El Colegio Salesianos de Mérida denunciará al "grupo violento" que entró en el centro

Una decena de jovenes entraron al centro gritando "dónde están los curas, que los vamos a quemar"

El colegio muestra su "repulsa" ante el "comportamiento vandálico de este reducido grupo"

El Gobierno de Extremadura lo tacha de atentado contra la pluralidad y tolerancia

nacional

| 18.10.2012 - 12:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Colegio Salesianos de Mérida interpondrá un demanda contra el "grupo violento" que el miércoles entró en el centro educativo "profiriendo gritos contra la institución, violentando al personal que encontraban a su paso e intentando impedir el normal desenvolvimiento de la actividad académica".

En una nota de prensa, la dirección del Colegio Salesiano anuncia que este mismo jueves se interpondrá una demanda contra este grupo, que en principio estaba compuesto por "unos cien jóvenes", que sobre las 13.20 horas entró en el recinto de centro educativo, donde en ese momento "se impartían con normalidad las clases" a las que asistían unos 1.000 alumnos de Infantil a Bachillerato.

Según relata el centro educativo, el personal de mantenimiento del centro, y algunos profesores "intentó impedir el paso a este grupo", pero finalmente, "unos 10 lograron acceder al interior del edificio del colegio".

Estos jóvenes entraron "profiriendo gritos contra la institución, violentando al personal que encontraban a su paso e intentando impedir el normal desenvolvimiento de la actividad académica", explica la dirección, que muestra su "más rotunda repulsa" ante el "comportamiento vandálico de este reducido grupo" que entró "violentamente" en el centro.

MANIFESTACION DEL SINDICATO DE ESTUDIANTES

Fuentes del centro religioso, donde se imparte educación desde infantil hasta bachillerato, y cuyos alumnos no estaban llamados a la huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes en la enseñanza pública han señalado que cuando los estudiantes acudían a clase con total normalidad, un grupo de jóvenes de fuera del centro accedió a sus instalaciones coreando frases como "Menos crucifijos y más trabajos fijos" o "Más filosofía y menos teología".

Los manifestantes realizaron varias pintadas con estos lemas en una de las puertas del exterior del centro, echaron agua con una goma en el interior del recinto escolar y una profesora resultó herida en una mano al pillarse los dedos con una ventana cuanto trataba de evitar que los huelguistas accedieran por ella a su clase.

La dirección del centro llamó a la Policía Nacional y una patrulla se personó en el colegio, lo que disuadió a los jóvenes sin necesidad de que tuvieran que intervenir.

Por su parte, representantes del 15M, que acompañaban a los estudiantes de Mérida en su movilización contra los recortes educativos, han indicado a Efe que entraron en el recinto de Los Salesianos, pero que en ningún momento trataron de acceder al interior del edificio

DERECHO A NO SECUNDAR LA HUELGA

Ante estos "lamentables hechos", la dirección de este colegio asegura que defiende el derecho de manifestación, pero "exige que sea respetado el derecho a no secundar una huelga y al normal desarrollo de las actividades del centro". Así, ha asegurado que "tomará las medidas oportunas para que en esta jornada no vuelvan a ocurrir los mismos incidentes", y de hecho, anuncia que este mismo jueves "se interpondrá una demanda contra este grupo violento, convencidos de que estas conductas no se pueden permitir en un Estado de Derecho".

Finalmente, la Congregación Salesiana ha apelado "al diálogo" entre "todos los sectores de la comunidad educativa como mejor medio para afrontar los retos que tiene planteada la educación en nuestro país".

Por su parte, el secretario general de Educación de Extremadura, César Díez Solís, ha lamentado en nombre del Gobierno regional los "incidentes" ocurridos el miércoles en el colegio Los Salesianos de Mérida, y ha afirmado que los mismos "atentan contra los principios democráticos como la pluralidad, la libertad y la tolerancia". El Gobierno extremeño ha manifestado su deseo de que estos "sucesos" "no" vuelvan a producirse en la región y ha asegurado que este hecho requiere una "profunda reflexión" de "toda" la comunidad educativa para analizar si la formación en valores que se está dando a los alumnos "es la más idónea".