Dos nuevos casos de violencia machista en Vitoria y Cartagena

nacional

| 27.01.2011 - 12:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El matrimonio de 76 y 82 años que falleció ayer en Vitoria murió por un único disparo de un rifle que les alcanzó a la altura del pecho, según ha informado la Ertzaintza.

El arma utilizada era del hijo de ambos, que fue quien se encontró muertos a sus padres hacia las seis de la tarde en la vivienda donde residían los tres, ubicada en el número 7 de la calle Landaberde, del barrio vitoriano de Lakua.

La Ertzaintza barajó ayer como primera hipótesis que el hombre pudo matar a la mujer y luego suicidarse con una escopeta de caza, aunque sin descartar otras posibilidades.

En las últimas horas, la investigación abierta por la Unidad Científica de la Ertzaintza ha dado un vuelco al comprobarse que los dos ancianos murieron de un único tiro a la altura del pecho y que el arma utilizada fue un rifle de caza, "más potente y preciso" que una escopeta, según han informado a Efe fuentes del Departamento de Interior.

Ante estos hechos, y a falta de conocer el resultado de la autopsia, la Ertzaintza investiga ahora si el matrimonio pudo suicidarse de mutuo acuerdo o si el hombre quiso suicidarse y su mujer murió al intentar impedirlo.

El matrimonio era de origen cubano aunque llevaban años viviendo en Vitoria.

ENCONTRADA MUERTA EN CARTAGENA

Una mujer, de 34 años de edad y nacionalidad cubana, ha sido encontrada este miércoles muerta en su domicilio de Los Belones, en la localidad de Cartagena, con heridas de arma blanca en el abdomen, según han informado fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias.

Los hechos ocurrieron sobre las 14.10 horas cuando el Teléfono Unico de Emergencias '1-1-2' recibió una llamada señalando que una vecina había sido agredida y se encontraba muerta en el interior de su vivienda, ubicada en la calle Isaac Peral 12.

La hija de la fallecida descubrió el cuerpo al llegar a casa al salir del colegio, dando aviso a la vecina del piso superior.

Al lugar acudieron efectivos de Guardia Civil y una Unidad Médica de Emergencias (UME) que certificó el fallecimiento de la mujer, cuyo cuerpo, que presentaba síntomas de violencia, se encontraba en el interior de la cocida.

La Guardia Civil busca a la pareja de la víctima, un señor de 56 años de etnia gitana y vecino de La Unión.

Según la Delegación del Gobierno, no hay antecedentes de violencia de género ni en la víctima ni en el supuesto autor.