La juez Lamela ordena detener a Puigdemont y a los 4 exconsejeros que se fueron a Bélgica

Tras no acudir a su citación como investigados por rebelión, sedición y malversación

La juez ha cursado las euroórdenes de busca y captura nacional e internacional para cada uno de ellos

El abogado de Puigdemont dice que apelará si un juez belga decide su entrega

Puigdemont dice que no "ha huido" y se muestra dispuesto a ser candidato el 21-D

nacional

| 03.11.2017 - 12:37 h

AGENCIAS

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha ordenado la detención a los efectos de su ingreso en prisión del expresidente catalán Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers que viajaron con él a Bélgica y que no acudieron ayer a su citación como investigados por rebelión, sedición y malversación. Siguiendo la petición de la Fiscalía, la magistrada ha emitido sendas órdenes europeas de detención y entrega (OEDE) contra Puigdemont y los exconsellers Antoni Comín (Salud), Clara Ponsatí (Enseñanza), Lluís Puig (Cultura) y Meritxell Serret (Agricultura) y las ha dirigido expresamente a las autoridades judiciales de Bélgica.

La juez ha cursado las euroórdenes por los delitos de rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia, y también ha dictado busca y captura nacional e internacional para cada uno de ellos.

Lamela ha dictado dos autos por cada uno de los investigados, el primero de ellos dando curso a las OEDEs, que han sido enviadas en este caso a la Fiscalía Federal Belga. Esas euroórdenes se han insertado también en la oficina Sirene, el sistema de información Schengen para comprobar los movimientos de delincuentes en los pasos fronterizos de Europa.

En los otros autos, la juez tramita la orden de busca y captura nacional e internacional de todos ellos, a través de Policía Nacional, Guardia Civil e Interpol.

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela considera que el expresidente de catalán Carles Puigdemont debe responder ante la justicia por alentar un movimiento de insurrección activa entre la población y promovió actos, manifestaciones y proclamas abonando en la sociedad la idea de la existencia de un derecho de autodeterminación para Cataluña. De esta manera, expone Lamela en el auto de detención y de ingreso en prisión la conducta sediciosa que ha tenido Puigdemont a lo largo de estos últimos meses y que le ha llevado a estar investigado por rebelión, sedición, malversación, prevaricación y desobediencia.

Hizo "nacer en la sociedad la creencia de la legitimidad de las actuaciones en contra del poder constituido para defender ese inexistente e inconstitucional derecho de autodeterminación", relata la juez al explicar su "frontal" desobediencia a las resoluciones judiciales suspendiendo las leyes de desconexión encaminadas a la independencia, que finalmente se declaró en el Parlament.

La magistrada además rechaza la petición formulada por Puigdemont y otros exconsellers de prestar declaración por videoconferencia porque, según explica en sus resoluciones, no concurren ninguno de los casos para autorizar esta medida.

La Orden Europea de Detención (OED) es una solicitud de una autoridad judicial de un Estado miembro de la UE a otro para que detenga y entregue a una persona. En este caso concreto, la Audiencia Nacional pediría a la justicia belga que extradite al presidente cesado, Carles Puigdemont, y a los exconsellers que a día de hoy permanecen en Bélgica, para que sean juzgados en España.

Una vez detenidos en Bélgica, corresponderá a la justicia belga decidir si existen motivos para la extradición y dictar una sentencia en unos plazos muy estrictos. Será allí, en Bélgica, donde se dirima si los cinco exmiembros del Govern deben ingresar en prisión hasta que se resuelva la orden de entrega o si quedan en libertad hasta la resolución, que como máximo podrá tardar dos meses.

EL ABOGADO BELGA DEL EXPRESIDENT APELARÁ Y DICE QUE EL PROCESO PODRÍA DEMORARSE DOS MESES

Paul Bekaert, abogado del expresidente de la Generalitat de Cataluña, "apelará" si un juez belga decide "entregar" a Carles Puigdemont a las autoridades españolas, según afirmó hoy en declaraciones a la televisión flamenca Terzake.

El letrado belga ha señalado que la orden ya empezó a elaborarse ayer en Madrid y podría llegar hoy a Bruselas si la juez la aprobaba como así ha sido. En este sentido advirtió de que "no hay prisa", porque el proceso burocrático podría llevar "entre mes y medio o dos meses", hasta que realmente se pueda aplicar una hipotética orden de detención.

Bekaert confirmó que en caso de que un juez belga "decida la entrega" de su cliente a España, "apelarán sin duda" la decisión para evitar la extradición. En medios belgas se consideró ayer que el hecho de que la Fiscalía española haya pedido una orden de detención contra Puigdemont ya es suficiente para que todo el proceso siga su curso, cuando en España es necesario que esa petición la haga una juez y no la Fiscalía.

Por otra parte, en declaraciones a la televisión flamenca VTM Nieuws, Bekaert subrayó que "nadie se debe sorprender de que haya una orden de arresto" contra su cliente, que se encuentra en Bruselas desde el pasado lunes.

Puigdemont considera que "el clima no es bueno a día de hoy para testificar y es mejor tomar distancia" con el proceso judicial que se está celebrando en Madrid, en palabras de su abogado. Según Bekaert, Puigdemont reaccionó "con mucha calma y determinación, como siempre" a la petición por parte de la Fiscalía española de una orden internacional de arresto en su contra porque "se veía venir", dijo.

PUIGDEMONT DICE QUE NO HA HUIDO Y SE MUESTRA DISPUESTO A SER CANDIDATO EL 21-D

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont ha dicho hoy que no "ha huido" de la justicia y que se encuentra en Bélgica para preparar su defensa. "No he huido, pero es imposible prepararse bien" (para la defensa), ha manifestado Puigdemont en una entrevista que ha sido grabada en la televisión pública francófona RTBF y que será emitida en el informativo de la noche.

Según el avance difundido por dicha cadena de televisión, Puigdemont afirma que desea comparecer ante los jueces, pero "ante la verdadera justicia (de Bélgica), no ante la justicia española".

Puigdemont defiende que el Gobierno que él representa es el "legítimo" en Cataluña y que debe "haber una continuidad" que le permita "expresar al mundo lo que pasa realmente en España". "Debe haber un Gobierno que sea legítimo y que esté fuera del riesgo de la Justicia española, que no garantiza nada", ha remachado

El expresidente de la Generalitat ha asegurado desde Bruselas que está dispuesto a ser "candidato" a las próximas elecciones autonómicas del 21 de diciembre, e incluso a hacer campaña desde Bélgica. "Estoy dispuesto a ser candidato si se dan (las garantías)", ha asegurado en una entrevista grabada con la cadena belga RTBF. "Esperamos que se puedan desarrollar de la manera más normal posible. No es con un gobierno en prisión que esas elecciones pueden ser neutrales, independientes, normales".

Puigdemont sostiene que el motivo de su desplazamiento a Bélgica es evitar una ola de violencia y señala que "la violencia nunca ha sido una opción para nosotros".Sobre su presencia en territorio belga, asegura que no desea "belgianizar la política catalana" y explica que no se ha reunido con responsables políticos de Bélgica.

"Lo que queremos obtener de España es el reconocimiento, el respeto", agrega.