El PSOE avala pactos de investidura o coalición con Podemos si son "coherentes"

Da por hecho que gobernará en siete Comunidades dónde aún no se han cerrado pactos

Responde al PP que se han "autoexcluido" por su política "frentista"

Susana Díaz insiste en llamar al PSOE a la "centralidad": "No nos disfracemos de lo que no somos"

nacional

| 30.05.2015 - 09:11 h
REDACCIÓN

El Comité Federal del PSOE ha acordado hoy que en aquellos territorios donde los socialistas sean primera fuerza de la izquierda, se podrán entablar pactos de investidura o de coalición con Podemos y otras formaciones siempre que sean "coherentes" y estén basados en políticas de progreso.

La resolución política aprobada por el máximo órgano del partido también establece que donde el PSOE tenga un menor peso que Podemos, la voluntad será "la de no formar parte de esos gobiernos", similar postura a la adoptada por la formación que lidera Pablo Iglesias.

La disposición de los socialistas es buscar entendimientos con "generosidad y apertura de miras, sin imposiciones, ni apriorismos", pero dejando claro que la meta "no es pactar y llegar a los diferentes gobiernos a cualquier precio".

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, también pone como condición que las alianzas se adopten "en coordinación" con la dirección federal con el fin de que no afecte al proyecto del partido con vistas a las elecciones generales de noviembre.

"Queremos acuerdos que cambien las políticas y sirvan para atender las necesidades de los ciudadanos, no meros repartos de poder", señala el texto.

Por ello, remarcan que "los programas de progreso" serán la "referencia" para poder sellar esos acuerdos.

A pesar de la amplia mayoría que ha respaldado el documento, algunos 'barones' territoriales, como la presidenta andaluza, Susana Díaz, el asturiano Javier Fernández y el candidato extremeño, Guillermo Fernández Vara, han advertido de los riesgos que asumen al pactar con Podemos, por lo que han pedido prudencia a la hora de cerrarlos.

En este sentido, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha defendido este sábado que, en España, el "verdadero frente" que hay es el "creado por el PP contra la clase media trabajadora" y ha avisado al partido de Mariano Rajoy que "se ha quedado solo" con su mayoría absoluta.

"Nadie les excluyó, su soberbia y su mayoría absoluta les hicieron autoexcluirse solos", ha recalcado el líder de los socialistas ante sus compañeros del Comité Federal, reunidos este sábado en Ferraz para analizar los resultados de las elecciones municipales y autonómicas del pasado domingo.

Ante su Ejecutiva y todos sus 'barones', Sánchez ha defendido que en estos comicios se ha demostrado que el PSOE es la "alternativa" al PP y ha garantizado que los socialistas van a liderar un "cambio seguro" en toda España, como se comprometieron a hacer en la campaña electoral, que va a continuar después en las elecciones generales.

Ahora, ha dicho, con el aval de los votos, están "determinados a gobernar con humildad ese cambio". "Repito, a gobernar el cambio, no a administrar un recambio", ha recalcado Sánchez, que en ningún momento ha mencionado ni a Podemos ni a Ciudadanos en su discurso, de cerca de 30 minutos.

Sí se ha referido en algún momento a ellos, como cuando ha hablado de aquellos que hace "muy poco" decían que el PSOE tendría que elegir entre "apoyar al PP o apoyar a otros partidos políticos". "Las urnas son la mejor cura de humildad; ahora son esos partidos quienes deben decidir si apoyan al PP o si apoyan al PSOE", ha afirmado, cosechando los aplausos de los presentes.

Pedro Sánchez, se ha congratulado este sábado ante el Comité Federal del partido de los resultados obtenidos el pasado domingo en las urnas, pero ha destacado que esa cita también ha dejado "tareas pendientes" como la necesidad de atraerse de voto urbano y el joven. Para ello ha pedido ha partido que sea más abierto, menos endogámico y que incorpore a referentes sociales.

En su primera intervención ante el máximo órgano entre congresos reunido en Ferraz, Sánchez ha admitido que el resultado obtenido en las grandes ciudades es "mejorable" y ha llamado a reflexionar sobre las causas y ha acertar en las soluciones.

