El Congreso condena cualquier equiparación política entre víctimas y verdugos

nacional

| 27.06.2012 - 09:20 h
REDACCIÓN

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha renovado hoy la condena "radical y sin paliativos" de cualquier acto terrorista, ensalzamiento de los mismos o intento de "equiparación moral y política entre víctimas y verdugos" en el solemne homenaje a las víctimas celebrado en la Cámara Baja.

Posada dirigía estas palabras en pie al hemiciclo antes de que la la práctica totalidad de los miembros del Gobierno y el resto de los diputados presentes en el Congreso guardaran un minuto de silencio como manifestación de la gratitud de los españoles a las víctimas del terrorismo. "Reafirmemos nuestra determinación de vencer al terrorismo de cualquier signo con las armas del Estado de derecho", ha dicho Posada en este homenaje, que ha estado marcado por las ausencias de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) y de Amaiur, que ha convocado otro acto alternativo.

A este respecto, la presidenta de la AVT, Ángeles Pedraza, ha exigido al Ejecutivo durante un acto al que ha asistido en Valdemoro (Madrid) que "por dignidad" permita que se escuche la voz de las víctimas en el Congreso, y ha lamentado que el Parlamento no les dé la palabra a ellos y sí a los "proetarras". Sí han acudido al Congreso la presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, Maite Pagazaurtundúa; el presidente de Dignidad y Justicia, Daniel Portero, y representantes de asociaciones autonómicas de víctimas.

"NO NOS HEMOS PLEGADO A LAS EXIGENCIAS DE LOS ASESINOS”

A ellos se ha dirigido el presidente del Congreso para trasladarles el afecto, la cercanía y la comprensión de todos los ciudadanos y destacar su integridad y firmeza, así como el triunfo de todos los españoles frente a la "grave lacra" que durante años ha empañado la convivencia democrática. "No nos hemos plegado a las exigencias de los asesinos ni hemos admitido que puedan defenderse las posiciones políticas con la fuerza de las armas", ha resaltado, tras afirmar que en esa determinación ha sido un ejemplo la "serenidad, fortaleza, valentía y altura de miras" de las víctimas.

Asimismo, ha tenido un especial recuerdo para los miembros de las fuerzas de seguridad y de las Fuerzas Armadas, con una importante representación en la tribuna de invitados, por haber "padecido con especial intensidad la violencia terrorista" y no cejar "en servir a España aún a riesgo de su integridad o su vida". "Los españoles hemos sabido resistir a ese asedio (...) sin permitir que la barbarie terrorista nos apartase del camino hacia la convivencia democrática en paz y libertad", ha afirmado Posada en este homenaje que rinde por tercer año consecutivo el Congreso a las víctimas cada 27 de junio, coincidiendo con la fecha del asesinato de la niña Begoña Urroz en 1960.

Un acto cuyo objetivo -ha recalcado Posada- no es sólo poner de manifiesto el reconocimiento de la sociedad o saldar una deuda, sino también subrayar su inigualable contribución a la convivencia democrática.

Al término del homenaje, al que tampoco ha asistido la asociación Voces contra el Terrorismo, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha conversado con algunas víctimas que le han expuesto su inquietudes y necesidades, que el titular de Interior se ha comprometido a estudiar.

En concreto, Lucía Jiménez, presidenta de la Asociación Canaria de Víctimas del Terrorismo (ACAVITE), se ha felicitado porque el Gobierno haya accedido a conceder las distinciones honoríficas a un centenar de víctimas canarias, en su mayoría por atentados del Frente Polisario. También se ha podido ver al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, departiendo con representantes de la asociación 11M Víctimas del Terrorismo.

El acto ha contado con la presencia del presidente en funciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Fernando de Rosa, y la Defensora del Pueblo en funciones, María Luisa Cava de Llano. Además han asistido la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, el presidente de Canarias, Paulino Rivero, y el consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares.

Entretanto, fuera del Palacio de las Cortes y cerca de la plaza de Neptuno se han concentrado 25 personas, convocadas por el colectivo "Jóvenes con las víctimas", para reclamar la ilegalización de Sortu.

AMAIUR RECONOCE A LAS VÍCTIMAS DE "TODAS LAS VIOLENCIAS

Amaiur ha mostrado su reconocimiento "a las víctimas y al sufrimiento causados por todas las manifestación de violencia", ha apostado por el "reconocimiento y la reparación de todas ellas" y ha reiterado su voluntad de "impulsar la reconciliación, basada en el respeto mutuo", a la vez que ha asegurado que su objetivo principal es "la construcción de una paz compartida en Euskal Herria, en la que todos los ciudadanos vascos se sientan partícipes".

Los diez diputados y senadores de Amaiur se han reunido este miércoles bajo el Arbol de Gernika, para dar lectura a un texto, en euskera, castellano, inglés y francés, en el que ha manifestado su reconocimiento "a las víctimas y al sufrimiento causados por todas las manifestaciones de violencia que ha habido en nuestro país".