Dimite más de la mitad de la Ejecutiva del PSOE de Castilla y León

Críticos del PSOE de Castilla y León atribuyen a la dirección soluciones viejas y sectarismo

nacional

| 31.05.2014 - 11:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Más de la mitad de la Comisión Ejecutiva de PSOE de Castilla y León ha presentado hoy su dimisión, por lo que este órgano cesa en sus funciones, ante la negativa a convocar un congreso extraordinario del secretario autonómico, Julio Villarrubia, quien ha acusado de la maniobra a Óscar López.

Villarrubia ha denunciado en una rueda de prensa que el secretario federal de Organización, Óscar López, también portavoz socialista en las Cortes regionales, "ha encabezado premeditadamente la recogida de veinticinco firmas, lo que impide funcionar a la Ejecutiva" y, por tanto, será una gestora la que se encargue de tomar las riendas del partido en la Comunidad.

Según los estatutos del PSOE de Castilla y León, al dimitir más de la mitad de los 48 miembros de la Ejecutiva, en este caso han sido 25, este órgano cesa en sus funciones, por lo que tendrá que nombrarse una comisión gestora que convocará el congreso extraordinario aunque sin un plazo fijo.

"Una gestora que espero no designe él también (en alusión a Óscar López)", ha matizado Julio Villarrubia, quien confía en que "los militantes impidan que gente así, que mira más por sus propios intereses que por resolver los problemas de los ciudadanos, pueda presidir este partido".

En palabras del secretario autonómico, "Óscar López no ha entendido lo que ha ocurrido el domingo en las elecciones europeas y, con una deslealtad que ya ha demostrado de manera continuada a lo largo de estos dos años, hoy ha encabezado esta serie de dimisiones que yo sabía que eran posibles".

Villarrubia ha insistido en las críticas a López: "Esta es la forma que tiene el secretario de Organización de luchar por la gente, la forma que yo he intentado combatir y que anuncio que voy a seguir combatiendo porque ahora ya no tengo ninguna duda de presentarme a las primarias y al Congreso Extraordinario".

Tras confirmar su candidatura a estos procesos socialistas, Villarrubia ha abandonado la sala de prensa visiblemente emocionado, para, posteriormente, retomar el hilo de sus declaraciones.

Así, el secretario socialista ha explicado que López había pedido en la Ejecutiva Autonómica "que se celebrara un Congreso Extraordinario los días 19 y 20 de julio, en paralelo con el Federal para que se votara a la vez, lo que es algo insólito, para seguir manejando censos en lugar de respetar los tiempos, y dije que no".

"López, que como secretario de organización es el que tiene que guiar el proceso ha sido desleal desde hace tiempo. Es un personaje que ha hecho mucho daño a nivel nacional, con comportamientos impropios de un socialista, porque nosotros tenemos que dar ejemplo, y no estos espectáculos de lucha por el poder indecente", ha añadido.

SOLUCIONES VIEJAS Y SECTARISMO

Un grupo de dirigentes críticos con la gestión del secretario general del PSOE de Castilla y León, Julio Villarrubia, le han criticado hoy su intención de aplicar "soluciones viejas" a nuevos problemas, aplicar el "sectarismo" y fomentar la división en un partido marcado por la "bicefalia" con Óscar López.

En declaraciones, la dimitida vicesecretaria general de PSOE de Castilla y León, Ana Redondo, ha hablado expresamente de que la gestión de Villarrubia ha contribuido a acentuar una "bicefalia tremenda que ha sido demoledora" para los intereses del partido.

Otros dirigentes críticos, que han preferido el anonimato, han hablado de la "actitud brutal y sectaria" de Villarrubia y de que a pesar de arrancar su andadura con casi el 100 % de apoyos en el congreso del que salió elegido "ha ido enfrentándose internamente a todos" hasta que una "parte mayoritaria" del partido ha estado "harta" de su actitud.

Las fuentes consultadas coinciden en que ahora es el momento de "escuchar a los militantes" y buscar una "catarsis" a un "problema terrible" que confían el resolver "cuanto antes".

De hecho, han confiado en que la gestora que en principio se formará en Castilla y León para dirigir el PSCL-PSOE agilice los trámites para que el nuevo liderazgo esté trabajando "si es posible antes de agosto".

DE MAL EN PEOR

Tras presentar ayer su dimisión como miembro de la Ejecutiva regional del PSOE junto a otros 24 integrantes, Ana Redondo se ha mostrado partidaria de explicar a la sociedad y a los militantes lo que considera una "decisión drástica" pero que responde a una situación "de prácticamente dos años" en los que las cosas internamente han ido "de mal en peor".

Para la también viceportavoz parlamentaria en las Cortes de Castilla y León, Villarrubia "no ha tenido la capacidad de aunar el partido, sino de dividirlo a nivel provincial y autonómico", a pesar de que obtuvo el respaldo de más del 90 por ciento de los participantes en el congreso autonómico que le eligió, "pero ahora no tiene ni el 50 por ciento de apoyos".

CRECEN LAS DIVISIONES TRAS 27 AÑOS EN LA OPOSICIÓN

"No ha sabido aunar al partido y no podemos esperar más, con unos resultados electorales malos y 27 años en la oposición", ha resumido Redondo, para quien la "bicefalia" en el partido que han protagonizado Villarrubia y el secretario federal de Organización y portavoz en las Cortes, Óscar López, ha sido "tremenda" y "demoledora" para los objetivos del partido.

Para Redondo, esta bicefalia "ha impedido trabajar" en situación de normalidad, por lo que se ha mostrado partidaria de ofrecer a la sociedad y los militantes "soluciones nuevas a nuevos tiempos", en lugar de "soluciones ordinarias" como las planteadas por Villarrubia, en opinión de la dirigente dimitida.

En concreto, Redondo ha tildado a Villarrubia de "contradictorio" por anteponer la convocatoria de un Comité Autonómico a la elección por parte de los militantes del nuevo liderazgo en el partido en Castilla y León, y que esta forma de proceder "ni siquiera se haya permitido votar en la Ejecutiva".

"Esto no es nuevo, que decisiones que se atribuyen a la Ejecutiva en su conjunto ni siquiera se debatan ni se voten", se ha quejado la dirigente socialista, quien ahora es partidaria de "hablar con gente" dentro del partido, sin que exista alternativa alguna por el momento a la candidatura anunciada por Julio Villarrubia.

Preguntada por su decisión particular, Redondo ha contestado que no se lo plantea y que "no es el momento", porque en su opinión lo prioritario es conseguir la "apertura del partido a la sociedad y a los militantes" para que ellos definan un "liderazgo potente" del PSOE de Castilla y León en un momento de "refundación".