El abogado de Torres pide la expulsión de Manos Limpias de la causa de Nóos

La abogada López Negrete señala que seguirá en el caso Nóos porque Manos Limpias "no está imputada"

García Revenga aceptó el cargo de tesorero de Nóos "para que no se pusiera a Cristina"

nacional

| 20.04.2016 - 08:55 h
REDACCIÓN

Enlaces Relacionados:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La defensa de Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarin, ha reclamado al inicio de la sesión de este miércoles la expulsión de Manos Limpias como acusación popular del caso Nóos, a raíz de las investigaciones en torno a las coacciones que Ausbanc habría realizado a entidades bancarias utilizando en su provecho al sindicato.

La presidenta del tribunal, Samantha Romero, le ha respondido que no es el momento de deliberar sobre esta cuestión y que será al término de la jornada cuando aborde la petición. "Vamos a practicar la prueba testifical de hoy y cuando haya concluido el tribunal valorará", ha incidido.

Ante esto, el abogado, Manuel González Peeters, ha intervenido de nuevo para replicar que esto "puede afectar a la continuidad del procedimiento". Manos Limpias es la única acusación que ejerce acciones penales contra la Infanta Cristina, para quien reclama ocho años de cárcel como cooperadora necesaria de dos delitos fiscales.

LA ABOGADA LÓPEZ NEGRETE SEÑALA QUE SEGUIRÁ EN EL CASO NÓOS PORQUE MANOS LIMPIAS "NO ESTÁ IMPUTADA"

Virginia López Negrete, abogada que ejerce la acusación popular en el caso Nóos en representación de Manos Limpias, ha manifestado este miércoles que continuará al frente de la causa -en la que reclama ocho años de cárcel para la Infanta Cristina- porque el sindicato, como entidad jurídica, no está imputado en las pesquisas de la Audiencia Nacional sobre las presuntas coacciones que Ausbanc habría ejercido sobre entidades bancarias utilizando en su provecho a la entidad sindical.

Así lo ha manifestado en declaraciones a los medios a su llegada a las dependencias donde se celebra el juicio del caso Nóos, en el Polígono Son Rossinyol de Palma, donde ha aseverado que "todo sigue igual, voy a seguir porque mi cliente no está imputado, es una entidad jurídica y voy a seguir su mandato", ha precisado.

La letrada ha efectuado estas consideraciones antes de arrancar la sesión de este miércoles, a cuyo inicio el abogado de Diego Torres ha solicitado la expulsión de Manos Limpias del procedimiento judicial.

GARCÍA REVENGA ACEPTÓ EL CARGO DE TESORERO DE NÓOS "PARA QUE NO SE PUSIERA A CRISTINA"

Por lo que se refiere al juicio, el que fuera durante más de veinte años secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, ha manifestado durante su declaración como testigo en el juicio del caso Nóos que ambas solían pedirle recomendaciones acerca de su participación en proyectos de ámbito privado y, tras darles su opinión, "unas veces me hacían caso y otras no".

Así lo ha señalado a preguntas del fiscal anticorrupción Pedro Horrach, quien le ha inquirido sobre si entre sus obligaciones como asesor se encontraba la de velar por la participación de doña Cristina y doña Elena en determinadas instituciones, a lo que García Revenga ha respondido afirmativamente que "por supuesto en todo lo que era oficial, ya que había un cauce para ello", mientras que a nivel privado también "me preguntaban".

García Revenga, quien estuvo imputado durante varios meses en la causa, ha recordado que fue nombrado tesorero del Instituto Nóos en 2003 tras así proponérselo Iñaki Urdangarin, si bien ha precisado que no realizó labor alguna en este sentido.

"Cuando me presentaron Nóos, me puse ñen el cargoí para que no se pusiera Cristina", ha explicado, no sin antes llamar a un "amigo abogado para ver si el cargo era ejecutivo. Me dijo que no, que los que mandan son presidente y secretario. No lo hubiera aceptado si hubiera tenido que llevar unas cuentas", ha remarcado.

El testigo, cuya comparecencia ha arrancado pasadas las 10.20 horas, ha recordado que aceptó el nombramiento por la confianza que le proporcionaban tanto Urdangarin y su mujer como Diego Torres. "Me parecían gente seria y fundada", ha recalcado.

NO EJERCIA LABOR DE CONTROL

"No fue para ejercer una labor de control", ha aseverado el exsecretario al comenzar a ser interrogado por la letrada que ejerce la acusación popular en representación de Manos Limpias, Virginia López Negrete. "Entré porque me lo pidió don Iñaki, por el nivel de amistad que tenía con él", ha aseverado el testigo, quien ha recordado que también se encontraba en otras fundaciones y "no he recibido nunca ni una peseta ni un euro de ellas".

El declarante sí ha apuntado que el exduque le hacía consultas sobre el Instituto Nóos, "me pedía ayuda y me mandaba documentación para ver qué me parecía", pero ha negado que el objetivo de todo ello fuera supervisar la actividad de la entidad. "

Fui tesorero pero no tuve ninguna intervención más allá de algunas cosas que me solicitaron", ha incidido el testigo, recordando que "Iñaki me dijo que iba a crear el Instituto, había un patronato y quería que formara parte de él. Me dijo que iba a ser una consultoría de temas deportivos, poco más". Cuando aceptó formar parte de la entidad, ha señalado que no lo comentó a nadie de la Casa Real puesto que se trataba de un asunto "privado".

En cuanto a Torres, ha apuntado que le conoció porque era profesor de Urdangarin en Esade y, tal y como ha señalado, el exduque le comentó que se iban a asociar para poner en marcha Nóos. Sobre el resto de empleados de Nóos, ha explicado que "a Miguel Tejeiro le he conocido ahora, era el asesor fiscal.

A Marco Tejeiro lo mismo: debía de ser el secretario contable o algo así. Tenía mucha relación telefónica con Luisa Massuet, Ana Tejeiro (era la que controlaba la oficina, es la imagen que tengo), Maite Zazo, Mario Sorribas, Juan Pablo Molinero, y no recuerdo nadie más".