El Congreso debate la moción de censura de Podemos contra Mariano Rajoy

Pablo Iglesias y Mariano Rajoy

nacional

| 13.06.2017 - 08:24 h
REDACCIÓN

El pleno del Congreso debate desde las nueve de esta mañana la moción de censura presentada por Unidos Podemos contra Mariano Rajoy en la que defenderá su programa de gobierno el líder de Podemos, Pablo Iglesias, con la certeza de que la iniciativa no saldrá adelante. Es la tercera moción de censura que se plantea en democracia tras las presentadas contra Adolfo Suárez y Felipe González, que fueron rechazadas.

El debate de la moción comienza con la presentación de la misma, sin límite de tiempo, por parte de la portavoz de Unidos Podemos, Irene Montero, quien encabeza la lista de los 35 firmantes que presentaron la moción. Una vez expuestos los motivos de la moción de censura subirá a la tribuna de oradores el candidato, Pablo Iglesias, que presentará, también sin tiempo prefijado, el programa de Gobierno que pretende llevar a cabo.

Fuentes de la Presidencia han subrayado que el Gobierno puede intervenir siempre que lo desee y que el candidato también tiene derecho a replicar, por lo que se puede dar el caso de que Iglesias y Rajoy mantengan un "cara a cara" por tiempo indefinido siempre que ambos sigan pidiendo la palabra para contestar.

En esa hipótesis, será la presidenta, Ana Pastor, la que ponga fin a las réplicas, dando la última palabra a quien estime conveniente. Tras una interrupción por el tiempo que decida también la presidenta, tomarán la palabra los representantes de los grupos parlamentarios en orden de menor a mayor representación por un tiempo de 30 minutos, y una segunda intervención de otros diez.

Concluido el debate, que podría prolongarse hasta mañana miércoles, lo que dependerá del tiempo que empleen los proponentes y de si toma la palabra el Gobierno, se procederá a la votación, pública y por llamamiento, como ocurre con las sesiones de investidura.

Un miembro de la Mesa pronunciará el nombre de cada diputado a partir de un apellido elegido al azar para que, desde su escaño, los diputados vayan diciendo en voz alta "sí", "no" o "abstención" a la moción de censura. Para que salga adelante, la moción de censura debe recibir el apoyo de al menos la mitad más uno del Congreso, es decir, 176 votos para ser aprobada.

En el artículo 114.2 de la Constitución se establece que si el Congreso aprueba una moción de censura, el Gobierno deberá presentar su dimisión al Rey y el candidato votado en la moción se entenderá investido de la confianza de la Cámara y, a continuación, el monarca le nombrará presidente del Gobierno. En caso de que la propuesta sea rechazada, los 35 diputados que han suscrito esta moción de censura no podrán firmar otra durante el mismo periodo de sesiones.