El cambio climático elevará hasta 6º las temperaturas en España

nacional

| 27.07.2010 - 15:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

España soportará entre 3 y 6 grados más de temperatura máxima dentro de 60 años, concretamente para el periodo 2071-2100, respecto a los valores de referencia de 1961-1990.

Así lo ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), al presentar las nuevas proyecciones regionalizadas de cambio climático, que señalan además una tendencia a la reducción de precipitaciones.

El informe, que ha sido presentado por la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, y el presidente de la Aemet, Ricardo García Herrera, indican que el incremento en la temperatura mínima será de entre 2 y 5 grados.

Para la España peninsular, el 90 por ciento de las proyecciones obtenidas muestran un incremento de la temperatura máxima para el periodo concreto 2071-2100 entre 3 y 6 grados de aumento.

MENOS LLUVIAS

En cuanto a las precipitaciones, las proyecciones muestran una mayor dispersión de datos, y aunque en la primera mitad de siglo no existe una tendencia significativa en la precipitación de la España peninsular, sí existe una tendencia a la reducción de la misma en la segunda mitad del siglo XXI.

El último decenio de siglo podría situarse probablemente en una horquilla del 15 al 30 por ciento respecto a la precipitación del periodo comprendido entre 1961-1990.

En España, según datos aportados por la Agencia de Meteorología, se ha producido un ligero calentamiento hasta finales de los años cuarenta y un ligero enfriamiento hasta el inicio de la década de los setenta.

A partir de 1980 se empieza a producir una tendencia al calentamiento que persiste hasta hoy.

Para Ricardo García se podría "hablar de un descenso de un 20 por ciento en las precipitaciones a finales de siglo pero en general hasta 2050 no se observa una tendencia significativa en cuanto a menos lluvias."

Esto no significa, según afirma el presidente de la Aemet, "que vayamos a un clima desértico sino que nos adentramos en un clima con menos precipitaciones y mas temperaturas donde habrá más problemas para soportar el ciclo hidrológico actual".

En Madrid continúa, "se alcanzarán unos 7 grados más de temperatura máxima (en el peor de los casos) y un descenso de un 20 por ciento en las precipitaciones".

Ricardo García afirma que Madrid "alcanzará a finales de siglo las temperaturas actuales de Sevilla y Sevilla las temperaturas predominantes en la ciudad de Tucson, aunque esto no es irremediable si rebajamos las emisiones de gases contaminantes de CO2".