Dos falsos explosivos obligan a cortar tres horas el tráfico en la AP-66

La AP-66 estuvo cortarda al tráfico al encontrarse un paquete sospechoso de contener explosivos

nacional

| 24.04.2013 - 18:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Dos artefactos explosivos simulados, localizados en las canalizaciones de agua de la autovía A-66 y de la autopista AP-66, han obligado a cortar el tráfico durante casi tres horas por la principal vía de comunicación en Asturias y León.

Ambos constaban de tres cartuchos con un envoltorio plástico de explosivos reales, en el que se leía "Amonita", y una pegatina con la inscripción "Material inerte", así como de un reloj mecánico de pulsera temporizador que actuaría como supuesto temporizador, unido a un detonador eléctrico de cobre agujereado e inutilizado.

El primero de los falsos explosivos fue hallado a las 14.10 horas por un trabajador de Aucalsa, la empresa concesionaria de la autopista, que realizaba labores de limpieza y mantenimiento en una dársena transversal, un túnel subterráneo de unos dos metros de diámetro que atraviesa los cuatro carriles de la calzada.

A la zona se desplazó un equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil que constató que el artefacto no había sido colocado recientemente, así como otro de los GEDEX (Grupo Especial desactivación de Explosivos) para que se hiciesen cargo del mismo.

La Guardia Civil inició además la búsqueda de otro artefacto dado que el pasado 9 de julio se había recibido una llamada anónima alertando de la colocación en la AP-66 de dos explosivos "de gran importancia" que estallarían ese mismo día.

La llamada, que se produjo en el contexto de las movilizaciones del sector de la minería del pasado verano, situaba los explosivos en las canalizaciones de agua de la AP-66 entre las localidades de Campomanes y Carraluz, así como en las ubicadas entre Villayana y Pola de Lena, sin que en aquel momento pudieran ser localizados.

El tráfico a través de la AP-66 permaneció cortado a partir de las 15.00 horas mientras los GEDEX trabajaban para desarmar el primer artefacto y, posteriormente, se desplazaron al lugar donde fue hallado el segundo, en el kilómetro de 58,500 de la A-66, para realizar la misma operación.

Al lugar de los hechos se desplazó el delegado del Gobierno en Asturias, Gabino de Lorenzo, que ha incidido en que los artefactos "nunca podrían haber explotado, pero esto no se sabe hasta después" y ha trasladado su agradecimiento a los agentes del GEDEX que los manipularon.

De Lorenzo ha subrayado que los autores "sólo han conseguido publicidad" y se ha mostrado confiado en que la investigación permitirá "dar con ellos", tras advertir de que no se aventuraba a decir si los artefactos estaban vinculados al conflicto minero, "pero quien haya sido, que se atenga a las consecuencias", ha añadido.

Según fuentes de Aucalsa, en un día laborable como el de hoy circulan por la AP-66 en la franja horaria en la que permaneció cortado el tráfico, entre las 15.00 y las 17.55 horas, entre 1.500 y 2.000 vehículos.