los compromisos con la UE y ha celebrado las previsiones de crecimiento que ha emitido la Comisión Europea que apuesta por un crecimiento del 2,3 para España en 2017 frente a un 1,7 de Alemania o un 1,9 de Francia. También ha recordado la previsión de la tasa del desempleo, que este año estará por debajo del 26 por ciento y se espera que en 2017 baje del 20 por ciento.

CONVOCARÁ LA CONFERENCIA DE PRESIDENTES ANTES DE QUE TERMINE AÑO

Mariano Rajoy convocará antes de que termine el año la Conferencia de Presidentes para empezar a debatir sobre la financiación autonómica, un tema que, según ha dicho, quiere tratar en esta "primera parte" de la legislatura.

"Reuniré la Conferencia de Presidentes de las distintas comunidades autónomas a lo largo de este año. Hay un reto muy importante, que es el establecimiento de un nuevo modelo de financiación autonómica", ha declarado Rajoy ante la Junta Directiva Nacional del PP, máximo órgano del partido que se ha reunido este lunes en la sede central del partido.

Dado que en este momento la "situación económica" no es la que hubo en estos últimos años por la crisis, el jefe del Ejecutivo ha destacado la importancia de abordar en esta "primera parte" de la legislatura la financiación autonómica, ya que gracias a ello las diferentes administraciones prestan sus servicios básicos como sanidad o educación.

PACTO EDUCATIVO, OTRO OBJETIVO DE LEGISLATURA

Igualmente, Rajoy ha avanzado que el pacto educativo también quiere ponerlo en marcha cuanto antes porque la educación es "otro gran objetivo" de la legislatura. El pasado viernes, en una charla informal con los periodistas, tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el ministro del ramo, Iñigo Méndez de Vigo, ya avanzó que ha iniciado contactos con PSOE y Ciudadanos para lograr ese pacto y se mostró optimista al respecto.

El titular de Educación no es partidario de derogar la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), como ya indicó tras la investidura de Mariano Rajoy, sino de impulsar "algo nuevo" que suscite el máximo consenso entre los grupos parlamentarios, organizaciones de profesores, padres y estudiantes. El objetivo, según ha reiterado, es que las medidas que se acuerden duren, al menos, 15 años.

LA POLÍTICA ECONÓMICA DEBE SER "SUSTANCIALMENTE LA ANTERIOR"

El presidente del PP y del Gobierno ha querido dejar claro este lunes que la política económica en los próximos cuatro años debe ser "sustancialmente la anterior" porque ha "funcionado" y ha llamado al resto de fuerzas políticas a actuar con "responsabilidad" porque "nadie puede impedir el ejercicio razonable de la acción de gobierno".

Rajoy ha remarcado a los suyos que ésta a va a ser una legislatura en la que necesariamente tiene que haber "mucho diálogo, mucho pacto y mucho acuerdo", lo cual obliga a "todos, desde luego al Gobierno y al PP, pero también a los demás".

"Todos somos conscientes de que nadie puede imponer de manera absoluta su voluntad y nadie puede impedir el ejercicio razonable de la acción de gobierno", ha manifestado el líder 'popular', incidiendo que en "tan malo es no tener Gobierno como tener un Gobierno al que no se deje gobernar".

Según ha defendido, ahora de lo que se trata es que "todos" sean capaces de convertir esta situación política, "que no es fácil", en una situación "inédita" y en una "oportunidad" para los españoles. "Nosotros lo vamos a intentar y creo que sería bueno que todos lo hiciera porque es lo mejor para España y los españoles", ha apuntado