El Congreso aprueba la ley que prohíbe fumar en los espacios cerrados

Se prohíbe fumar en todos los locales de uso público cerrados, salvo excepciones

Los recintos hospitalarios, incluidas las zonas al aire libre y las áreas de ocio infantil serán espacios sin humo

nacional

| 20.10.2010 - 09:09 h
REDACCIÓN
Más sobre: tabacoSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comisión de Sanidad del Congreso ha aprobado, con competencia legislativa plena, la reforma de la ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo, que pone el acento en la protección de los menores y los fumadores pasivos, específicamente de los trabajadores de la hostelería.

La nueva norma, que entrará en vigor el próximo día 2 de enero, permitirá fumar en los centros penitenciarios, residencias de mayores y discapacitados y en psiquiátricos, pero sólo en salas habilitadas para ello.

Los hoteles reservarán un 30 por ciento de habitaciones para fumadores, pero éstas deberán ser siempre las mismas y estar convenientemente identificadas.

El PP mantiene viva, para defenderla en la Comisión, la enmienda en la que propone que los establecimientos puedan voluntariamente cerrar un espacio reservado para los fumadores, pero previsiblemente no va a lograr el consenso suficiente para sacarla adelante.

La ley declara espacios sin humo los recintos hospitalarios, incluidas las zonas al aire libre, así como las áreas de ocio infantil abiertas, pero no los campus universitarios.

El texto, que una vez aprobado pasará directamente al Senado, define claramente lo que es una terraza como un espacio que cuenta con dos paramentos verticales y un techo en el que se puede fumar.

PRINCIPALES ASPECTOS DE LA LEY

- Se prohíbe fumar en todos los locales de uso público cerrados, salvo algunas excepciones.

- Se permite fumar en los establecimientos penitenciarios, centros psiquiátricos de media y larga estancia y centros de mayores o de personas con discapacidad, siempre que sea en las zonas exteriores de los edificios o en salas habilitadas al efecto, que deberán estar señalizadas y contar con ventilación independiente.

- En los hoteles se podrá reservar hasta un 30 por ciento de habitaciones para fumadores, pero éstas deberán ser siempre las mismas y estar separadas del resto.

- En el ámbito de la hostelería, se entiende por zona al aire libre, todo espacio no cubierto o espacio que estando cubierto esté rodeado lateralmente por un máximo de dos paredes, muros o paramentos.

- Se consideran también libres de humos los recintos de los parques infantiles y áreas o zonas de juego para la infancia, entendiendo por tales los espacios al aire libre acotados que contengan equipamiento o acondicionamientos destinados específicamente para el juego y esparcimiento de menores.

- Tampoco se podrá fumar los espacios al aire libre o cubiertos, comprendidos en los recintos de centros, servicios o establecimientos sanitarios.

- La ley permite fumar en los espacios al aire libre de los centros universitarios y de los exclusivamente dedicados a la formación de adultos, siempre que no sean accesos inmediatos a los edificios o aceras circundantes.

- Se prohíbe en todos los medios de comunicación, incluidos los servicios de la sociedad de la información, la emisión de programas o de imágenes en los que los presentadores, colaboradores o invitados aparezcan fumando, mencionen o muestren, directa o indirectamente, marcas, nombres comerciales, logotipos u otros signos identificativos o asociados a productos del tabaco.

- La prohibición no se aplicará a los clubes privados de fumadores, entendiendo que debe tratarse de entidades con personalidad jurídica, carecer de ánimo de lucro y no incluir entre sus actividades u objeto social la comercialización o compraventa de bienes o productos consumibles. Además, no se permitirá la entrada a menores de edad.

- Se remite al Consejo Interterritorial de Salud la valoración de los tratamientos de deshabituación tabáquica y su posible inclusión en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud.

- Se adoptarán medidas para la protección de la salud y la educación de los menores, con el fin de evitar el inicio en el consumo y de ayudarles en el abandono de la dependencia. Para ello, se introducirán contenidos contra al tabaquismo en los planes formativos del profesorado.

- El Ministerio de Sanidad deberá remitir a las Cortes Generales, con carácter bienal y durante los cuatro años siguientes a la entrada en vigor de la ley, un informe de evaluación del impacto de esta reforma sobre la salud pública.