El Congreso decide hoy si 'mete tijera' al presupuesto de la Casa del Rey

Así lo piden IU-ICV, UPyD y BNG en sus enmiendas que se debaten hoy en el Congreso

Cristobal Montoro

nacional

| 05.11.2013 - 09:30 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Comisión de Presupuestos del Congreso debatirá y votará esta martes las enmiendas parciales registradas por la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD y el BNG a las cuentas públicas para 2014 con el fin de 'meter tijera' a la asignación para la Casa del Rey. En concreto, solicitan una rebaja de entre uno y 2,3 millones de euros esa partida, que asciende a casi 8 millones de euros.

El proyecto presupuestario del Ejecutivo del PP prevé destinar a Zarzuela un total de 7,75 millones de euros en 2014 frente a los 7,93 millones del ejercicio anterior, lo que supone una reducción del 2 por ciento. Este es el cuarto año consecutivo en que se propone rebajar la partida destinada a la Casa de Su Majestad, que en 2010 ya se había congelado en los 8,9 millones de euros. En 2011, el presupuesto de la institución se recortó un 5,2 por ciento; en 2012, un 2 por ciento y el año pasado, un 4 por ciento.

IU-ICV, UN 30% MENOS Y BNG, UN 25%

Pero las fuerzas minoritarias de la oposición consideran que esta disminución es insuficiente, sobre todo al compararla con la aplicada a los Ministerios o la pérdida de poder adquisitivo de los funcionarios, y de ahí que registraran sus respectivas enmiendas para corregir esta situación.

Así, IU-ICV-CHA defenderá la necesidad de rebajar un 30 por ciento el dinero que se destina a Zarzuela, en consonancia con la pérdida de capacidad adquisitiva que han sufrido los funcionarios, según cálculos sindicales, lo que supondría rebajar en 2,3 millones la cantidad prevista para la Jefatura del Estado. "Es razonable pedir un esfuerzo similar a la Jefatura del Estado que, en todo caso, contará con un presupuesto más que razonable", apunta la coalición de izquierdas. Cinco puntos porcentuales menos, esto es, un 25 por ciento es la rebaja que propone el BNG para el presupuestos que se destina al mantenimiento de la Casa y la Familia Real, lo que se traduciría en una reducción de unos 1,9 millones de euros.

El partido de Rosa Díez, por su parte, planteará una reducción de la partida para la Casa del Rey de un 21 por ciento respecto a los 8,43 millones de euros que el Gobierno destinó a la Jefatura del Estado en 2010. Esto supondría que Zarzuela contase con un millón de euros menos de la asignación prevista para el próximo ejercicio.

Por su parte, desde Esquerra Republicana abogarán una vez más por suprimir esa partida constitucional y a cambio fijar al jefe del Estado un salario anual similar al del presidente del Gobierno, que se sitúa en los 78.185 euros anuales.

¿CUALES SON LOS GASTOS GLOBALES?

Durante la defensa de sus enmiendas en la Comisión de Presupuestos de este martes tanto la Izquierda Plural como Esquerra aprovecharán además para reclamar, como viene siendo habitual, que la partida para Zarzuela sea desglosada, como si se tratara de cualquier ministerio, máxime después de la inclusión de la Casa del Rey en la Ley de Transparencia, y que se conozcan los gastos globales que se dedica a la Casa de Su Majestad (seguridad, transporte, mantenimiento del Patrimonio Nacional, etc).

Y es que, según ha defendido el portavoz de la Izquierda Plural en la Comisión Constitucional, Joan Josep Nuet, la asignación de libre disposición para Don Juan Carlos es "una ínfima parte", alrededor de un 10 por ciento, de las partidas totales que se destinan a la Casa del Rey y que, a su juicio, están "camufladas" en el conjunto del presupuesto.

En concreto, la enmienda de IU-ICV-CHA pide que se conozcan al detalle todos los conceptos y subconceptos de la partida que se destina a la Jefatura del Estado e insta al Gobierno a que en el primer trimestre del año 2014 lleve a cabo las regulaciones legales oportunas para que los miembros de la Casa del Rey estén obligados a la declaración y registro de actividades y de bienes y derechos patrimoniales.