El 091 de la Policía Nacional recibe una llamada urgente cada 7 segundos

Responden en seis minutos de media

Los sistemas de geolocalización permiten conocer la ubicación de las patrullas y la llamada

Cosidó

nacional

| 10.12.2012 - 13:55 h
REDACCIÓN

La Sala del 091 de la Policía Nacional atiende una llamada ciudadana de urgencia cada siete segundos y los agentes acuden al lugar donde son requeridos en una media de seis minutos, según ha afirmado este lunes el director general de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó. Este servicio, cuya nueva campaña de información y concienciación lleva por lema '091: la respuesta segura de la Policía', recibió el año pasado algo más de cuatro millones de llamadas, las cuales son atendidas durante las 24 horas del día y los 365 días del año por agentes especializados y con formación complementaria en psicología.

La sala del 091 que más llamadas atendió en 2011 fue la de Madrid (más de 1.076.000), seguida de las de Andalucía (casi 784.000 entre las dos), Valencia (casi 467.000) y Asturias (más de 290.000).

La primera Sala del 091 se puso en funcionamiento en Madrid en 1958. Este servicio, que permite la atención y resolución de situaciones de emergencias, delitos o crisis y es independiente del 112, ha acabado convirtiéndose en "la principal vía de comunicación de la Policía Nacional con los ciudadanos", según ha indicado Cosidó durante la presentación de la campaña.

El director general de la Policía Nacional ha destacado el "óptimo" tiempo de respuesta que ofrecen los agentes en comparación con "cualquier otra fuerza de seguridad", de seis minutos de media nacional y menos de cinco minutos en Madrid. "Y estamos trabajando para reducirlo lo más posible", ha añadido.

RECIBIR INFORMACION Y COORDINAR

Por un lado, el 091 sirve para que los ciudadanos informen de hechos delictivos y, por otro, funciona como sede del Centro de Coordinación (CECOR) en aquellos actos o concentraciones en los que la seguridad ciudadana debe ser reforzada, como huelgas generales o determinadas manifestaciones.

Todas las capitales de provincia, ciudades con más de 30.000 habitantes, disponen de una Sala del 091. En Madrid, por ejemplo, cada agente de este servicio tiene a su cargo 50 vehículos policiales, a los que comisiona si se recibe una llamada de un ciudadano que requiera presencia policial.

En la Sala del 091 se coordinan las actuaciones de todos los policías que prestan sus servicio en la calle. Desde allí se les informa sobre los posibles antecedentes de las personas que se encuentran en una intervención, se solicita la presencia de bomberos o atención sanitaria, se comisiona a las autoridades judiciales o se pide la ayuda de unidades especializadas de la Policía.

A aquellas personas que llaman al 091, la Policía les recomienda que mantengan la calma para así hablar sosegadamente y poder dar correctamente todos los datos necesarios, como la ubicación, si hay heridos y cómo se encuentran, qué ha sucedido, si están presentes los delincuentes o cuál es la matrícula del vehículo implicado, entre otros.

GEOLOCALIZACION

Cosidó ha explicado que se está realizando un proceso de transformación para que, mediante la utilización de los sistemas informáticos iSafety (en Madrid) y Séneca (en el conjunto de España), en 2013 todas las salas del 091 del territorio nacional sean "salas inteligentes". Actualmente son trece las que participan en el proyecto. Mediante la introducción de sistemas de geolocalización, desde la sala se sabe en todo momento dónde se encuentran las distintas patrullas de Policía que están operativas y desde dónde se está produciendo la llamada.

"Esto permite una gestión inteligente y mucho más eficiente de los recursos", ha señalado Cosidó. Además, la aplicación integra todos los sistemas y bases de datos con los que trabaja la Policía, lo que facilita la toma de decisiones en tiempo real.

El inspector jefe Félix Novoa ha precisado que, cuando se recibe una llamada, primero se valora si requiere una intervención policial u otra cosa (como información o atención sanitaria) y se trasladan los datos a la zona de radio.

En ese momento, el operador de radio comprueba en una pantalla la posición de los coches patrulla (que llevan un dispositivo GPS) y se pone en contacto con el que se encuentra más próximo al lugar de los hechos. La patrulla informa a la sala de su actuación, se solicita la intervención de unidades especializadas, de la Jefatura Superior de la Policía o de las comisarías de distrito y, por último, la sala cierra el parte y lo archiva.

COLABORACION CIUDADANA

Cosidó ha afirmado que "ninguna llamada" que los ciudadanos realicen al 091 "cae en saco roto", ya que no solo sirven para atender emergencias sino que también se establece una "vía de comunicación y de colaboración" con la Policía.

Con el fin de fomentar esa colaboración ciudadana, la Policía Nacional utiliza las redes sociales. Por ejemplo, desde su perfil de Twitter solicita a los internautas que, de forma anónima, confidencial y segura, faciliten datos que puedan ser útiles para perseguir el tráfico de estupefacientes, la pornografía infantil o el vandalismo.

Gracias a ello, la Brigada de Investigación Tecnológica ha recibido durante este año más de 63.000 correos electrónicos, que en su mayoría denuncian casos de pornografía infantil en Internet.