El exdirector de Trabajo niega haber comprado cocaína con las ayudas de los ERE

El PP tilda de "indecente" el destino de los fondos y pide que comparezca Griñán

El chófer del exdirector general de Trabajo de Andalucía dice que se gastaban las ayudas en cocaína

nacional

| 09.01.2012 - 15:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Manuel Chaves ya no es ministro ni vicepresidente, año nuevo vida nueva, y nuevos son también los quebraderos de cabeza. Aunque vienen de antiguo. Otra vez por su etapa de presidente andaluz. Ha sido un chófer el que pone en nuevos apuros a Chaves y por extensión a su sucesor Griñán. El chófer del ex director general de Trabajo de la Junta, Francisco Javier Guerrero, cuando el escándalo de los ERES, da cuenta del destino que se dio en ocasiones al dinero para los parados andaluces. El conductor declaró en el sumario que a él le subvencionaron con 900.000 euros, teóricamente para montar un par de empresas. Se compró un terreno, un piso, y una parte se lo gastó en cocaína para su jefe, y en fiestas y copas.

Literalmente. En el texto de su declaración, a la que ha tenido acceso Efe, Juan Francisco T.B. manifiesta que en 2004 recibió dos subvenciones de 450.000 euros cada una para dos proyectos de su propiedad, denominados Iniciativas Turísticas Sierra Morena y Lógica Estratégica Empresarial S.L., la primera destinada a crear una empresa de muebles y la segunda para un negocio de casas rurales en la sierra de Andújar.

Con el dinero de la primera se compró un terreno en la sierra destinado a casas rurales, y con el segundo un piso en la calle San Luis de Sevilla que iba a ser destinado a sede de la empresa.

El chófer declaró ante la Policía en Andújar (Jaén) y aseguró que parte del dinero se lo dio en mano a su jefe y también, a solicitud suya, le compró "varios efectos como material de telefonía, artículos de música, antigüedades y ropa".

"La mayor parte del dinero lo dedicó a comprar cocaína para su jefe y para él" y para "otros gastos como ir de fiestas y de copas", afirma en su declaración.

El chófer explicó a la Policía que desde el año 1989 era personal laboral fijo de la Junta como conductor de altos cargos y en 2002 empezó a hacerlo con Guerrero, con el que llegó a entablar una relación de amistad.

Una tarde, en un local de copas "al que era muy aficionado Guerrero" y al que él mismo llegó a aficionarse, el ex director general le comentó "la potestad que tenía como director general para conceder subvenciones indiscriminadamente y sin necesidad de justificar nada".

Guerrero le pidió que le diera unos nombres "para concederle unas subvenciones" o bien que él mismo creara unas empresas para podérselas conceder a él", por lo que el chófer creó entonces las dos compañías citadas.

Los documentos que preparó según esas directrices consistieron "en un par de folios en cada uno de los expedientes, que teóricamente contenían un plan de viabilidad del negocio", y poco después, entre unos meses y un año después, le ingresaron el dinero de ambas subvenciones, sin que la Junta le exigiera ningún tipo de justificante de haber presentado la solicitud.

El chófer también entregó a la Policía una pistola que, según declaró, le dio un guardia civil hace cuatro o cinco años y le dijo que estaba inutilizada.

El conductor declaró voluntariamente ante la Policía, a raíz de una entrada y registro en su domicilio, y fue imputado de presuntos delitos de fraude en subvenciones.

Francisco Javier Guerrero es el principal imputado en la investigación de la juez de instrucción 6 de Sevilla por los ERE fraudulentos y otras subvenciones de la Junta, que hasta el momento acumulan más de un centenar de ayudas irregulares. Tras conocer las declaraciones del chófer, el exdirector general de Empleo de la Junta ha señalado que es "totalmente falso" que ordenara a su chófer comprar cocaína con las ayudas y ha anunciado querellas contra él y quienes recojan sus afirmaciones.

El abogado de Guerrero, Fernando de Pablo, ha dicho hoy a Efe que son "totalmente falsas" y "no tienen ningún fundamento" las declaraciones policiales de su antiguo chófer. Según De Pablo, su cliente niega tanto haber comprado droga y objetos como haber recibido él mismo parte de las ayudas que la Junta concedió a dos empresas creadas por su antiguo chófer. Ha añadido que Guerrero le ha encomendado proceder judicialmente contra Trujillo y todas las personas que se están haciendo eco de sus manifestaciones, como la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, quien hoy ha calificado la información de "muy grave, si es así" y ha pedido que los culpables "paguen cuanto antes".

