El centro de Valencia se convierte en una persecución entre estudiantes y la Policía

Las últimas cifras hablan de catorce detenidos y cuatro heridos

La Policía dice que ha usado la fuerza por la "agresividad" de los jóvenes

nacional

| 20.02.2012 - 20:08 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Las protestas estudiantiles que se han desarrollado en el centro de Valencia se han saldado con catorce detenidos y cuatro heridos, según ha informado la delegada del Gobierno, Paula Sánchez de León, en rueda de prensa.

Durante más de tres horas, las inmediaciones de la plaza del Ayuntamiento han sido escenario de numerosas cargas policiales, enfrentamientos entre estudiantes y policías y constantes cortes de tráfico que han obligado incluso a modificar las rutas de los autobuses públicos.

Los estudiantes se han concentrado -convocados a través de las redes sociales- alrededor de las 14.45 horas frente al Instituto Lluís Vives y han cortado el tráfico en la calle de Xàtiva, frente a la estación del Norte, al grito de "Más educación y menos corrupción".

La convocatoria tenía como objeto protestar contra los recortes en educación y las actuaciones policiales de la semana pasada, que también tuvieron origen en ese instituto, situado a escasos metros del Ayuntamiento.

Tras unos diez minutos de sentada, un grupo de unos trescientos estudiantes ha iniciado una marcha a pie hacia la plaza de España por las calles de Jesús y San Vicente, atravesando varios cordones policiales y paralizando el tráfico.

El grupo ha atravesado la gran vía de Fernando el Católico y se ha concentrado en Jesús, momento en el que se ha producido una carga policial que ha dispersado a los manifestantes por las inmediaciones de las calles del Pintor Benedito y Bailén.

En su regreso hacia el instituto, la Policía ha vuelto a intervenir contra manifestantes, en su mayoría jóvenes aunque también se han podido ver cargas individuales contra viandantes y trabajadores de la zona.

En las inmediaciones del Lluís Vives se han congregado también, padres y madres de alumnos que han criticado la actuación policial. Los manifestantes se han congregado de nuevo en el punto de partida de las protestas, aunque divididos por varios cordones policiales a ambos lados de la calle del Marqués de Sotelo, momento en el que la policía ha identificado a una decena de estudiantes.

Desde el interior de la valla del instituto, varios individuos han quitado la porra a un policía, lo que ha obligado a dos agentes a entrar en el Lluís Vives para recuperarla. Desde fuera se han recrudecido las protestas contra los agentes, y los empujones y gritos han dado paso en pocos minutos a nuevas cargas policiales, en la que han sido agredido también al menos un periodista que se encontraba junto a otros y se había identificado previamente.

Los manifestantes han reprochado a los agentes su negativa a identificarse y mostrar su número de placa, y han coreado lemas como "Hay que educar a la policía" o "Como Grecia, arderá Valencia".

Alrededor de las 17.30 horas los enfrentamientos se han centrado en la plaza del Ayuntamiento y las calles de Roger de Lauria y Las Barcas, donde de nuevo se han volcado algunos contenedores y se han producido cargas policiales para dispersar a los manifestantes, que planeaban cortar la calle de Colón, frente a la Delegación del Gobierno. Los últimos enfrentamientos se han producido en la calle de Las Barcas, entre un reducido grupo de estudiantes y policías.

Mientras los primeros cortaban el tráfico, un representante de los agentes se ha acercado a "parlamentar" con los estudiantes para advertirles de que tenían dos minutos para despejar la calle.

"Se han acabado las carreritas, a partir de ahora al que cojamos será acusado de desobediencia", ha advertido el policía, y momentos después se han dispersado los manifestantes.

PSOE, IU Y ERC PIDEN LA COMPARECENCIA DE INTERIOR

Izquierda Unida se ha sumado hoy al PSOE y a ERC y ha pedido la comparecencia urgente del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, para que informe de la actuación policial durante las protestas de los últimos días protagonizadas por estudiantes del instituto Lluis Vives de Valencia.

En la petición de comparecencia, el diputado de IU Ricardo Sixto considera que en el actual momento de "conflictividad social" provocado por los recortes puestos en marcha por el Gobierno los responsables de la seguridad deben trabajar "con mano muy fina" y no con "mano dura", como a su juicio está sucediendo.

Sixto entiende que Fernández Díaz debe exponer "con toda claridad" en el Congreso cómo van a trabajar las Fuerzas de Seguridad del Estado a partir de ahora y despejar las dudas sobre las órdenes que tienen los agentes frente a las reivindicaciones públicas que se puedan producir en la calle.

Precisamente, Esquerra Unida del País Valenciá (EUPV) ha presentado hoy una denuncia ante la Fiscalía de Menores para que investigue si la actuación del Cuerpo Nacional de Policía durante las protestas estudiantiles son constitutivas de los delitos de lesiones y detención ilegal.

LA POLICÍA DICE QUE HA USADO LA FUERZA POR LA AGRESIVIDAD DE LOS JÓVENES

El jefe superior de Policía de la Comunitat Valenciana, Antonio Moreno, ha asegurado que los agentes se han visto obligados hoy a emplear la fuerza en Valencia ante la "agresividad" de los manifestantes, y que es la autoridad judicial quien debe evaluar si ha sido una respuesta proporcional.

Así lo ha dicho en una rueda de prensa convocada con carácter de urgencia por la Delegación del Gobierno ante los incidentes que se han producido en la cuarta jornada de protestas estudiantiles que se desarrollan en Valencia desde el pasado miércoles, en la que, hasta el momento, se han contabilizado catorce detenidos.

El jefe superior de Policía no ha querido revelar el número de agentes que están interviniendo ante estas protestas y, al ser preguntado por ello, ha dicho: "No es prudente revelarle al enemigo cuáles son mis fuerzas".

A diferencia de las protestas de la pasada semana, en la que "por mucho que se diga" la Policía limitó su acción, hoy ha habido un "plus de agresividad" de los manifestantes que ha requerido "una respuesta equitativa".

"Algunos creen que están en un juego, pero luego vienen las sorpresas y las lamentaciones" en forma de sanciones o procesos judiciales, ha lamentado Moreno, quien asegura que los manifestantes han volcado contenedores y arrojado las botellas que había en su interior a los agentes: "Un clásico", ha añadido.