El Congreso aprueba la reforma educativa solo con los votos del PP

Wert alerta de que cada repetidor aumenta el coste educativo en 7.000 euros

La norma refuerza la libertad de enseñanza y de elección de centro como principios fundamentales

Fija el castellano como lengua vehicular en toda España

Establece evaluciones al final de cada etapa educativa

Ignacio González felicita a Wert y critica "el sectarismo de la izquierda"

nacional

| 10.10.2013 - 12:38 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El pleno del Congreso ha aprobado , solo con la mayoría parlamentaria del PP, el proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

La reforma educativa, que ahora pasa al Senado, ha recibido el voto en contra de toda la oposición, excepto Foro Asturias y UPN, que se han abstenido.

El conjunto del proyecto legislativo orgánico ha recibido 182 votos favorables, 137 en contra y 2 abstenciones.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha alertado de que cada repetidor de la educación obligatoria incrementa el coste del sistema educativo en una media próxima a los 7.000 euros.

Dado que el 40 % de los alumnos ha repetido al menos una vez a los 15 años, el coste global de una cohorte de estudiantes que hayan pasado por el sistema escolar es de 24.000 millones de euros, ha explicado Wert en el pleno del Congreso para defender el proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

Es una "lacra" educativa y un uso "muy ineficiente" de los recursos, ha comentado.

Frente a las críticas de CiU, Wert ha asegurado que esta ley es la primera que reconoce el modelo de "inmersión lingüística" y deja sentadas las condiciones de oferta escolar en castellano en las que ese sistema puede considerarse conforme al bloque constitucional.

SÓLO CON EL APOYO DEL PP

"Queda todavía el trámite del Senado; espero que haya una disposición al diálogo más constructiva", ha señalado Wert a la prensa al terminar el debate.

En el pleno, el ministro no ha querido responder a lo que ha considerado insultos, pero ha retado a los portavoces de PSOE y de Izquierda Plural a que demuestren cuándo él ha llamado "vagos" a los profesores.

El diputado socialista Mario Bedera había acusado al ministro de "cínico" y de llamar "vagos" a los profesores, "radicales" a los padres que secundan las huelgas educativas y "aprovechados" a los estudiantes que firman exámenes en blanco para seguir con la beca.

Caridad García (Izquierda Plural) ha indicado que, cuando se ha acusado a los docentes de "trabajar poco", Wert no los ha defendido.

El ministro ha recordado el estudio reciente de la OCDE en que los adultos españoles se sitúan a la cola en comprensión lectora y matemáticas.

DISCREPAN DE WERT

Ha citado al subdirector de Educación de la OCDE, Andras Schleicher, para concluir que se ha producido un "estancamiento" de la adquisición de competencias en el sistema educativo tras el avance de la universalización de la enseñanza básica.

Bedera ha replicado que el mismo experto aseguró en 2007 que las medidas de la Ley Orgánica de Educación (LOE), en vigor, coinciden con las mejores del mundo.

Ha discrepado Wert con que la reforma tenga un enfoque segregador y vaya contra la escuela pública.

"No existe segregación más grave que la expulsión que supone el abandono escolar temprano", ha asegurado, que son la cuarta parte de los alumnos.

Entre éstos, son mayoría los que proceden de las capas sociales más desfavorecidas.

Lo ha atribuido a la falta de "vías alternativas por la excesiva rigidez del sistema"; por el contrario, la Lomce instaura itinerarios "flexibles y reversibles".

Pero ha precisado que una ley no resuelve todos los problemas de una sociedad: "Mi confianza en la ley es limitada; marca reglas de juego importantes (...) pero si los jugadores no juegan, no hay partido".

Ha defendido la FP dual, con formación teórica y práctica en las empresas, para facilitar la transición laboral, y la FP básica porque los programas de cualificación profesional inicial "no funcionan".

Las evaluaciones, que "no reválidas", se orientan a detectar las dificultades de aprendizaje precozmente y comprobar si se han adquirido las competencias necesarias para pasar de etapa.

Ha reprochado la "caricatura" de la nueva ordenación académica porque "no es riguroso" decir que se trata de una "recentralización" cuando el Estado se reserva la mayor parte de los contenidos troncales.

Sandra Moneo (PP) ha reprochado el "conformismo" de quien no quiere cambiar nada y se opone al esfuerzo y la equidad, entendida como que el sistema ofrezca a cada alumno lo que necesita.

Ha calificado de "imposible" el diálogo con el PSOE, pues pretende mantener la LOE.

"No me hable de que no hay problemas lingüísticos en Cataluña; las leyes están para resolverlos", ha replicado Moneo a CiU sobre la cuestión lingüística.