El Congreso aprueba la reforma hipotecaria entre protestas de oposición y afectados | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

El Congreso aprueba la reforma hipotecaria entre protestas de oposición y afectados

Decenas de personas protestan en Madrid contra la reforma hipotecaria del PP

nacional

| 18.04.2013 - Actualizado: 19:56 h
REDACCIÓN

El Congreso, con los únicos votos del PP, ha dado luz verde hoy la reforma de la ley hipotecaria entre duras críticas de la oposición, por considerar que este partido ha dado la espalda a la calle, y la protesta de los afectados, que se han concentrado para mostrar su indignación por las medidas aprobadas.

La Ley para reforzar la protección de los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social, que incluye medidas contra los desahucios incluye una enmienda de UPN relativa al fondo social para alquiler y continuará su tramitación parlamentaria en el Senado.

Todos los grupos de la oposición han criticado con dureza el texto elaborado por el PP al considerar que no resuelve el problema de los desalojos y que no incluye sus enmiendas.

El portavoz de Economía del PP en el Congreso, Vicente Martínez Pujalte, aseguraba que, aunque le hubiera gustado que "más grupos se hubieran sumado a la votación", ha afirmado sentirse "muy satisfecho y muy contento" porque a partir de ahora "decenas de miles de personas verán mejoradas sus condiciones de vida, podrán mantener su casa si tienen dificultades reales mediante una reestructuración de la deuda y se atenderán sus problemas sociales".

"Hemos dado un paso de gigante en la mejora del mercado hipotecario, evitando cláusulas abusivas pero permitiendo que muchas personas sigan teniendo acceso a la vivienda. Estoy muy contento por las decenas de miles de personas que se van a beneficiar de la ley".

Además, el dirigente 'popular' ha recordado que el proyecto de ley sí incluye la dación en pago pero sólo como último recurso, porque el objetivo primordial ha de ser "clarísimamente que las familias con dificultades para pagar puedan mantener su techo". "No queremos que nadie se vea desalojado de su vivienda, queremos que antes de eso se le den oportunidades, se les rebaje la cuota hipotecaria, se pare el lanzamiento, tengan una moratoria... Que tengan más opciones. Y, en último caso, aceptamos la dación en pago siempre y cuando se le pueda ofrecer a la vez un alquiler social.

LA OPOSICION RECHAZA EL TEXTO

Todos los grupos de la oposición han criticado con dureza el texto elaborado por el PP al considerar que no resuelve el problema de los desalojos y que no incluye sus enmiendas.

Durante el debate de la Comisión, la portavoz de vivienda del PSOE, Leire Iglesias, ha señalado que la nueva ley supone un "cierre en falso" del problema de los desahucios y "finiquita" la esperanza que pusieron los ciudadanos en la iniciativa legislativa popular (ILP) sobre dación en pago.

Iglesias ha afirmado que la legislación hipotecaria es "tremendamente desequilibrada", ha alertado de que esta ley representa "el fracaso de la política" y ha alertado de que en breve será superada por la realidad social.

La diputada de CiU Lourdes Ciuró ha criticado que la nueva ley solo recoge las enmiendas del PP, excepto en cuestiones "puntuales y anecdóticas", y no refleja la pluralidad de la Cámara.

Ciuró apostó por una ley más ambiciosa que de una solución a todas las personas que han sufrido un desalojo de su vivienda y quienes pasan "penurias para seguir pagando" e insistió en que no se aborda las situaciones de sobre-endeudamiento familiar, una de sus principales reivindicaciones.

Desde la Izquierda Plural Joan Coscubiela dijo que el grupo popular "vuelve a dar la espalda a la realidad", a una ILP apoyada por 1,5 millones de ciudadanos y auguró que la futura ley "muy pronto quedará desbordada por los tribunales" porque continúa negándose a incorporar una solución a la segunda oportunidad.

En el mismo sentido Carlos Martínez Gorriarán, de UPyD, volvió a pedir la ley de segunda oportunidad, una de las principales demandas de este partido, y cargó contra la "obcecación irracional" del PP y del Gobierno en no llegar a acuerdos en cuestiones en las que todos los grupos de la oposición coinciden.

