El ayuntamiento barcelonés para el derribo en Can Vies y ofrece diálogo

Los Mossos detuvieron a 23 personas en los incidentes de anoche en Sants

'Rodea el Congreso' convocan en Sol una concentración de apoyo al centro Can Vies

nacional

| 30.05.2014 - 06:53 h
REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Barcelona ha confirmado hoy que, pese a que el colectivo de Can Vies ha rechazado sus propuestas para acercar posiciones, ha detenido el derribo del centro desalojado para mostrar su "voluntad de diálogo", mientras ha anunciado que hoy protegerá el perímetro de la casa "para evitar riesgos a las personas".

El anuncio de poner este perímetro de seguridad en el inmueble, situado en la calle Jocs Florals del barrio de Sants de Barcelona, se produce después de que el colectivo de Can Vies haya hecho hoy un llamamiento público a participar mañana por la mañana en la reconstrucción del inmueble, que se encuentra parcialmente derruido.

El colectivo de Can Vies ha anunciado que dependerá de la actitud que adopte el ayuntamiento y la policía para dejarles reconstruir el centro que el conflicto se acabe o se acentúe, aunque han enmarcado el problema "más allá del tema de Can Vies".

En un comunicado, el Ayuntamiento de Barcelona ha reiterado su "voluntad de negociar con los colectivos de Can Vies para encontrar una solución a la situación que vive el barrio de Sants en los últimos días".

A pesar de la posición anunciada esta mañana por Can Vies, el Ayuntamiento ha asegurado que "mantiene la apuesta por encontrar una solución acordada y satisfactoria para todas las partes", y ha agradecido la mediación realizada ayer por el Centro Social de Sants y la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB).

23 DETENIDOS ANOCHE

Los Mossos d'Esquadra detuvieron anoche a un total de 23 personas tras los nuevos incidentes registrados en el barrio barcelonés de Sants en protesta por el desalojo y el comienzo del derribo del centro ocupado de Can Vies, ha informado un portavoz de la Policía de la Generalitat.

Durante los incidentes, grupos de jóvenes encapuchados se enfrentaron a los agentes antidisturbios desplegados en el barrio, quemaron contenedores y causaron destrozos en el mobiliario urbano y en sucursales bancarias, en una de las cuales provocaron un incendio.

La noche comenzó con una cacerolada de protesta en la que participaron varios centenares de personas y a continuación muchos de los participantes se dirigieron hacia la comisaría de los Mossos d'Esquadra de Les Corts, donde permanecen algunos de los detenidos en los altercados de los tres últimos días. La manifestación se disolvió poco antes de llegar a la comisaría debido al importante despliegue policial en las inmediaciones de la misma.

Algunos grupos se dirigieron entonces a la sede del distrito de Sants-Montjuïc, situada en la confluencia de la calle de Sants con la de 22 de enero, donde los Mossos montaron una barrera y avisaron a los manifestantes de que cargarían si se acercaban.

Fue entonces cuando aparecieron grupos de encapuchados que empezaron a quemar contenedores y a destrozar los cristales de sucursales bancarias, incendiando incluso una de ellas, así como mobiliario urbano, señales de tráfico, marquesinas y paneles publicitarios.

Los encapuchados lanzaron también piedras y otros objetos a los agentes policiales, que realizaron entonces varias cargas para disolver a los alborotadores. Las últimas 23 detenciones se suman a las 38 practicadas desde el comienzo de los disturbios el pasado lunes por la noche.

De los 27 detenidos por los Mossos en la noche del miércoles al jueves, está previsto que 18 pasen hoy a disposición judicial, mientras el resto quedaron en libertad con cargos El ayuntamiento de Barcelona ha cifrado en, al menos, 16.000 euros los daños causados anoche en el mobiliario urbano por los jóvenes encapuchados que protestaron por el desalojo y derribo del centro de Can Vies, en el barrio de Sants.

Fuentes municipales han informado a Efe de que anoche se quemaron 16 contenedores y algunas papeleras, y se causaron daños en otro tipo de mobiliario como señales de tráfico, marquesinas y paneles publicitarios. Los encapuchados, que se enfrentaron a los agentes antidisturbios desplegados en el barrio, también provocaron importantes destrozos en entidades bancarias, en una de las cuales provocaron un incendio.

Durante los tres primeros días de protestas, el lunes, martes y miércoles, los manifestantes ha quemado cerca de 200 contenedores y cada día unos 200 se han volcado en las calles del barrio.

RODEA EL CONGRESO CONVOCA UNA CONCENTRACIÓN

La Coordinadora 25S, organizadora de varias de las manifestaciones que llamaban a rodear el Congreso de los Diputados, ha convocado a las 20.00 horas en la Puerta del Sol de Madrid una concentración para solidarizarse con el centro Can Vies, desalojado en el barrio de Sants de Barcelona, y para mostrar su rechazo "a la represión".

"Nos empobrecen, nos reprimen, nos quitan nuestros derechos y nos vetan la autogestión. Apoyo a #CanVies", asegura el colectivo en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, desde la que llaman a participar en la concentración para denunciar que "la violencia viene del poder".

El barrio de Sants está siendo escenario de violentas protestas que se han saldado con decenas de detenidos, y que comenzaron a raíz del desalojo y el derrumbamiento parcial del edificio desocupado en el que se ubicaba el centro social autogestionado Can Vies, uno de los principales núcleos del movimiento okupa en Barcelona.

"NINGUNA AGRESION SIN RESPUESTA"

"Violencia es demoler 17 años de barrio, 300 desahucios por día y agresiones policiales", asegura la Coordinadora 25S en otro de sus mensajes en su cuenta de Twitter, desde la que también afirma que no hay que dejar "ninguna agresión sin respuesta". "Defender lo común es democracia real", agregan.

Representates de Can Vies han pedido este viernes al Ayuntamiento de Barcelona que les "dejen hacer" para poder reconstruir ellos mismos desde las 10 horas del sábado el edificio medio derribado, ayudados por arquitectos y vecinos del barrio de Sants, el mismo día para el que han convocado una manifestación.

CIFUENTES BLINDARÁ SOL

La Delegación del Gobierno en Madrid blindará esta tarde la Puerta del Sol de Madrid con varios grupos de antidisturbios ante la concentración que prevén "de carácter violento" a las 20 horas y que ha sido convocada en apoyo a los 'okupas' de Can Vies de Barcelona.

En la rueda de prensa posterior a la constitución de la Mesa de Coordinación de Seguridad en la Cañada Real, la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha asegurado que dicha concentración no ha sido comunicada a la institución y, por tanto, "es ilegal, tal y como establece el marco jurídico". "Parece ser que se quiere llevar a cabo una concentración con un carácter violento", ha apostillado.

EL GOBIENO CONDENA LA VIOLENCIA

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha expresado hoy la condena "más absoluta" del Ejecutivo a la violencia desatada en Barcelona tras el desalojo del centro ocupado de Can Vies y ha ofrecido a las autoridades de la Generalitat la "experiencia" de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Un ofrecimiento sincero, tal y como ha dicho Saénz de Santamaría en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, en la que ha reiterado la condena del Gobierno a la violencia y a cualquier forma de expresión de ésta.

Y ha recordado que los derechos de los ciudadanos deben ejercerse pacíficamente y de acuerdo con los límites que imponen las leyes y la Constitución Española.