Eguiguren rectifica

Sería "un imbécil y un desalmado" si creyera que "España vivía mejor con ETA"

Denuncia una campaña contra él

Cree que "los servidores" de la derecha española "han encontrado al gañán al que pueden humillar"

nacional

| 09.04.2014 - 12:54 h
REDACCIÓN

El presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, ha asegurado que sería "un imbécil y un desalmado" si hubiera dicho que "en España se vivía mejor con ETA" y ha dicho que la frase que pronunció al respecto se refería a "ciertos ámbitos de Madrid".

Eguiguren, que hoy ha presentado su nuevo libro en San Sebastián, ha señalado que su frase "en Madrid con ETA se vivía mejor" recogida en una entrevista que publicó el diario Gara el domingo, fue pronunciada "en el mismo sentido que cuando antes se decía 'contra Franco se vivía mejor'".

"Sé distinguir ciertos círculos con lo que es España, que es tan patria mía como de un gallego o un andaluz. No reniego de ser español y de lo que más orgulloso me siento es de haber defendido la Constitución", ha recalcado el dirigente socialista, que ha pedido disculpas y "mil perdones" a quienes se hayan podido sentir ofendidos por estas declaraciones.

Ha añadido que no le importa "reconocer" el "no haber medido" sus palabras "sabiendo cómo se las gastan determinados círculos de la derecha española". "Me refería a que la derecha española se le dio solucionado el problema del terrorismo y no ha demostrado ningún afán de zanjarlo definitivamente", ha recalcado.

Además, se ha referido a las manifestaciones de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quien dijo que "España tiene un problema con el PSOE" y que Eguiguren debía ser expulsado del partido.

"Ha dicho que en España hay problemas más graves que el de su multa, como Eguiguren. Mientras no me pida que le pague la multa, se lo acepto. Ahora, si el problema de España es Eguiguren, es el país más feliz y con más suerte del mundo", ha ironizado el presidente del PSE-EE.

Ha asegurado que le "duele" lo que este asunto pueda haber afectado al secretario general del PSOE, Alfredo Pérez-Rubalcaba, y ha recalcado que no se le pasó por la cabeza que pudiera ser así. El dirigente socialista ha lamentado que "los servidores" de la derecha española sean "tan cobardes" que, "en vez de atacar a la izquierda, ataquen a la parte más débil".

"A mí me ha debido de tocar algo de esto porque no me considero nadie en la política española. Denuncio la cobardía de esa gente que no se atreve a atacar a los fuertes", ha destacado.