Dos empresarios niegan haber hecho "nunca" donaciones al PP

Ruz interroga a los constructores que aparecen en los papeles de Bárcenas

El expropietario de Constructora Hispánica Alfonso García Pozuelo, se acoge al derecho a no declarar

nacional

| 27.05.2013 - 07:22 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, y el propietario del grupo Sando, José Luis Sánchez Domínguez, han negado hoy haber hecho "nunca" donaciones al PP durante su declaración como imputados en la causa de los papeles de Bárcenas, que reflejan una supuesta contabilidad B de los populares. Ambos han comparecido hoy ante el juez Pablo Ruz, al igual que el expropietario de Constructora Hispánica Alfonso García Pozuelo, quien, por contra, se ha acogido a su derecho a no declarar y para evitar ser captado por las cámaras ha abandonado la sede de la Audiencia Nacional tapándose la cabeza con un casco de moto.

Durante su declaración, en la que el fiscal Anticorrupción Antonio Romeral no ha formulado preguntas, Villar Mir solo ha admitido pagos a fundaciones como FAES, del PP, (45.000 euros anuales) o a los sindicatos UGT y CCOO (120.000 a cada uno), así como para Mujeres por África, de la exvicepresidenta socialista Teresa Fernández de la Vega, fundada en 2012 y a la que ha donado 120.000 euros, y al Instituto Elcano (150.000).

Según han informado fuentes jurídicas, Villar Mir sí que ha admitido que conocía al extestorero del PP Álvaro Lapuerta de haber coincidido con él en varios sitios, y también a su sucesor Luis Bárcenas, pero con éste ha dicho que no tuvo relación.

Ha asegurado que nunca ha hablado con ninguno de ellos de contrataciones de obra pública, que nunca ha hecho ningún pago al PP o al PSOE, ni legal ni en forma de comisiones, y que él no es de ninguno de esos dos partidos.

Por su parte Sánchez Domínguez, a quien tampoco ha preguntado el fiscal, ha reconocido una amistad familiar con Lapuerta de muchísimos años y que ha estado varias veces con él en su despacho de la sede del PP, aunque ha manifestado que nunca hablaron de obra pública o contrataciones y solo en una ocasión, en 1998, comentaron un asunto del Ayuntamiento de Madrid, pero le dijo que se llevaba mal con el entonces alcalde José María Álvarez del Manzano.

RUZ INTERROGA A LOS CONSTRUCTORES SOBRE SUPUESTAS DONACIONES

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz interroga desde este lunes a los ocho constructores imputados por las donaciones que aparecen en la supuesta contabilidad B del Partido Popular (PP) atribuida a su extesorero Luis Bárcenas, así como al presunto número dos de la trama 'Gürtel', Pablo Crespo, que realizó aportaciones en nombre de la red de Francisco Correa.

El magistrado, que investiga los denominados 'papeles de Bárcenas', tomará declaración este martes a José Mayor Oreja, hermano del exministro del Interior Jaime Mayor Oreja y expresidente de FCC Construcción; Manuel Contreras Caro, presidente del Grupo Azvi; Luis del Rivero, expresidente de Sacyr Vallehermoso; y Juan Manuel Fernández Rubio, exconsejero de Aldesa.

El miércoles será el turno de Antonio Vilella, responsable de Construcciones Rubau, y Pablo Crespo, exsecretario de Organización del PP de Galicia y supuesto número dos de Francisco Correa en la trama 'Gürtel'.

12.000 MILLONES EN CONTRATOS

Los donantes que aparecen en la supuesta contabilidad B de Bárcenas recibieron más de 12.000 millones de euros entre los años 2001 y 2012 en contratos adjudicados por administraciones públicas gobernadas por esta formación política, según constaba en un informe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía remitido al juez Ruz.

Este informe detalla la existencia de "19 donantes identificados", entre los que se encuentran los nueve imputados. De ellos, 16 habrían realizado aportaciones que en 21 ocasiones fueron superiores al límite legal de 60.000 euros contemplado hasta 2007 por la Ley de Financiación de Partidos Políticos.

En seis casos, los de las sociedades Constructora Hispánica, OHL, Sando, Sacyr, Azvi y Aldesa, la UDEF apreciaba "una continuidad en las aportaciones" durante el periodo estudiado mientras que en otros, como Sedesa, Copasa, Copisa, FCC, Urazca y Rubau, existe "una concentración (de aportaciones) en un momento determinado" que suele coincidir con el de "mayor volumen de contratación".

Además de los anteriores, la UDEF identificaba como donantes del PP a los empresarios Juan José Roig (Mercadona), Joaquín Molpeceres Sánchez (Licuas), José Antonio Romero Polo (Grupo José Antonio Romero Polo), Ignacio Javier López del Hierro (Constructora Continental), Antonio Pinal (Grupo Bruesa) y Camilo José Alcalá Sánchez (Cyopsa-Sisocia).