El Congreso avala a Rajoy para firmar la propuesta de la UE sobre el Reino Unido

Podemos, único partido que no teme el 'Brexit': "Si quieren irse, que se vayan"

nacional

| 17.02.2016 - 14:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Congreso de los Diputados ha dado este miércoles su consentimiento a que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, firme esta semana junto al resto de líderes europeos la propuesta que le han hecho a Reino Unido para intentar convencer a los británicos de que no abandonen el club comunitario.

Aunque a ningún partido, ni siquiera al PP, le gusta la oferta planteada al Reino Unido, tan solo Podemos ha pedido expresamente al Gobierno que vete el acuerdo en la cumbre que arranca este jueves en Bruselas y que estará centrada en la discusión sobre la propuesta europea para intentar evitar el 'Brexit', como se conoce en la jerga diplomática al escenario de una salida de Reino Unido de la UE.

El jefe de la diplomacia, José Manuel García-Margallo, ha comparecido en la Comisión de Asuntos Exteriores para informar a los grupos del estado de las negociaciones con Londres y recabar su "aquiescencia" para que Rajoy "pueda aceptar el acuerdo", que comporta obligaciones para el próximo Gobierno que se forme en España.

Este es uno de los motivos esgrimidos por el líder de Podemos, Pablo Iglesias, para pedirle al Gobierno que no permita la unanimidad en el Consejo Europeo. Iglesias defiende también que España vete el acuerdo (requiere unanimidad) porque, en su opinión, ofrece "impunidad general" al "paraíso fiscal" de la City londinense e introduce una peligrosa discriminación laboral entre europeos con los límites a ciertos beneficios sociales que Londres quiere imponer a los trabajadores comunitarios que se muden al Reino Unido.

El líder de la formación morada ha intentado atraer al PSOE a su posición y pedir ese veto de forma conjunta, pero a pesar de las dudas que la propuesta de acuerdo genera en los socialistas, sobre todo en lo que afecta a los derechos de los trabajadores españoles en ese país, el PSOE asume que una salida del Reino Unido de la UE sería un "peligro" mayor para ellos, pues se convertirían en extranjeros. "Y yo he venido a defender a los trabajadores españoles", ha explicado el diputado socialista Ignacio Sánchez Amor.

No obstante, Sánchez Amor ha criticado que la decisión sobre la nueva relación del Reino Unido con el resto de la UE tenga que tomarse con tanta "prisa" y ha denunciado que el primer ministro británico, David Cameron, con su actitud no ha hecho otra cosa que dar "cartas a todos los euroescépticos".

Aun así, el PSOE no tiene dudas: "Hay que mantener a Reino Unido dentro de la UE", mientras que Podemos no teme el 'Brexit'. Iglesias es partidario de no aceptar el "órdago" de Cameron porque "abre la puerta a que se pueda cuestionar la viabilidad política de Europa". "Si quieren irse, que se vayan", ha señalado.

Cameron se ha comprometido a organizar un referéndum antes de 2017 para que los británicos decidan si siguen o se van de la UE. Y para hacer campaña en favor de la opción de permanecer en el club europeo exige un nuevo marco de relaciones con la Unión, que es lo que los líderes europeos se disponen a aprobar en la cumbre de esta semana.

El punto más polémico de la oferta que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha presentado a Cameron --y que supone el documento base de la negociación-- se refiere a la posibilidad de que el Reino Unido pueda negar a los inmigrantes europeos durante sus primeros años en el país las prestaciones públicas dirigidas a complementar los salarios más bajos.

¿A CUANTOS ESPAÑOLES AFECTARA?

Según ha explicado el ministro, la propuesta no afecta en principio a los españoles que ya se encuentran trabajando en el Reino Unido, sino a los nuevos que puedan llegar. García-Margallo ha facilitado los datos que los Consulados tienen de españoles viviendo en el Reino Unido, un total de 118.391. De ellos, tienen derecho a trabajar 58.623. A 31 de diciembre de 2015, habían solicitado alguna prestación social 4.620 españoles, de los que 2.120 correspondían a prestaciones de desempleo "que no se ven modificadas" por el acuerdo que se negocia con Reino Unido. "Estamos hablando de unos derechos que solo existen en la legislación británica", ha explicado el ministro. Su objetivo es complementar los salarios más bajos para desincentivar que un trabajador que esté cobrando la prestación por desempleo rechace un empleo porque éste sea inferior a lo que cobra estando en paro.

La diputada de IU Sol Sánchez ha advertido al ministro de que es muy habitual que los emigrantes españoles no se inscriban en el consulado que les corresponde por lo que la cifra total de españoles viviendo en el Reino Unido se acerca, según algunas organizaciones, a los 800.000.

Por parte del PNV, Aitor Esteban ha calificado de "preocupante" los límites a los beneficios sociales que pretende imponer Cameron a los trabajadores del resto de la UE que se muden a su país porque, en su opinión, "supone poner en peligro" el propio proyecto europeo, basado en la libre circulación de bienes y personas.

El portavoz de Democracia i Llibertat, Jordi Xuclà, también ha expresado sus "reservas" ante este "descuelgue" del Reino Unido respecto del Estado del bienestar, pero ha asumido que "sumados y restados" los pros y los contras, a España le conviene la permanencia del Reino Unido en la UE.

El representante de Ciudadanos, Fernando Maura, ha explicado que su grupo no es partidario de que la UE pierda un socio tan relevante como el Reino Unido, pero ha querido dejar claro que no le gustan las "excepciones" como la que se plantea aquí, "porque no es justo para todos". Maura también ha querido advertir sobre la falta de legitimidad que tiene un Gobierno en funciones para adoptar acuerdos internacionales como el que marcará las nuevas relaciones del Reino Unido con el resto de la UE. Y por ello ha lamentado que de esta Comisión el Ejecutivo se vaya con un "mix de posiciones" en lugar de un "mandato concreto" con la posición que deberá defender en la cumbre europea.

"O ACEPTAMOS, O EL REINO UNIDO SE VA"

El ministro le ha respondido que Rajoy no puede sentarse en la mesa de negociación con un "mandato cerrado" y a quienes piden más tiempo para negociar les ha asegurado que "no hay otra opción". "O aceptamos las exigencias de Cameron o el Reino Unido se va", ha avisado García-Margallo.

A la petición de veto por parte de Podemos, el ministro ha contestado que sería "absurdo" que por no tener la aquiescencia de la Cámara Rajoy facilitase la salida de Reino Unido de la UE.

A pesar de la posición de máximos defendida por Iglesias, el debate entre él y el ministro ha estado lleno de guiños, con citas de García-Margallo a líderes comunistas como Karl Marx o Lenin. Los dos políticos han alabado el nivel intelectual del otro y el ministro ha accedido a regalarle a Iglesias, a petición de éste, un libro que el ministro elegirá y que será "muy bueno".