El apoderado de Urdangarin afirma que la sociedad Aizoon no contaba con ningún trabajador | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

El apoderado de Urdangarin afirma que la sociedad Aizoon no contaba con ningún trabajador

El Duque cobraba 10.000 euros por reunión para buscar patrocinadores al Valencia CF

Iñaki Urdangarin

nacional

| 10.06.2013 - Actualizado: 19:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Mario Sorribas, quien fuera apoderado y hombre de confianza de Iñaki Urdangarin, ha afirmado, en la declaración que este lunes ha prestado como imputado ante el juez instructor del caso Nóos, José Castro, que en la mercantil Aizoon, propiedad al 50 por ciento de la Infanta Cristina y del Duque de Palma, no había trabajadores, según ha señalado a los medios la abogada que representa en la causa al sindicato Manos Limpias.

Según los investigadores, Urdangarin "interpuso" esta sociedad para facturar "ciertos servicios de carácter personalísimo", como el servicio doméstico, que nada tenían que ver con la actividad de la inmobiliaria, todo ello con el objetivo de reducir su propia tributación en la declaración del IRPF.

De hecho, la Agencia Tributaria señala cómo durante 2007 y 2008, ejercicios en los que Urdangarin habría defraudado a Hacienda al menos 240.000 euros, utilizó Aizoon como "pantalla" para tributar gastos como los de su propio servicio doméstico o los de su asistenta personal, con el objetivo de beneficiarse de un tipo impositivo inferior, el aplicado a las sociedades.

Según la letrada de la acusación popular, durante su declaración, Sorribas ha apuntado asimismo que a partir de marzo de 2006, cuando teóricamente el Duque había abandonado Nóos, continuó al frente de esta entidad así como de una de las sociedades consideradas sucesoras: Areté, y que tanto Urdangarin como su exsocio Diego Torres lideraban la Fundación Deporte, Cultura e Integración Social (FCDIS), presuntamente utilizada para desviar fondos al extranjero.

Por otra parte, el empresario Alex Sánchez Mollinger, quien este lunes ha sido interrogado como testigo por el juez instructor del caso Nóos, ha revelado que tanto él como el Duque de Palma, Iñaki Urdangarin, cobraron unos 10.000 euros del Valencia CF por cada reunión que mantuvieron -tres en total- para buscar patrocinadores al equipo valencianista.

En su declaración, Mollinger ha explicado que, además de buscar 'sponsors' para el club 'che', participó en otro proyecto vinculado a Urdangarin y dirigido a que la modalidad de baloncesto '3 por 3' fuese aceptada como deporte olímpico, así como en un tercero en el que el Banco Interamericano de Desarrollo encargó un estudio sobre cómo las ciudades pueden sacar provecho de la acogida de eventos deportivos.

Cabe recordar que Urdangarin también percibió unos 600.000 euros del Villarreal CF por un informe dirigido a buscar un patrocinador para su estadio ante las perspectivas de retorno de esa inversión, ya que se esperaba ingresar un montante de 38 millones de euros en diez años, tal y como puso de manifiesto en su día el presidente del club, Fernando Roig.

Tal y como apuntó Roig, invirtió ese dinero "pensando en una recuperación de vender el nombre durante diez años a un valor que era lo que se estimaba que podía ser", en concreto, de "3,8 millones cada año" hasta alcanzar "un montante de 38 millones de euros", de acuerdo con las estimaciones de Nóos.

Según afirmó ante el juez en la declaración que prestó como testigo, creía que fueron Urdangarin y su exsocio Diego Torres quienes le llamaron para ofrecerle sus servicios y mantuvo una reunión con ambos tras la que les pidió que le remitiesen las condiciones de servicio y su precio.

El objeto de Nóos era hacer el informe y ayudar al Villarreal a buscar sponsor pero no llegó a buscar cliente alguno ya que no tenía ese encargo, aunque si se presentaba algún cliente tenía la obligación de facilitar el contacto con el equipo.