Díaz dice que su Gobierno no tiene "fecha de caducidad" y pide a IU actuar con "lealtad

Susana Díaz

nacional

| 22.12.2014 - Actualizado: 13:20 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha manifestado este lunes que, para ella, el Gobierno andaluz no tiene "fecha de caducidad" y ha pedido a sus socios de IULV-CA que actúen con "lealtad" y valoren la "estabilidad" que representa el Ejecutivo autonómico, qué está tomando medidas muy importantes y demostrando que otro camino es posible.Así se ha pronunciado Díaz ante el grupo socialista en el Parlamento, unas horas antes de su reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y después de que IULV-CA decidiera este domingo en una asamblea de balance la posible convocatoria de un referéndum sobre su permanencia en el Gobierno andaluz tras las elecciones municipales de mayo de 2015.

Ha manifestado que su Gobierno, a estas alturas de la legislatura, ha cumplido una parte muy importante del acuerdo por Andalucía que PSOE-A e IULV-CA firmaron tras las elecciones autonómicas de 2012 y se ha mostrado convencida de que se puede cumplir "íntegramente".

Ha recalcado que los socialistas forman parte de un gobierno de coalición que tiene que saber la importancia de lo que significan las políticas que se llevan a cabo en Andalucía, que es un "espejo" en el que se miran miles de ciudadanos y donde tenemos la obligación de actuar "con lealtad y con estabilidad".

En este sentido, ha señalado que trasladará a los socios de Izquierda Unida que pongan en valor, como hace ella, "la posibilidad de la estabilidad de este Gobierno, de la que estoy convencida y en la que creo" y que actúen con esa "lealtad, madurez y responsabilidad de lo que estamos gestionando y que estamos gobernando para casi nueve millones de ciudadanos".

Susana Díaz ha insistido en que se han puesto sobre la mesa medidas e iniciativas muy importantes y se ha demostrado que otro camino es posible. "Que lo hagan con lealtad, convencidos de lo que supone este Gobierno, que para mí no tiene fecha de caducidad", según ha expresado la presidenta, quien ha instado a Izquierda Unida a hacer un balance de si "realmente estamos a la altura de lo que los andaluces esperan de este Gobierno, con lealtad, con madurez y siendo conscientes de que lo que necesita Andalucía es estabilidad y lo que necesita España también es estabilidad".

Ha querido dejar claro que a ella no le interesan los "líos de ningún partido: ni del nuestro ni de ninguno". Por ello, ha pedido a los diputados socialistas que "nadie se distraiga, porque lo que menos quieren en este momento los ciudadanos de los que están al frente de puestos de responsabilidad es líos internos". "Cuando la gente lo está pasando tan mal, no entienden ese tipo de cosas", ha sentenciado la presidenta, quien ha insistido en demandar a sus compañeros que actúen con "sinceridad, con transparencia y siendo sensibles a lo que está pasando a la gente", a la que solo interesa cómo les vamos a solucionar sus problemas y no lo que está pasando dentro de los partidos.

Ha manifestado que los diputados socialistas tienen que ser "serios y muy rigurosos siempre", diciendo a los ciudadanos lo que podemos hacer. Se ha mostrado segura de que si actuamos con mucha entrega, inteligencia y con humildad, los ciudadanos lo van a valorar en un momento tan difícil como este. "La gente va a valorar que el PSOE aporte el sentido común, la centralidad y ese carácter reformista que los ciudadanos demandan", según ha sentenciado la presidenta, quien ha asegurado que eso al final va a tener "el reflejo de los ciudadanos en la urna", como ya ocurrió en las pasadas elecciones europeas.

A su juicio, no merece la pena malgastar energías en otra cosa y se ha mostrado convencida de que el PSOE-A, partido del "sentido común, de la centralidad y reformista", ha estado a la "altura de las circunstancias" en un año muy difícil y duro. "No es casualidad que la gente nos mire hoy con otros ojos, que confíe en nuestro partido y que nos haya devuelto en las últimas elecciones europeas la confianza mayoritaria en las urnas", según la presidenta, convencida de que ello va a volver a pasar en las próximas elecciones municipales y las que vengan detrás.

EN EL CAMINO CORRECTO

Para la presidenta, la gente sabe que el PSOE-A está en estos momentos en el camino correcto y es ese "cinturón de seguridad, de nuevo, que Andalucía necesita". La presidenta también ha querido dejar claro que se siente orgullosa de lo que han hecho los gobiernos que han precedido al suyo, porque una vez más se demuestra que en los momentos más difíciles, quien está a la altura de las circunstancias es el PSOE-A, porque es el "partido de los andaluces y de la gente".

Para Susana Díaz, Andalucía es un "factor de estabilidad política y económica" en el conjunto de España. Por ello, según ha apuntado, se ha hecho este año un esfuerzo tremendo en el cumplimiento del objetivo de déficit, en rebajar la deuda pública y en recortar la tasa de desempleo altísima que hay y el diferencial crónico con el resto de España y de Europa.

Ha señalado que a los socialistas les corresponde representar ese papel de "la centralidad y el sentido común en lo territorial, en lo político y en lo social", frente a una derecha que ha estado expulsando y "dinamitando", con la excusa de la crisis, a amplias capas trabajadoras y medias de este país. Ha criticado que esa derecha haya inaugurado ahora una etapa de "propaganda" diciendo que la crisis ha terminado y ha querido dejar claro que para los socialistas no habrá terminado hasta que no lo perciba la gente y se sienta en la economía de cada casa.

Se ha mostrado convencida de que esa propaganda también se va a extender a la ayuda financiera a las comunidades autónomas y ha indicado, a raíz de la propuesta sobre el tipo de interés 0 que se abordará en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que es el momento de hacer balance de cuánto le ha costado a Andalucía los mecanismos coyunturales de financiación que el Gobierno central ha puesto sobre la mesa.

Según la presidenta, Andalucía ha pagado casi 750 millones de euros en intereses como consecuencia del FLA y de los distintos mecanismos de pago a proveedores a los que se ha acogido su Gobierno. A su juicio, es el momento ya de que se afronte de verdad la financiación de las comunidades de manera estructural, de manera que pedirá a Rajoy en la reunión que mantendrán esta tarde la reforma del sistema de financiación.

CENTRALIDAD FRENTE A LOS QUE NO HAN APORTADO NADA

Susana Díaz ha manifestado que los socialistas también son la centralidad frente a aquellos que no han aportado todavía nada al estado de derecho en este país y a las libertades y que ahora se quieren convertir en "garantes de lo que tiene el sello del PSOE", como nuestro estado del bienestar y la igualdad de oportunidades.

Para la presidenta, sin duda, se han cometido "errores" y hay cosas que se pueden hacer mejor, pero los socialistas son hoy una "garantía para Andalucía y para que este país no se nos vaya de las manos".Ha puesto en valor que su Gobierno ha elaborado unos presupuestos para 2015, en una situación muy complicada, con 600 millones menos del fondo de convergencia, que devuelve a los empleados públicos muchos de los derechos perdidos como consecuencia de la crisis; que mantiene la apuesta por la educación y la sanidad públicas, y que estimula el empleo, con más de 1.600 millones para programas específicos. Ha recalcado que ese presupuesto "da estabilidad política, económica y social" a Andalucía.