"Tenemos que pensar por qué muchos ciudadanos socialmente comprometidos prefieren luchar contra los desahucios y las privatizaciones a través de plataformas o 'mareas' antes que con las agrupaciones socialistas", ha asumido.

NO ES IDEOLOGIA ES FORMA DE HACER POLITICA

Y, para revertir esta situación ya ha advertido de que habrá que revisar el discurso, las propuestas, la estructura de la organización y las vías de participación.

Según su análisis, los jóvenes y las grandes ciudades deben ser el "gran desafío" de los socialistas. Más que una "distancia ideológica", a su juicio, lo que ha llevado a parte de esos colectivos a apoyar candidaturas como Ahora Madrid o Barcelona en Común o Marea Atlántica han sido los "modos de hacer política" de estas candidaturas plurales.

Para Sánchez, ese distanciamiento sólo se podrá superar con "mayor apertura", su superando "cualquier tentación endogámica", incorporando a referentes sociales y "liquidando barreras burocráticas en la relación con el ciudadano".

"Tenemos que seguir construyendo un partido para una gran mayoría, abierto no solo a sus militantes sino a todos los ciudadanos progresistas", ha rematado el máximo dirigente socialista.

EXCELENTE TRABAJO EN LAS MUNICIPALES

Sánchez ha asegurado que es "consciente" del trabajo que les queda a los socialistas, pero también de dónde partían y de lo que lograron el pasado domingo, cuando tuvieron un "excelente resultado" en las municipales.

A su juicio, los ciudadanos han "valorado" el "esfuerzo" que ha hecho el PSOE en los últimos diez meses, con su nueva dirección, y por eso han "recuperado dos millones de votos" respecto a las elecciones europeas de mayo de 2014 y hoy "nadie puede dudar de que el PSOE es la primera fuerza de izquierdas del país".

Y, aunque también ha subrayado que, respecto a las últimas municipales, han recortado ocho puntos al PP, ha defendido que "no es suficiente" porque los socialistas aspiran a ser la primera fuerza. "Mi aspiración es que trabajemos para construir entre todos, unidos, un proyecto mayoritario que nos permtia ser la primera fuerza política en España", ha remachado.

En su opinión, el cambio en Moncloa es posible. El PSOE lo empezó a construir en el congreso de julio del año pasado después se ha avanzado con la victoria de Susana Díaz el 22 de marzo en Andalucía y continúa fortaleciéndose con el resultado en las elecciones autonómicas del domingo.

ASPIRAN A GOBERNAR SIETE CCAA, ADEMAS DE ANDALUCIA

Sánchez ha comenzado citando el "gran trabajo" del presidente Javier Fernández en Asturias, que ha revalidado su victoria, y ha celebrado el triunfo en las urnas de Guillermo Fernández Vara, que volverá a ser presidente de la Junta de Extremadura.

Y, junto a estos dos dirigentes ha dado por seguros gobiernos socialistas en Castilla-La Mancha, la Comunidad Valenciana, Baleares, Aragón y Canarias, donde se "consolidará el cambio".

No ha incluido en este 'paquete' ni a la Comunidad de Madrid ni a Murcia, donde los socialistas, que han sido segunda fuerza, necesitarían el apoyo de Podemos y la abstención de Ciudadanos. "Compañeros del resto de comunidades autónomas, contáis con nuestro apoyo para abrir un nuevo tiempo de política en todos y cada uno de los territorios", ha sido su mensaje para los que cree que no tocarán gobierno.

Por lo que se refiere a las municipales, ha subrayado que van a poder gobernar "miles de municipios y un buen número de diputaciones". En concreto, ha dicho que en las ciudades de más de 20.000 habitantes han logrado 140 mayorías, de las que 34 son absolutas, mientras el PP ha perdido 127 absolutas.

Con esta base, Sánchez ha defendido que el PSOE tiene que "ganar las generales para culminar el cambio iniciado en ayuntamientos y comunidades autónomas" y poner fin a las políticas de la derecha. "Nuestros enemigos no tienen siglas, son el paro, la desigualdad, el desmantelamiento del Estado del bienestar la precariedad laboral", ha recalcado.

Y ante sus compañeros, se ha propuesto para liderar este cambio, ya que ha reafirmado su voluntad de concurrir a las primarias abiertas que tendrán lugar el próximo 26 de julio, para elegir al próximo candidato socialistas a las generales.

