Aguirre confía en que la normalidad vuelva a los centros tras la huelga en educación

Educación trabaja en la reorganización de los centros para normalizar la situación

Los sindicatos mantienen su posición de no diálogo

madrid

| 03.10.2011 - 15:47 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Este marte y miercoles vuelven las huelgas convocadas por los sindicatos de educación en la enseñanza secundaria en Madrid. La Comunidad garantiza los servicios mínimos, e insiste en que no va a variar su decisión de ampliar las horas lectivas el horario de los profesores pese a las movilizaciones y protestas.

La viceconsejera de Educación de la Comunidad de Madrid, Alicia Delibes, ha considerado que el hecho de que los profesores salgan a la calle a manifestarse no es la mejor forma de que "la normalidad vuelva a la Enseñanza".

En los pasillos de la Asamblea de Madrid le han preguntado por el conflicto en materia educativa que ha tenido lugar en este inicio de curso y ha señalado que la Comunidad ya convocó la mesa sectorial de Educación, pero "los sindicatos no quisieron presentarse".

Delibes ha declarado que se está trabajando en la reorganización de los centros, de modo que se puedan cubrir sus necesidades y considera que "salir a la calle no es la mejor forma de que la normalidad vuelva a la enseñanza".

La viceconsejera ha indicado que se están revisando "todos los horarios de todos los institutos", y ha señalado que aún no pueden saber el número de profesores interinos que serán necesarios. Eso sí, ha aseverado que "siempre que haga falta un profesor más, lo habrá".

Los sindicatos mantienen su posición y no están dispuesto a dialogar si la Comunidad no da marcha atrás. Y eso, según la viceconsejera de Educación, no es viable."Las instrucciones están bastante claras: los profesores deben dar 20 horas como mínimo y eso no es discutible".

Por otra parte, ha negado que estén llamado vagos a los profesores y considera que lo que se está haciendo es pedir un mayor esfuerzo para poder superar la situación en la que se haya inmerso el país.

Y así lo ha destacado,dentro del órgano parlamentario, "dada la situación económica que vive este país es un ajuste necesario, está perfectamente justificado y es perfectamente normal que a los profesores no les haya gustado la medida".

AGUIRRE CONFIA EN QUE SE RECUPERE LA NORMALIDAD TRAS LA HUELGA

Por su parte, la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, ha confiado en que la normalidad vuelva a los institutos "por el bien" de alumnos tras las dos nuevas jornadas de huelga que están convocadas para mañana y el miércoles en región, ya que a los docentes se les pide un "sacrificio", pero dentro del límite de la ley.

Aguirre ha confiado "en que por el bien de las familias, por el de los alumnos y de los madrileños" los profesores de secundaria, a los que ha calificado de "servidores públicos", terminen sus jornadas de huelga y "vuelvan" a dar clase a sus alumnos y "a no privarles de algo tan importante como el derecho a la educación", ha indicado hoy la presidenta en Madrid.

La presidenta de la Comunidad hacía estas declaraciones ante las dos jornadas de huelga convocadas por los sindicatos de enseñanza de la región -CCOO, ANPE, CSIF, STEM y Fete-UGT- para mañana y el miércoles en la educación secundaria en protesta por los "recortes" emprendidos por la Consejería de Educación que, según los formaciones sindicales, han eliminado 3.000 puestos de docentes.

En el mismo sentido se ha pronunciado la viceconsejera de Educación, Alicia Delibes, que ha advertido hoy a los sindicatos, tras comparecer en la Comisión de Duplicidades de la Asamblea, de que "salir a la calle" para protestar contra las instrucciones de inicio de curso "no es la mejor forma de que la normalidad vuelva a la enseñanza".

Los sindicatos esperan que las convocatorias sean un éxito al igual que las anteriores, y han anunciado una manifestación mañana, coincidiendo con el primer día de huelga, desde la plaza de Neptuno hasta la Puerta del Sol, y una cadena humana para el 13 de octubre frente a la Consejería de Educación.

El objetivo de los docentes, es que "el Gobierno regional dé marcha atrás, rectifique y revierta los recortes" en el sector, y se solucionen aquellas situaciones en las que los docentes están impartiendo asignaturas distintas a su especialidad, ha explicado a Efe el portavoz de CC.OO, Paco García.

De modo paralelo a este calendario de movilizaciones, los encierros se extienden por los institutos de la región desde la semana pasada, y hoy comienzan en los IES Mirasierra, Gómez-Moreno (San Blas), Príncipe Felipe (barrio del Pilar) o en el IES Alonso de Avellaneda, de Alcalá de Henares.

Aunque el Ejecutivo regional centra el motivo del conflicto en el incremento de la jornada laboral de 18 a 20 horas semanales, el portavoz de CCOO ha señalado que "la participación de alumnos y padres" demuestra que las movilizaciones son "una reacción de toda la sociedad" a la política educativa del Gobierno regional "que está sumiendo la educación en una crisis irresponsable".

Los institutos de la Comunidad permanecerán abiertos durante las jornadas de huelgas convocadas, y contarán con, al menos, la presencia del director y el jefe de estudios, según recoge la Orden de la Consejería de Educación y Empleo publicada hoy en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM).

Los institutos, además, contarán con todo el personal de administración, conserjería y bedeles, al no estar incluido en la convocatoria de huelga, según la solicitud presentada por CCOO y FETE-UGT en la Dirección General de Trabajo de la Comunidad.

En los centros donde haya escolarizados alumnos con necesidades educativas especiales tendrá que haber, al menos, un profesor por cada 50 alumnos.

Por otro lado, el Sindicato de Estudiantes ha convocado una jornada de huelga para los alumnos de enseñanza secundaria en todo el país este jueves, día 6 de octubre, así como una manifestación con el lema "En defensa de la educación pública, no a los recortes"