Duran a Sánchez: "No se puede reformar todo en la Constitución"

Pedro Sánchez ve un "mayor enrocamiento" de Rajoy en no reformar la Constitución

Pedro Sánchez con Josep Antoni Duran Lleida

nacional

| 24.09.2014 - 11:10 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, ha mostrado su satisfacción por que "al menos una fuerza política", el PSOE, tenga una propuesta de solución al problema catalán, aunque ha opinado que la reforma de la Constitución que ofrece será "imposible" si pretende "tocarlo todo".

"No se puede tocar todo, que si la eutanasia, que si el matrimonio homosexual, que si no sé cuántas cosas más, porque eso lo hará imposible", ha dicho Duran tras la reunión que ha mantenido durante aproximadamente una hora con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, dentro de la ronda de contactos que éste ha abierto tras su elección.

Duran, que ha coincidido con Sánchez en que "el día que se haga la reforma de la Constitución tiene que haber un consenso", ha advertido a los socialistas de que "no se pueda pretender ampliar la reforma a prácticamente todos y cada uno de sus artículos".

A su juicio, "no se puede reformar todo", sino únicamente "ser sensibles a que la ciudadanía quiere otro sistema político, otra manera de funcionar la política y las instituciones" y eso es lo que hay que "cambiar" para "regenerar" el sistema.

SÁNCHEZ VE UN "MAYOR ENROCAMIENTO" DE RAJOY EN NO REFORMAR LA CONSTITUCIÓN

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha dicho que en los últimos días está percibiendo "cada vez un mayor enrocamiento" en Rajoy, en el Gobierno y en el PP en contra de una reforma de la Constitución" que, a su juicio, "está pidiendo la ciudadanía" y que es cada día "más necesaria".

Sánchez ha coincidido con Duran en que el "inmovilismo" del presidente del Gobierno "no garantiza la unidad de España" y ha insistido en "tenderle la mano" y pedirle que sea "ambicioso" y "valiente" y que "escuche a la ciudadanía para afrontar un proceso de renovación de la Constitución y de la forma de hacer política" con el que "cerrar la brecha" que separa en la actualidad a gobernantes y gobernados.

"Si es valiente y afronta ese proceso contará con el apoyo del PSOE", ha ofrecido Sánchez al presidente, con quien mantuvo el pasado lunes un discreto encuentro en el Palacio de la Moncloa.

Ese día, en el que Sánchez formuló su propuesta de reforma de la Constitución, encontró una respuesta "desmedida" -ha dicho- por parte de la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y percibió en Rajoy un "mayor enrocamiento".

Ante esta situación, el líder del PSOE ha lanzado al presidente Rajoy y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría la pregunta de si "consideran que la España de las autonomías funciona, si este lío de competencias es eficiente y si tenemos la calidad institucional que se merece la economía y la ciudadanía".

ESPAÑA FEDERAL

Tras defender que la España federal que propugnan los socialistas significa "reordenar competencias" para que se sepa cuáles son de las comunidades autónomas, de España y de la Unión Europea, ha sostenido que ese Estado sería además "mucho más eficiente y más barato". Con Duran, ha explicado que ha tenido "muy buena sintonía" y que ha mantenido con él una conversación "muy cordial", "honesta" y "clara" en torno a la actualidad política.

En dicha reunión, que se enmarca en la ronda de contactos que ha abierto con motivo de su reciente elección al frente del PSOE, Sánchez ha trasladado al portavoz parlamentario de CiU su propuesta de reformar la Constitución en tres bloques: regeneración democrática, modelo de España federal y blindaje del Estado del bienestar.

Ambos han compartido, según Sánchez, que reforma constitucional es una "alternativa posible a la crisis de Estado" que está atravesando España como consecuencia de la crisis soberanista de Cataluña.

Sobre la apreciación de Duran de que no se puede "tocar todo" en una eventual reforma, ha apuntado que, aunque el PSOE tiene su propio planteamiento, "lo importante es el acuerdo que puedan fraguar todas las fuerzas políticas", y que un pacto constitucional no puede basarse en "programas máximos", sino que hay que encontrar "puntos de convergencia".

A este respecto, Sánchez ha citado al expresidente Adolfo Suárez y ha incidido en que el PSOE quiere aprovechar la reforma constitucional para "hacer normal en las leyes lo que es normal en la calle", en materia de nuevas formas de convivencia, no prevalencia del varón en la sucesión a la corona, eliminación de la pena de muerte e incorporación de nuevos derechos asimilados por la ciudadanía.