SÁNCHEZ ANUNCIA "CON HUMILDAD E ILUSIÓN" QUE QUIERE SER EL CANDIDATO DEL PSOE A LA MONCLOA

Pedro Sánchez, anunció este sábado su candidatura a las elecciones internas del partido para convertirse en el candidato socialista a la Presidencia del Gobierno. El líder socialista dijo que es "el momento de reafirmar la celebración de primarias abiertas para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno", y que éstas que se celebrarán, "tal y como nos comprometimos, el 26 de julio".

"Con humildad, con responsabilidad, pero con ilusión, con mucha ilusión, tengo decidido concurrir a ese proceso de primarias para ser el próximo presidente del Gobierno", anunció Sánchez a sus compañeros.

Sus palabras fueron respondidas con aplausos de los dirigentes presentes, incluido de la presidenta andaluza, Susana Díaz, que sentada junto al asturiano Javier Fernández aplaudió justo después de que lo hiciera su compañero.

SUSANA DIAZ INSISTE EN LA CENTRALIDAD

Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía en funciones y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha insistido este sábado en llamar al PSOE a la "centralidad" y a actuar con "prudencia y responsabilidad". "Que nadie intente que nos disfracemos de lo que no somos", ha reclamado.

En declaraciones a los medios de comunicación a su llegada al Comité Federal que el PSOE celebra este sábado en Madrid, Díaz ha pedido actuar "con prudencia" y que los socialistas se mantengan "fieles a sus valores". "Si no renunciamos a lo que somos y a nuestros valores, la única alternativa de gobierno es el PSOE y va a ser más pronto que tarde pero hay que gestionarlo con responsabilidad y prudencia", ha insistido.

Además, ha criticado a otros partidos que "piensan que tenemos que estar agradecidos por votarlos" y les ha reprochado que pongan "unas líneas rojas para unos y no para otros" ya que, a su juicio, son "cosas propias de política antigua y vieja" que hacen que "los ciudadanos acaben hasta el gorro de los partidos y de los políticos".

EL 24M, COMO UN "TERREMOTO"

Díaz considera que las elecciones del 24 de mayo han sido "como un terremoto" y ha puesto de manifiesto que en ellas "el PP se ha hundido tras el daño provocado en este país" mientras que "otros partidos emergentes que soñaban con sustituir al PSOE, no lo han hecho y tendrán que tomar nota de la voluntad de los ciudadanos".

A su juicio, los resultados de los comicios ponen de manifiesto que el PSOE "está en las mejores condiciones para ocupar la centralidad y para girar en torno a él las mayorías de ciudadanos necesitan" siempre "sabiendo que somos un partido con vocación mayoritaria y que aspiramos a dar respuesta a los ciudadanos", ha insistido.

PSOE-A APORTA UNO DE CADA CUATRO VOTOS

Por otro lado, la presidenta en funciones también ha defendido la fortaleza del PSOE-A y el liderazgo que a lo largo de los últimos meses ha demostrado para abrir un "tiempo distinto de nuevas formas con más diálogo y acuerdo"

"Andalucía fue la primera, sigo creyendo en ese tiempo nuevo y para mí, España está por encima del partido y Andalucía está por encima del partido. Entiendo el PSOE cuando es útil para los ciudadanos, es lo que tiene que hacer el PSOE, según pensamos los socialistas andaluces", ha subrayado la presidenta en funciones.

Al hilo de ello y de las críticas del candidato socialista al Ayuntamiento de Valladolid, Oscar Puente, que afirmó que Díaz debería "dejar trabajar a cada uno en su territorio", ha defendido su libertad para opinar sobre los pactos ya que el PSOE-A es "una pieza importante de un partido con vocación mayoritaria que ocupa esa centralidad y un espejo en el que se han mirado miles de ciudadanos".

"El pasado domingo aportamos uno de cada cuatro votos y somos modelo de que la crisis se puede gestionar de otra manera", ha reivindicado Díaz, que ha dicho que Puente ya sabe lo que opina porque se lo ha dicho "personalmente".

"El PSOE-A demostró que se puede gestionar la crisis y, gobernando la crisis con sensibilidad y compromiso social, se vuelve a obtener la confianza de los ciudadanos", ha incidido.