El defensor ampliará su denuncia contra los funcionarios policiales o judiciales que hayan podido filtrar la declaración a la prensa, ya que considera que el acta no procede del chófer sino que ha sido extraída de unas diligencias policiales o judiciales.

De Pablo ha indicado que él mismo aún no ha recibido dichos documentos, por lo que pedirá que se investigue si algún funcionario policial o judicial pudo incumplir su deber de custodia.

Por el momento, la juez de Sevilla que investiga los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) fraudulentos ha pedido a dos juzgados de Andújar (Jaén) que se inhiban en la causa del chófer del exdirector general de Empleo Francisco Guerrero, quien ha declarado que se gastó las ayudas en cocaína, bares y fiestas.

Fuentes del caso han informado hoy a Efe de que la juez de instrucción 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, ha pedido asumir esta investigación de los juzgados de Andújar, abierta desde 2010 por denuncia de la Agencia Tributaria, porque entiende que tiene relación directa con la trama de los ERE fraudulentos.

VALENCIANO PONE EN CUESTION LAS DECLARACIONES DEL CHOFER

Por su parte, la secretaria de Política Internacional del PSOE, Elena Valenciano, ha recordado hoy que el chófer del exdirector de Empleo de la Junta de Andalucía Francisco Javier Guerrero deberá probar su acusación de que el exalto cargo andaluz se gastó fondos de los ERE en comprar cocaína y en fiestas. Valenciano ha considerado "tan brutal" y "sumamente irreal" la declaración del chófer de Guerrero que, ha dicho, quiere pensar que "no está diciendo la verdad".

"Cuando lo demuestre podremos hablar", ha señalado Elena Valenciano quien ha insistido en que Guerrero deberá tener pruebas que demuestren sus acusaciones porque "una declaración así de escandalosa", en principio, no puede ser cierta.

EL PP TILDA DE INDECENTE EL DESTINO DE LOS FONDOS

El PP ha calificado hoy de "indecente, impresentable e intolerable" que los fondos públicos destinados a los parados se haya destinado a comprar cocaína y para ir de fiesta y de copas, y ha pedido depurar responsabilidades y la comparecencia del presidente de la Junta, José Antonio Griñán, en el Parlamento.

En rueda de prensa, el secretario general del PP-A, Antonio Sanz, se ha referido así a la declaración ante la policía del chófer del exdirector general de Empleo de la Junta Francisco Javier Guerrero, imputado en el caso de los ERE, de que parte de los 900.000 euros cobrados los destinó a comprar cocaína y a "ir de fiestas y copas".

"Es terrible que en la Andalucía del 1,2 millones de parados hayamos conocido la noticia de que el dinero que tenía que haber ido a arreglar el problema del paro y a fomentar la creación de empleo ha estado utilizándose de manera absolutamente descontrolada a financiar negocios privados, juergas, borracheras y para financiar consumo de droga, cocaína para altos cargos de la Junta", ha dicho.

Antonio Sanz, que ha insistido en que lo declarado por el chófer de Guerrero es "sobrecogedor e impactante", además de un "insulto a los parados" andaluces, ha advertido de que en este caso existe una "responsabilidad política" por parte del Gobierno andaluz, ya que había sido advertido hasta en ocho ocasiones de que la irregularidad del procedimiento utilizado para conceder las subvenciones.

El cuadro de dolores de cabeza de Chaves se completa con esta información en la prensa. Esto ya no es una declaración, sino un informe del grupo de blanqueo de capitales de la Policía que asegura que el hijo de Manuel Chaves, Iván, es el eje de una red delictiva dedicada al tráfico de influencias para lograr contratos de la Junta de Andalucía.

La secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, ha instado hoy a los candidatos a liderar el PSOE que exijan explicaciones a Manuel Chaves y José Antonio Griñán por su responsabilidad en el uso para "menesteres poco edificantes" de fondos que estaban destinados a los parados andaluces.

De Cospedal ha subrayado que todos los candidatos a la secretaría general del PSOE, "sean dos o sean tres", deben reclamarle explicaciones a Manuel Chaves sobre "la situación de su hijo" en el caso de los supuestos ERE fraudulentos y también a Griñán acerca de su actuación, primero como consejero de Economía y ahora como presidente de la Junta de Andalucía.