El diputado del PNV Pedro Azpiazu lamentó que sea imposible lograr un acuerdo entre todos los grupos para abordar el problema de los desahucios y coincidió en que la nueva norma será superada en poco tiempo por la justicia y la situación social.

Por el grupo mixto, la diputada Olaia Fernández (BNG) acusó al PP de hacer de "cinismo puro" y simular "una pose inicial" con la ILP para después "ignorarla" y opinó que el nuevo texto no supone ningún avance respecto a la situación que existía al comienzo de la tramitación de las leyes sobre desahucios a finales de 2012.

Tras superar este trámite, la norma pasará a debatirse en el Senado. La previsión del Ministerio de Economía y Competitividad es que la ley esté en vigor a finales de abril o principios de mayo.

CAMBIOS

Entre los cambios que se han introducido en la norma durante su tramitación parlamentaria se encuentra, como consecuencia de la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, la modificación del procedimiento ejecutivo para que el juez pueda paralizar ejecuciones si detecta cláusulas abusivas.

Así, de oficio o a instancia de parte, el órgano judicial competente podrá apreciar la existencia de cláusulas abusivas en el título ejecutivo y, como consecuencia, decretar la improcedencia de la ejecución o, en su caso, su continuación sin aplicación de aquéllas consideradas abusivas.

El texto también recoge que, para reforzar la protección del deudor hipotecario en la venta extrajudicial, el notario podrá advertir a las partes si existe alguna cláusula que pueda ser considerada abusiva.

LÍMITE INTERÉS

La norma establece que, con el objetivo de reducir el importe que debe el deudor hipotecario, además de la limitación del interés de demora a tres veces el interés legal, se ha incluido la limitación del devengo de los mismos. Además, estos intereses solo podrán devengarse sobre el importe del principal y que los mismos no pueden capitalizarse.

Por otra parte, se han limitado las costas del procedimiento de ejecución hipotecaria de vivienda habitual a, como máximo, el 5% del total reclamado.

Otra de las novedades que establece el texto es una regla de imputación de pagos si tras la ejecución hipotecaria resultase insuficiente para saldar la deuda. Así, la cantidad de la adjudicación del bien se imputará por mandato legal en este orden: intereses remuneratorios, principal, intereses moratorios y costas.

En cuanto al sistema de quitas (actualmente una reducción del 35% si se paga la deuda en 5 años y del 20% en 10 años), se aplica retroactivamente a las adjudicaciones de vivienda habitual hipotecadas anteriores a la entrada en vigor de la ley, siempre que a esa fecha no se hubiere satisfecho completamente la deuda y que no hayan transcurrido los plazos de 5 o 10 años.

LA PLATAFORMA DE COLAU SE MANIFIESTA EN NEPTUNO

Decenas de personas, convocadas por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), se han concentrado en la plaza madrileña de Neptuno, al no lograr llegar hasta el Congreso, para denunciar las propuestas del PP sobre la reforma de la Ley Hipotecaria que se debate en esta Cámara.

Los asistentes, entre los que se encontraban afectados y simpatizantes de la PAH, no han podido acceder a las inmediaciones del Congreso, donde se había convocado en un principio la protesta, porque se lo han impedido las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Con pegatinas y pancartas verdes con el lema "Sí se puede" y con cánticos como "La ILP no se negocia" y "Sí se puede, pero no quieren", los concentrados han criticado el texto que aprobará el PP con la oposición de todos los grupo parlamentarios.

En esta jornada, las entidades promotoras de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para la dación en pago y el freno de los desahucios han pedido retirar la iniciativa presentada en el Congreso al considerar que el PP ha "desvirtuado" la propuesta ciudadana impulsando unilateralmente su propio texto.

Ante una fuerte presencia policial, el acto ha comenzado sin incidentes, al tiempo que se van incorporando más personas a la protesta, entre ellos, el coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara.

Tras dos horas de concentración y antes de abandonar la plaza de Neptuno, han guardado un minuto de silencio tras conocer la aprobación en la Comisión de Economía del proyecto de Ley para reforzar la protección de los deudores hipotecarios.

Los asistentes, que han realizado este acto de protesta de espaldas a la Cámara Baja, han concluido el minuto de silencio con gritos de "vergüenza, vergüenza".