El Congreso apruebe este jueves la reforma laboral

nacional

| 08.09.2010 - 16:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La reforma laboral será aprobada este jueves definitivamente por el pleno del Congreso tras dos meses de tramitación y previsiblemente con algunos cambios, tras su paso por el Senado, como incorporar un mayor control a los desempleados o facilitar el despido por absentismo laboral.

No obstante, el núcleo central del proyecto de ley de la reforma, referido a la contratación y al despido, se mantendrá casi intacto, a excepción de un punto y una coma que fue añadido en la Cámara Alta por iniciativa de CiU y que el PSOE ha anunciado que quiere quitar.

Esta corrección gramatical se refiere, precisamente, al despido objetivo por causas económicas, al que se podrán acoger aquellas empresas que tengan previstas pérdidas o que sus ingresos hayan disminuido continuamente y afecten a la viabilidad de la empresa.

La generalización del contrato de Fomento del Empleo a un colectivo mayor de ciudadanos, que podrán ser despedidos con una indemnización de 33 días por año trabajado, frente a los 45 días actuales que contemple el contrato fijo ordinario, es otro de los aspectos que permanecerá intacto.

Sin embargo, el pleno del Congreso sí cambiará previsiblemente, gracias a la mayoría de votos del PSOE, el punto que se refiere al despido por absentismo laboral, y modificará la enmienda aprobada en el Senado y que eliminaba el porcentaje total de absentismo necesario en una empresa para poder rescindir un contrato a un trabajador.

DESPIDO OBJETIVO

De esta forma, la nueva ley contemplará un despido objetivo cuando el absentismo supere el 2,5% del total de la plantilla.

Otro de los cambios que contemplará la reforma laboral y que fue negociado en el Senado por iniciativa socialista (por lo que previsiblemente no sufrirá modificación) es la rebaja de 100 a 30 días el período máximo por el que un parado debe aceptar un curso de formación sin ser sancionado.

El pleno también apoyará la enmienda que garantiza el cobro del salario mínimo interprofesional (633 euros) a empleados que pueden recibir parte de su sueldo en especie, como ocurre con las empleadas del hogar.

Sin embargo, las cuatro modificaciones introducidas por PNV y BNG mediante pacto político en el Senado y que fueron votadas en contra por el PSOE podrían ser tumbadas.

Una de ellas, del BNG, establece que en el caso de desempleo parcial el paro cobrado se calcule por horas y no por días, de forma que el porcentaje de la prestación consumido sea equivalente al de reducción de jornada.

Las otras tres son del PNV, entre ellas la que restringe la conversión en trabajadores fijos a sólo los temporales que hayan realizado "idéntica actividad y en el mismo puesto" con contratos encadenados durante tres años, ampliables a otro más.

El texto definitivo modifica el papel de las empresas de trabajo temporal (ETT), además de aumentar las bonificaciones a las empresas, introducir cambios en las indemnizaciones que paga el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) y aumentar las relativas a las contratación temporal.

Asimismo, el Pleno también convalidará la prórroga por seis meses del Programa Temporal de Protección por Desempleo e Inserción (PRODI), que es como se denomina la ayuda de 426 euros para los parados que hayan agotado la prestación por desempleo o el subsidio.

La prórroga beneficiará a menores de 30 años, mayores de 45 con cargas familiares y parados de larga duración, siempre que extingan la prestación o el subsidio de paro entre el 16 de agosto de este año y el 15 de febrero de 2011 ambos inclusive, y no incluye a los actuales beneficiarios, que dejarán de percibir la prestación cuando transcurran los seis meses establecidos.