Dívar convoca el sábado el pleno extraordinario del CGPJ pedido por 5 vocales

El Congreso abre la puerta a Dívar para que comparezca en el Congreso "a la mayor brevedad"

nacional

| 14.06.2012 - 11:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Dívar, ha accedido a convocar el sábado el pleno extraordinario que cinco vocales le reclamaron ayer para pedir su dimisión al considerar insuficientes las explicaciones que ha dado de sus viajes a Marbella (Málaga). Así lo ha acordado Dívar después de convocar ayer a iniciativa propia otro pleno extraordinario para el próximo jueves, poco antes de que se diera a conocer la petición de estos vocales, han informado fuentes del Consejo.

Dívar aplica así el artículo 35 del reglamento del Consejo, que establece que el presidente convocará una sesión extraordinaria para abordar asuntos de importancia o urgencia cuando lo soliciten por escrito cinco o más vocales dentro de los tres días siguientes a la presentación de la solicitud. El pleno del sábado debatirá y votará la petición del vocal José Manuel Gómez Benítez, que denunció a Dívar ante la Fiscalía por sus viajes a Marbella, de promover el cese del presidente, así como la de los otros cuatro -Margarita Robles, Félix Azón, Inmaculada Montalbán y Carles Cruz- que instan a su dimisión.

Las fuentes consultadas han señalado que esto no implica la suspensión de la sesión extraordinaria del próximo jueves convocada ayer por Dívar para analizar "la situación" que atraviesa el CGPJ. La primera propuesta que será debatida el sábado será la de los cuatro vocales encuadrados en el sector progresista del Consejo que reclaman la dimisión de Dívar ante "la insuficiencia de las explicaciones dadas hasta la fecha y el perjuicio que se ha ocasionado" a la carrera judicial y a "las instituciones".

Posteriormente, el pleno estudiará la de Gómez Benítez, quien pide al CGPJ que promueva el cese de Dívar ante el incumplimiento grave de sus deberes. Para que la petición de cese prospere debe ser asumida por al menos doce de los veinte vocales que integran, junto a Dívar, el pleno, ya que éste último no participaría en la votación al afectarle directamente.

Según el escrito presentado por Gómez Benítez, "al desprestigio del presidente no puede seguir sumándose el que está generando la falta hasta ahora de la reacción que está exigiendo la gran mayoría de los ciudadanos y de los jueces por parte del Consejo General del Poder Judicial", que debe actuar con "responsabilidad".

Estos cinco vocales reclamaron este pleno extraordinario una vez conocida la decisión del pleno de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo de no admitir la querella interpuesta contra Dívar por la asociación Preeminencia del Derecho por los gastos de sus viajes a Marbella y otros lugares de España cargados al presupuesto del CGPJ.

De dimitir Dívar o acceder el Consejo a promover su cese, la presidencia del CGPJ pasaría a ostentarla en funciones el vicepresidente Fernando de Rosa y la del Supremo sería para el magistrado más antiguo, actualmente Juan Antonio Xiol, han informado a Efe fuentes del Consejo.

EL CONGRESO ABRE LA PUERTA A DÍVAR

Paralelamente, la Mesa y Portavoces de la Comisión de Justicia del Congreso ha acordado este jueves abrir la puerta a que el presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, comparezca en sede parlamentaria "a la mayor brevedad" para dar cuenta de sus gastos en viajes.

Según informaron fuentes parlamentarias, a Comisión ha acordado remitir un escrito al presidente del CGPJ para que acuda al Congreso a la mayor brevedad posible, dejando en sus manos si espera a que se completa la Memoria anual de 2011, lo que llevaría la cita a septiembre u octubre, o si acude antes del verano para informar de lo relativo a los gastos de Presidencia, como había pedido IU-ICV-CHA.